Novelas ligeras en español

lunes, 30 de enero de 2017

Sono mono capitulo 56

Estamos observando como resultará la situación en una colina ligeramente elevada, donde podemos obtener una vista panorámica de las Llanuras Bondo. Caballos con sus jinetes estaban alineados en una visible columna con el bosque justo detrás de su espalda. Moví mis ojos a través de su formación en las Llanuras Bondo, es una situación donde la guerra puede comenzar en cualquier momento.

En la parte posterior de cada formación había un hombre y una mujer que eran capaces de ser vistos incluso desde una distancia debido a su pelo rojo. Probablemente ellos son el hermano y hermana mayor de Naminissa, actualmente cada uno de ellos parece estar dando un discurso de guerra a sus soldados aunque no puedo escucharlo. Pero probablemente la guerra comenzará una vez que terminen sus discursos respectivamente.

Miro a Naminissa a mi lado, ella estaba mirando la escena con una cara triste… No quiero verla con esa cara…

[¿Qué haremos? Naminissa-sama. Parece imposible acercarse a los dos dentro de esta multitud de ejércitos.] (Orlando)

Orlando también emitió una expresión severa. No solo él, Floyd y Kumia tienen las mismas caras.

[Veamos… Primero, debería haber alrededor de 100 caballeros santos bajo el comando de mi hermano y hermana mayor respectivamente.]

[ [ [ …….. ] ] ]

[Persuadir a los caballeros sería difícil… Ellos han prometido su lealtad a mi hermano y hermana mayor directamente. Sería un historia diferente si hablamos en tiempos de paz, pero cuando se trata de un campo de batalla… Para ser honestos no puedo pensar en ninguna medida en este momento… Mientras soy llamada la Princesa Santa Incruenta, soy impotente cuando se trata de una pelea… A este ritmo no solo mi hermano y hermana… También traerá daño a los caballeros.]

Naminissa cubrió su rostro que estaba a punto de llorar. Miré su condición y me decidí. Suavemente tomé sus manos de su cara y la miré con una expresión seria.

[Wazu-sama…]

Me gustaría ver su suave sonrisa que tranquilizaba el corazón de las personas.

[¿Que… Debería… Hacer…?]

Así que lo decidí… Incluso si no puedo estar junto a Naminissa…

[Orlando, me voy. Tal vez ese grupo vendrá a atarnos de nuevo y no sé si podré volver aquí en ese momento, así que te dejo este lugar.]

[Por favor… Ten cuidado.] (Nami)

[¿A quién estás hablando? ¿A Floyd-san o Kumia-san…? Protegeré a Naminissa sin necesidad de preguntar.]

[Es algo natural que hacer.] (Floyd)

[He~] (Kumia)

Acaricié a Meru y la deje con Naminissa. –[¡¡Kyuii!!]—dijo. Oh, ¿dijiste buena suerte? Removí mi mano que acariciaba a Meru hacia la cabeza de Naminissa y la palmeé ligeramente con pon-pon.

[Déjame el resto a mí. ¡Me voy!]

Dije y salté desde la cima de la colina. Escuché a Naminissa gritar desde atrás pero continué avanzando sin mirar atrás.

Bajé las llanuras y caminé lentamente al centro de los Caballeros, el cual está dividido en dos campamentos. Cuando ellos me notaron los Caballeros que estaban en frente de la formación comenzaron a hacer ruido. Todo el mundo preguntó –[¿Quién eres tú?]—pero me mantuve en silencio y continué caminando.

En la posición central entre los dos campamentos detuve mi pie, estoy en la situación donde estoy siendo mirado por los dos lados. Navirio y Narellina finalmente notaron mi presencia esta vez, su discurso se detuvo y los alrededores se volvieron tranquilos. Entonces…

[¡¡Todo el mundo!! La altura de cada lealtad seguramente es maravillosa, pero ¿esta lucha tiene algún significado? ¿No deberían todos ustedes haberse ya dado cuenta que hay algo inusual con sus propios señores? ¡¡Puedo deshacerme de la causa de este problema!! Por favor, ¡¡bajen sus espadas y abran el camino para mí!!]

Hice una petición en voz alta pero parece que no hay nadie que baje su espada. Bueno, había esperado esta situación porque solo parezco una persona sospechosa ahora mismo. Incluso si esta persona desconocida dijo las cosas correctas nadie solo le creería y lo seguiría, tal vez ellos ya sabían que no está bien pero no tienen otra opción. Así que han llegado tan lejos.

Así que al final ambas partes decidieron seguir el ejemplo mientras protegen a su Lord en el proceso, es por eso que están participando en esta guerra.

Navirio-sama y Narellina-sama todavía no toman ninguna acción hacia mí, tal vez el que los manipula no me tomó en cuenta. Si Naminissa estuviera en mi posición tal vez los dos ordenarían a los caballeros que la mataran, aunque absolutamente no lo permitiría.

Los caballeros solo me prestaron atención pero es lo suficientemente bueno por ahora, no dejaré que la lucha entre los caballeros ocurra. Solo necesito derribar a esos dos antes de que suceda.

[Parece que ambas partes no me abrirán el camino…]

Los Caballeros sacaron sus espadas e incluso adoptaron una postura, parece que comenzaron a enojarse con mi protesta unilateral.

[Fu~… Entonces, no hay duda.] (Wazu)

Lentamente concentré mi poder. No dejes que nadie muera… Porque Naminissa estará triste… Tengo que contener mi poder cuidadosamente pero también tengo que ser un poco serio. Tomé una respiración profunda y declaré en voz alta para que todo el mundo en este lugar pueda escuchar.

[Los are por la fuerza, ¡¡¡ouuuuuuuuuu!!!!]

Instantáneamente comencé con mi declaración.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha