Novelas ligeras en español

lunes, 5 de marzo de 2018

Makikomarete isekai capitulo 64

"¡Oye! ¡Rin!"

Daichi trató de detener a Rin, pero ella siguió corriendo sin darse vuelta.

"Yuushi, iré por Rin."

"…Sí, te lo encargo."

Diciendo eso, Daichi dejó el lugar.

"Yuushi-kun."

"¿Qué pasa? Hinagi-san."

"Quisiera hablar con Mio-chan, lo siento pero ¿Nos dejarías solas?"

Hinagi se disculpaba, pero Yuushi en lugar de tener dudas, asintió convencido.

"Está bien. Iré a hablar con Berg-san."

"Gracias."

Diciendo eso, además de Yuushi los otros miembros también se fueron del campo y finalmente solo se quedaron Mio y Hinagi.

"Mio-chan, Enfréntate a mí."

"¿…Crees que puedes ganar?"

Mio murmuró en voz baja mientras la observaba con una mirada penetrante. Hinagi se asustó, pero solo fue por un instante, así que abrió la boca de nuevo como si no hubiera pasado nada.

"No pienso que pueda perder como estas ahora."

"Ya veo. Pero no tengo un motivo para pelear contigo. Déjame sola por un tiempo…"

"No quiero."

"¿…Por qué?"

"¡No puedes hacer una cara tan oscura! ¡Siempre tienes que ser la calmada, brillante y que siempre permanece en el centro de todos! ¡Siempre he querido decirlo! ¡Desde el momento en que me encontré contigo en este mundo! ¡Siempre!"

"No puedo hacer nada si no está Kyosai. No puedo mantener la calma, ni siquiera puedo sonreír en serio. ¿El centro de todos? No puedo convertirme en eso. Por qué a Kyosai yo..."

"¡Mio!"

Mio, quien fue llamada sin honoríficos, levantó su cara sorprendida. No era porque la llamaran sin honoríficos, sino porque Hinagi estaba llorando.

"¡Abre los ojos de una vez! ¡Mira la realidad! ¡Kyosai-kun ya no está! ¡No puedes depender siempre de Kyosai-kun!"

En cuanto a la propia Hinagi, decir esas palabras la hacían sufrir, pero en estos momento Mio no podía darse el lujo de pensarlo.

Mio se levantó y envió una miraba de intimación hacia Hinagi.

"¿¡¡Qué es lo que tú sabes de mí!!?"

"¡…Huh!"

"¿Un mundo sin Kyosai? ¡Nunca he pensado en un mundo así…!"

Diciendo eso, apuntó su vara hacia Hinagi.

"Muy bien, pelearé contigo. Pelearé y tal vez pueda escapar un poco de la realidad de este mundo."

"…Veo que por fin te dieron ganas de hacerlo."

Entonces, Hinagi la apuntó con su espada.

"No usaré intimidación ni magia extensiva."

"Agradezco que decidieras eso."

Hinagi solo pudo hacer una sonrisa forzada y empezó a sudar frio.

(La Mio-chan de siempre no siente una sensación de crisis en el momento, pero realmente tiene una presencia cuando se trata de combatir… Los monstruos van a atacar a esta presencia… creo que los respeto un poco.)

Pensando en eso, Hinagi respiró profundamente...

"¡Ahí voy!"

Las dos cerraron la distancia en un momento.

(¡A esta distancia no podrá disparar su magia…! aun si puede hacerlo solo tengo que esquivarlo y atacar rápido, entonces ganaré.)

Estando convencida de eso, trató de atacar a Mio, pero…

"¿…Eh?"

Delante de Hinagi no estaba Mio y solo atacó al aire.

Entonces…

"Hinagi, estoy detrás de ti."

"¿¡Huh!?"

En el momento en que escuchó la voz, Hinagi voló por los aires. Golpeando el suelo, Hinagi empezó a toser violentamente.

"¿Por… qué?"

"Pensabas demasiado en que usaría magia. Ese fue tú error. Te diré que soy más fuerte que tú en los ataques físicos. Por eso te lo dije ¿“Crees que puedes ganar”? En el momento en que me desafiaste ya..."

"¡No es eso!"

Hinagi se levantó tambaleándose y le preguntó a Mio.

"¿Por qué?… ¿¡Por qué a pesar de ser tan fuerte no crees en Kyosai-kun!?"

"¡Huh!"

"Te volviste fuerte hasta este punto porque pensabas en Kyosai-kun y te esforzarte ¿verdad? Hiciste todo tu mejor esfuerzo por Kyosai-kun, ¿¡Pero porque aun así no crees en él!?"

"Creer… ¿En qué?"

"Que ya es momento de volver hacia abajo."

"¡Pero, Kyosai…!"

"¡Puede que Kyosai-kun haya muerto… pero! ¡Kyosai-kun no morirá así en silencio! No se habría quedado callado y separarse así de nosotras ¿no? ¡Revivirá de nuevo y se reirá como si nada hubiera pasado!"

"P-Pero… cuando Kyosai vino a este mundo se debilitó demasiado, no puedo decir lo mismo…"

Hinagi se rascó la cabeza en silencio.

Parece que el dolor había desaparecido.

"En nuestros sentidos, esto es una fantasía ¿no?"

"…Sí."

"Por eso..."

Hinagi abrazó a Mio y le susurró al oído.

"Aquellos que son involucrados y transferidos a otro mundo en su mayoría tienen trampa."

"¿Eh?"

"Kyosai-kun fue involucrado cuando ustedes fueron transferidos a este mundo ¿no? En ese caso, definitivamente está vivo. Porque lo he leído en algunos libros. Esas personas siempre sobreviven y se vuelven fuertes."

"Pero, no siempre es el caso…"

"Es como lo dije, esto es de fantasía. Si te deprimes con la misma sensación que la tierra, tu cuerpo y espíritu no aguantaran."

"Pero..."

"Nada de peros. No te diré que olvides a Kyosai-kun. Si lo haces te cortaré. Pero, no necesitas culparte a ti misma. Este es un mundo diferente a la tierra, si todos tenemos los mismos sentimientos que en la tierra nos desmoronaremos."

"Solo tienes que decirles eso."

Mio se apartó de Hinagi y dijo eso mientras sonreía.

"No puedo hacer eso. No tengo ese tipo de carisma, además…"

"¿Además?"

"Yo solo dije unas palabras que diría Kyosai-kun."

"…Fufu~. Ciertamente es así."

Mio empezó a estirarse mucho y descanso los brazos.

"Es cierto. Tengo que creer. Este es un mundo de fantasía que le gusta a Kyosai. Incluso si muriera seguiría jugando en el mundo como un fantasma."

"Sí, tienes razón… si se trata de Kyosai-kun haría una harem de esclavas."

"…Detén ese tipo de bromas."

"Sí, me gustaría golpearme por decirlo."

De esta manera, Mio fue salvada por los regaños de Hinagi.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

1 comentario:

Busqueda por fecha

Registrate