Novelas ligeras en español

sábado, 29 de octubre de 2016

Magicraft capitulo 45

Después que ordeno 2 refrigeradores grandes y 10 calentadores de agua, el Conde Kuzuma regreso a casa.

“Se siente como un sueño”

Beana murmuro con una cara ruborizada.

“Hasta que llegaste Jin, estaba tan afligida, que ni siquiera podía vender una herramienta mágica que de las que hacía”

“Más importante, necesitamos empezar a hacer las ordenes que recibimos ayer”

“O-Oh, es cierto

Así ellos decidieron primero hacer los calentadores de agua. Recibieron 5 órdenes a hacer.

Debido al proceso de reproducción, podría completarse en un corto periodo de tiempo. Pero ellos notaron que se quedaron sin materiales.

“Ah, nos quedamos sin cobre y madera”

“¿Debemos ir de compras después de cerrar la tienda hoy?”

“Si, necesitamos ir temprano ya que está lejos”

“Oh, así que es así”

“Por dinero, los 100,000 torr que obtuvimos ayer debería estar bien”

Era el precio al que el refrigerador fue vendido.

Entonces el repentinamente se dio cuenta. No hay máquina de popcorns.

“Esto es problemático……”

Ellos estaban sin materiales así que no podían construirlo ahora.

“Parece que no hay otra opción  más que disculparse por hoy”

“Parece que si…”

Ya que había materiales suficientes para hacer encendedores, 30 encendedores fueron hechos,

“Aunque es un poco temprano, vamos a almorzar”

Diciendo eso Beana saco un pan. Aunque no era blanco puro, parecía un pan bastante caro.

“Oh, ese parece un pan bastante bueno”

Cuando Jin dijo eso, Beana alegremente sonrio,

“¿Verdad? El Conde Kuzuma la trajo para mi”

“Hmmmm”

Ellos decidieron dejar la mayoría del pan para Nana y Raldo, Jin y Beana terminaron de almorzar. Beana fue a llevarle a los dos su almuerzo.

Reiko llego.

“Oh, Reiko, llegaste temprano”

“Si, Padre. Las cosas en la isla están yendo bien. ¿Ya has hablo de Beana sobre eso?”

Diciendo eso, Jin se dio cuenta que se había olvidado completamente de eso.

“Ah, lo olvide”

“Padre…”

Reiko puso una mirada de sorpresa.

“Bueno, lo diré si encuentro la oportunidad”

“Por favor hazlo, ¿de acuerdo?”

Ella pidió una confirmación solo en caso. Entonces Beana regreso,

“Ara, Reiko-chan, ¿viniste?”

“Si”

Parece que Reiko no se abrirá a Beana.

“Bueno entonces, ¿debemos ir a abrir el puesto?”

Así los tres se dirigieron al lugar usual. Ellos dividieron la carga de los calentadores de agua.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“¿Qué? ¡Y yo estaba esperando por ello!”

“¡No dijiste nada de esto ayer!”

“Me estas jodiendo, ¡mis niños estaban esperándolos!”

“Realmente lo siento, realmente lo siento…”

Efectivamente, los clientes que estaban esperando las popcorns estaban quejándose. Beana y Jin se disculparon frenéticamente.

Viendo a Jin así, Reiko miro con fiereza a los clientes que estaban quejándose. Peligroso poder mágico empezó a desbordarse. Notando eso, Jin agarro el brazo de Reiko y la aparto a un lugar ligeramente remoto.

Y antes que Jin pudiera calmarla, Reiko,

“… aun cuando Padre no ha hecho nada malo, que pasa con ellos, esos humanos. ¿Puedo imponer disciplina?”

Eran palabras extremas. Jin suspiro,

“Reiko, te pido que no hagas nada, ¿de acuerdo?”

“Pero, Padre…”

“No hagas nada”

Jin digo una vez más, Reiko,

“Está bien…”

Dejo salir una ligera voz y renuentemente asintió.

Regresando al puesto, los clientes que solo se quejaban regresaron a casa, pero,

“El [Calentador de Agua] que pedí, ¿lo hiciste?”

“Si, por supuesto”

Diciendo eso, el entrego el calentador de agua.

“Eso es bueno, entonces, ¿eran 200 torr cierto? Aquí tienes”

“Gracias por su patrocinio”

Así, los 5 ordenados fueron vendidos, sobre el encendedor no hace falta decirlo.

Todos fueron vendidos

“Bueno. Es un poco temprano pero es conveniente que podamos regresar”

Así decidieron dirigirse hacia la lejana tienda que vende los materiales.

Estaba en la base de una montaña a una hora de camino fuera del castillo de Blue Land. Hay una mina y es el lugar para resurtir madera.

A lo largo del camino, Jin estaba pensando sobre el momento para hablar con Beana. Sin saberlo,

“Aquí, este es el lugar”

Un gran almacén fue construido aquí.

“Bienvenidos”

El vendedor los saludo.

“Umm, 2kg de lingotes de bronce y 10kg de lingotes de cobre. También madera”

Beana parecía pensar en la orden, entonces rápidamente ordeno.

“Eso es 31,000 torr, pero te daré un descuento y lo dejare en 30,000 torr”

“Gracias. ¿Lo llevarías a mi casa?”

Beana dijo mientras pagaba el costo,

“Parece que no te puedo vencer”

Él dijo mientras acordaba. Con esto, ellos podían regresar sin cargar los pesados lingotes. Aunque Jin había pensado en tener a Reiko cargándolo.

Ellos regresaron a la casa de Beana junto con un hombre y su carreta tirada por un burro que parecía un caballo pequeño, ellos vieron otro carruaje que se había detenido ahí.

Sin embargo, la cresta de este carruaje era la del Conde Guarana. Además 10 hombres que parecían ser un ejército privado estaban de pie ahí.

“Tengo un mal presentimiento de esto”

Ese murmullo se escapó de la boca de Jin.

“¡No quiero ser parte de este problema!”

Diciendo eso, el tiro los lingotes y la madera allí, entonces hizo al burro salir disparado tirando del carro vacío hacia la tienda de materiales.

Jin se puso de pie para proteger a Beana, Reiko estaba al lado derecho de Jin.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                                              Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha