Novelas ligeras en español

viernes, 23 de diciembre de 2016

Awakening capitulo 89

En los ojos de artistas y escritores, chicas y mujeres son dos conceptos completamente diferentes. Las chicas representan la juventud, aguda, ágil e ingeniosa, así como verde. Pero las mujeres son maduras, con estilo y sinónimo de seducción.

La persona en frente del joven era indudablemente la mujer entre las mujeres

En la escuela, nadie cuestionaba el carácter moral de la maestra Naoko. Hermosa como una flor, modesta, humilde y cortes, era la mejor descripción de ella. Naoko trataba a cualquier persona con cortesía, pero con respecto a cualquier hombre que continuamente intentara acercársele, ella mantendría una distancia segura sin aparente indiferencia. Pero incluso así, a veces inadvertidamente reveló su carácter y estilo maduro, haciendo que muchos profesores y estudiantes casi sean incapaces de contenerse.

Ha sido un año, ella se veía más hermosa y sofisticada. Una débil fragancia flotó de su cuerpo y entró a la nariz del joven, causando que el estado mental del joven, así como un rio, surgiera una extraña ondulación.

Mientras el joven la observaba, la maestra Naoko también estaba mirando al joven.

Después de un año, él parecía mucho más alto, ahora ella era solo tan alta como su lóbulo de su oreja.

Hace un año, ese joven e inexperto rostro ahora estaba rebosando con un tipo de lustro brillante. En su rostro, no pudo encontrar ninguno de esos típicos acnés de adolescentes. Comparado al pasado, esos profundos y fantásticos pares de ojos ahora eran aparentemente capaces de succionar el alma humana.

El cuerpo delgado y en buena forma bajo esos ojos, junto con todo su cuerpo, exudaba una cualidad especial que las palabras no pueden describir.

Este joven era todavía ese joven ordinario, tal vez en la multitud, nadie no lo notaria. Pero cuando alguien accidentalmente ponga sus ojos en él, no podría alejarse de él.

Lleno gradualmente como una nueva luna. Esta fue las únicas palabras que la Maestra Naoko pudo pensar.

“Maestra Naoko, ¿Cuándo volviste?”

Después de ese momento de sorpresa del principio, el joven preguntó.

“Acabo de volver esta mañana. Mi hermana puede no saber que estoy de vuelta. Me da gusto verte aquí, no nos hemos visto por un tiempo, Masashi.”

La hermosa maestra parecía un poco excitada.

“Ha sido casi un año a partir de ahora, ¿Cómo ha estado la maestra recientemente?”

“Um. ¿Has comido todavía? Si no entonces te invito a comer, ¿Qué te parece?”

La maestra Naoko lo miró y dijo.

“No hay necesidad, mi comida ya está preparada en casa, voy a ir a comer ahí. Gracias por su oferta maestra Naoko.”

Al escuchar lo que el joven dijo, la maestra Naoko pareció un poco decepcionada.

“Si la maestra tiene algo de tiempo libre, puede llamarme en mi teléfono, en ese momento podemos charlar lentamente de nuevo.”

Al verla decepcionada, Masashi agregó esta frase.

“Pero no tengo tu número telefónico.”

“Su número no ha cambiado, ¿verdad? Si no ha cambiado, llamaré a su teléfono.”

Masashi dijo y sacó su celular.

“¿Recuerdas mi número de teléfono?”

“Por supuesto, lo recuerdo.”

Masashi casualmente dijo algo. En cualquier caso, su número de Naoko todavía estaba en su teléfono, así que no tenían que recordar nada.

“Mi número no ha cambiado.”

Habiendo escuchado estas palabras, la maestra Naoko repentinamente lucía muy alegre.

“Adiós, maestra Naoko.”

Después de un intercambio de números telefónicos, Masashi se despidió de ella.

“Masashi.”

La maestra Naoko repentinamente lo llamo.

“¿Qué paso?”

“Ya no soy tu maestra, si no te importa, ¿puedes solo llamarme Naoko?”

Después de una vacilación, la maestra Naoko dijo suavemente.

Masashi estuvo un poco sorprendido, pero rápidamente asintió.

“Naoko, bienvenida de regreso.”

El joven dijo con una sonrisa.

En ese momento, Naoko sonrió como una flor que se abre.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Senpai, por favor aconseje.”

En el piso de madera y espacioso del sótano, Rumi, con traje de Kendo y un casco, se inclinó hacia Masashi.

“Comienza.”

En frente de ella, Masashi dijo con desdén en una manera casual.

Sin más preámbulos, esta chica Kendo rápidamente dio un paso hacia adelante con las manos sosteniendo una espada de bambú e hizo un ataque de espada hacia Masashi……

Vente minutos más tarde, Masashi empujó a Rumi ya empapada con sudor a un lado.

“Niña, nada mal, hiciste un gran progreso.”

Masashi le quitó su casco y dijo con una sonrisa. Al ver su rostro brillante y sonriente, la chica Kendo repentinamente se llenó con una queja. Pronto, esta emocional queja se volvió en una inundación de impulso. Al final, no pudo aguantar más y rápidamente se aferró al cuello del joven y luego estalló en lágrimas.

Añadiendo a esto, dentro un día, Masashi había sido sorprendido por tercera vez.

El joven estaba terriblemente desconcertado por su acción y tuvo que acariciar suavemente su espalda para calmarla.

Después de un largo tiempo, la chica finalmente paró de llorar, pero su cuerpo todavía ocasionalmente se contraía.

“Niña, ¿Qué pasa? Dígale a Senpai sobre ello.”

Masashi sostuvo la pequeña chica que había estado llorando y la sentó apoyándola contra la pared.

“Senpai, te extraño…….”

Después de decir esto, la chica se aferró a su cuello de nuevo.

“Pequeña tonta, ya estoy de vuelta, ¿o no?”

Masashi sonrió.

Rumi levantó su rostro manchado con lágrimas y lo miró.

“Senpai, Yo……”

Habiendo dicho esto, comenzó a hablar, pero vaciló.

“¿Qué pasa?”

“Yo…..yo estoy un poco hambrienta.”

Inmediatamente después de decir esto, la chica rápidamente se regañó así misma.

“Tengo que entregarte, después de hacer esta atmosfera seria, pensé que había algo serio. Entonces vamos, mamá y Kazumi ya deberían haber preparado la cena.”

Masashi la ayudó a levantarse.

La chica asintió, luego continuó mirándolo en silencio, como si él podría desaparecer repentinamente.

“Correcto, ¿te gusta el recuerdo que te compré?”

En las escaleras, Masashi señaló el collar que estaba colgando en su cuello.

“Si, mucho. Yo cuidaré de ello.”

“Tonta, ¿Qué pasa con eso de cuidarlo? Es solo un pequeño regalo.”

Rumi suavemente sacudió su cabeza y apretó firmemente la cabeza del collar con su pulgar e índice.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

A las 9 en punto de la mañana, Chang´an estaba teniendo una reunión regular con sus subordinados.

Aunque este hombre de mediana edad usualmente quería sus palabras como oro, cuando necesitaba hablar, hablaría. Pero los subordinados siempre se sorprendieron por esta impresión consistente de su jefe.

En cada reunión, siempre dejaba que las demás personas expresaran sus puntos de vista primero, hasta que la reunión concluya es cuando él simplemente diría unas cuantas palabras. Pero esas palabras eran la decisión final que no podían ser rechazadas por nadie.

Esta vez, cuando estaba a mitad de la sesión, Chang´an, con su usual paciencia, escuchó casualmente al informe del rendimiento actual del manager. Repentinamente, su celular vibró.

Al mirar el identificador de llamadas, Chang´an le dijo al hombre:

“Lo siento, tengo algo que hacer. Puede continuar la reunión. Señorita Guan, esperó que usted ponga el contenido de la reunión en mi mesa.”

Él giró su cabeza al lado hacia su secretaria, quien era la responsable del registro de la reunión.

“Lo sé, Sr. Shen.”

La secretaria femenina asintió.

“Todo el mundo, discúlpeme.”

Con eso, salió de la sala de reunión.

Las otras personas no pudieron evitar mirarse unos a otros. Esta fue la primera vez que su jefe salía a mitad de una reunión.

Algunas personas comenzaron a especular sobre la identidad del que llamó, que inesperadamente recibió tal considerable atención de su jefe.

Después de regresar a su oficina, Chang´an contestó el teléfono.

“Pequeño Rei, ¿Qué ocurrió?”

Él sabía que, si algo importante no había ocurrido, Rei Li no lo llamaría en este momento.

“Chang´an, esos chicos atacaron a nuestros hombres de nuevo.”

El tono de voz de Rei Li parecía un poco extraño en el teléfono.

“¿A qué hora?”

Chang´an suavemente jadeó.

“Hoy alrededor de las cuatro de la mañana, ellos atacaron nuestras bases que anteriormente habían sido atacadas por ellos, las bajas son incluso más grandes que la última vez.”

El tono de voz de Rei Li era tan fría como el hielo.

Chang´an sabía por qué estaría tan enfado como esto.

Para atacar abiertamente el mismo lugar dos veces, fue una provocación descarada, indicando que la parte contraria no los puso en sus ojos.

“¿Le informaste al maestro?”

“Aun no.”

“Espérame en el viejo lugar. Estaré justo ahí.”

“Entiendo.”

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                                   Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha