Novelas ligeras en español

miércoles, 25 de enero de 2017

Warlock of the Magus World capitulo 96

¡Peng!

La cabeza de Saurun, con una expresión sin resentimientos en su rostro, voló varios metros por el aire, y finalmente cayó al suelo. Sus ojos estaban abiertos; incapaz de cerrarlos de nuevo.

Su cadáver sin cabeza todavía estaba arrodillado en frente de Leylin, y sangre se derramó de allí continuamente.

La mano izquierda del cadáver todavía estaba extendida – era su desgracia que la mano fue bloqueada por la armadura radiante, y estaba unos pocos centímetros lejos del cuerpo de Leylin.

“Con la defensa del Colgante de Estrella Caída, no le tengo miedo a la mayoría de los ataques de los acólitos. Junto con el fortalecimiento de las runas heladas en la gran espada, combinado con mis habilidades de Caballero, es una de las fuerzas élites entre los acólitos”

Leylin estaba bastante satisfecho con el resultado de la batalla.

Saurun sólo era un acólito quien era ligeramente inferior a Torash. Cuando Leylin, sin embargo, usó sus técnicas, no pudo soportar incluso unos pocos asaltos antes de ser derrotado, incluso con su cabeza cortada.

“Ahora es tu turno”

Leylin pateó el cadáver de Saurun y cargó hacia la acólita rubia.

“¡Está completo!”

Al mismo tiempo, la acólita rubia exhaló, como si estuviera soportando una enorme carga.

Una flor roja desplegó sus pétalos, y reveló una roca verde del tamaño de un puño. Tenía un brillo deslumbrante, con la sangre fresca de la acólita rubia rociándose sobre ella. También había una daga medio rota, la cual cayó al suelo.

Aquellos tres objetos se parecían débilmente a una formación triangular, con muchas runas de poder grisáceo alrededor de ellas.

Mientras que Leylin cargaba ferozmente hacia delante, la acólita rubia sonrió y apuntó hacia Leylin.

“¡Por el nombre de Memphis Rofar Maginent, del Hada Gigante de la Obligación del abismo, la persona a la que le apuntó perderá toda capacidad de movimiento!”

¡Weng Weng!

Luz comenzó a brillar de la formación triangular, y Leylin repentinamente sintió una enorme fuerza obligatoria que lo engullía, la cual lo arraigó en su lugar.

“¿Un hechizo como este? ¿Un hechizo humano personalizado?”

Leylin continuamente forcejeó, y sonaron ruidos de grilletes del vacío.

“No hay causa alguna de resistirse. Esas son cadenas del Hada Gigante de la Obligación Abisal. No importa cuántas rompas, la cantidad restante no sólo se regenerará, el poder vinculante también se doblará”

Mientras que la acólita rubia hablaba, Leylin sentía que la cadena se volvía más y más apretada alrededor de su cuerpo.

¡Chi! El brillo plateado del Colgante de Estrella Caída se enfrentó continuamente con la fuerza del vacío, de vez en cuando produciendo niebla blanca.

“¡Tú gusano despreciable, asesino desvergonzado, te atreviste a matar a los acólitos de nuestras grandes academias, así que te concederé la muerte para redimir tus pecados!”

La emoción de venganza y satisfacción llenó el rostro de la acólita. Los músculos de su rostro se retorcieron, convirtiendo el rostro una vez bello, en uno extremadamente repugnante.

“¡Te atreviste a matar a Saurun; te haré pagar el precio con sangre!”

La acólita le apuntó a Leylin.

“¡Privación de fuerza!”

Mientras hablaba, Leylin sintió la fuerza de su cuerpo disiparse. En un instante, era como si hubiera cambiado de un Caballero a un infante humano.

“Esta sensación, ¿he sido maldecido?”

Leylin forcejeó continuamente.

“Una maldición así de miserable, ¿cómo puede hacer que incline mi cabeza?”

“¡Se acabó!”

La acólita cantó un conjuro.

“¡Llamas del abismo, crema este pecador en cenizas!”

Tan pronto como el conjuro en Lengua Byron había sido pronunciado, un fuego negro repentinamente apareció debajo de los pies de Leylin.

El fuego se propagó, engullendo todo el cuerpo de Leylin en un instante.

¡Peng! La gran espada congelada cayó de las manos de Leylin. Los fragmentos helados se rompieron en muchas piezas. Finalmente, incluso la hoja de metal refinado de la hoja cruzada se derritió bajo el fuego negro, convirtiéndolo en un charco de metal líquido.

¡Chi Chi!

La armadura gris en el cuerpo de Leylin comenzó a ceder, y el Chip de I.A destelló salvajemente su alerta en frente de los ojos de Leylin.

[¡Peligro! ¡Peligro! La energía del Colgante de Estrella Caída está decreciendo rápidamente. Energía restante: 45%. Tiempo estimado hasta el agotamiento de la energía: 34 segundos]

“¡Ignóralo y libera inmediatamente toda la energía del Colgante de Estrella Caída!”

Ordenó Leylin.

¡Weng Weng! En ese momento, la luz gris platinada incrementó su brillo por varias docenas. Detrás de Leylin, había una enorme cruz fantasma. En el área superior de la cruz fantasma, unas pocas joyas emitieron continuamente una luz multicolor mientras que una onda de energía se extendía por los miembros de Leylin.

“¡Rómpete!”

Leylin luchó con todo su poder, y súbitamente, sonidos crujientes se podían escuchar de su cuerpo, y las incontables cadenas de runas negras se volvieron visibles y se rompieron por el forcejeo hecho por Leylin. Luego, cayeron al suelo y se desvanecieron.

“Ahora es tu turno, puta desagradable”

La figura de Leylin voló como una ráfaga de viento, y apareció en frente de la acólita.

“Im..Imposible, ¿cómo lograste contrarrestarlo?”

La acólita rubia tembló y le apuntó a Leylin con su dedo. Luego, varias bolas de fuego del tamaño de una cuenca se estrellaron directamente en el cuerpo de Leylin.

¡Boom! Las llamas explotaron, ardiendo junto con el anterior fuego negro, y muy pronto, se extinguieron.

Detrás de la armadura transparente, Leylin estaba ileso.

“¡No! ¡No!”

La acólita cayó al suelo, y se arrastró hacia atrás.

Leylin pateó la roca verde y la daga del suelo, rompiendo la formación de hechizo.

Dos corrientes de líquido rojo fluyeron por la nariz de la acólita rubia, incluso estaba llorando.

“¡No! ¡No me mates! Mi mentor es…”

La acólita se retorció continuamente mientras que se arrastraba y hablaba.

“No me importa quién eres”

La expresión de Leylin parecía indiferente mientras que abrazaba a la mujer rubia.

El Colgante de Estrella Caída seguía defendiendo su cuerpo del fuego abismal que todavía estaba ardiendo sobre su cuerpo, pero esta acólita rubia obviamente no tenía una capa similar de defensa. Al estar siendo asada por las llamas, ella dio un grito agudo.

¡Sssii! La carne de la chica se cayó, pedazo por pedazo, al suelo, convirtiéndose en una pila de masa carbonizada.

Finalmente, la acólita originalmente hermosa se convirtió en un esqueleto rojo sangre. Además, el conjunto de huesos lentamente se derritió, transformándose en un líquido blanco el cual cayó al suelo.

Leylin hizo una mueca, y con su mano, barrió el líquido blanco que estaba sobre él.

Después de eso, como si se estuviera cambiando de ropas, se ‘quitó’ la armadura gris.

En cuanto al fuego negro del abismo en la armadura gris, también fue removido.

“En las leyendas y cuentos contada por los bardos, el fuego abismal es algo el cual puede quemar el vacío. ¡Una existencia que todos los niños de la tierra no pueden resistir! Esta probablemente sólo era una proyección del fuego abismal – no tenía ni una millonésima parte del poder original. Si no, me habría convertido en cenizas en un instante”

Leylin pensó por un momento, antes de regresar al sitio original. Luego, registró todos los ingredientes y la formación de hechizo que la acólita rubia había utilizado, antes de vagar por el campo de batalla recolectando el botín de guerra.

¡Peng! El inconsciente de Jayden fue lanzado ante Bicky.

A pesar que la batalla fue extremadamente intensa, el tiempo que había transcurrido fue muy corto – tan corto que Bicky todavía estaba en shock.

“Rápido, deja este lugar. Las ondas de energía de la batalla deberían atraer a mucho acólitos. Si no quieres morir, vete ahora”

Leylin aclaró su garganta y miró a Bicky, quien asintió con su cabeza antes de que Leylin se fuera del lugar.

Al mirar de nuevo a Leylin, la expresión de Bicky era extremadamente complicada.

Esta persona la había salvado. Además, la fuerza que él poseía excedía las expectativas de Bicky.

Portador del Relámpago, Garra de Plata, ellos eran acólitos impresionantes y notables de las academias enemigas. Sin embargo, en frente de esta persona, eran tan débiles como una esponja cuando suplicaron y fueron asesinados sin piedad.

“Pero… ¿quién es exactamente?”

Bicky parpadeó varias veces. Merlin, Leylin, Fayle y los otros, todas las imágenes de los acólitos pasaron por su memoria, sin embargo, se sentía desamparada porque no había tal persona en todos los acólitos que ella recordaba que se parecía a su salvador.

¡Sin embargo, sus instintos le decían que ella conocía definitivamente a esta persona, y que tenían una relación extremadamente íntima!

“Los Magos son famosos por la racionalidad. Tales cosas como el instinto disminuirá nuestro juicio. Todo tiene que ser probado más allá de la refutación…”

El dicho de un elder apareció en su mente.

La expresión de Bicky era aparentemente vacía mientras que apretaba sus dientes y vertía una poción en el rostro de Jayden, antes de, también, irse del lugar.

A pesar que Jayden era el ídolo de Molly, ella ahora estaba muerta. Naturalmente, Bicky no se arriesgaría de nuevo por Jayden.

Minutos después, Jayden abrió sus ojos y se levantó.

“¿Qué me pasó? ¿Dónde está Torash?”

Jayden estaba perdido, antes de que los colores en su rostro cambiaran. Tocando su pecho, buscó el artefacto mágico el cual todavía estaba en sus brazos. Además, cuando se aseguró que su saco estaba presente, sólo entonces exhaló un suspiro de alivio.

“¡Este es el resultado de una batalla intensa! ¿Quién me salvó?”

Jayden se rascó la frente, antes de pensar en la figura de una chica quien había corrido hacia él.

“¿Fue Molly? Una batalla tan terrorífica, me pregunto cómo está ella…”

“¡Aquí!”

Sonaron algunos pasos y pronto, dos acólitos aparecieron dentro de la visión de Jayden.

“¡Un acólito de la Academia Abyssal Bone Forest! ¡Mátenlo!”

Después de ver a Jayden, los dos acólitos emitieron un rugido emocionado y comenzaron a preparar sus hechizos rango 0.

Jayden suspiró, antes de sacar de nuevo su artefacto mágico…

Leylin estaba, por ahora, docenas de millas lejos del campo de batalla. Estaba en una cueva, comprobando su botín.

Aquellos tres acólitos eran bien conocidos por sus poderes. Además, los ingredientes y cristales mágicos que ellos llevaban eran abundantes. Le dieron a Leylin un total de diez mil cristales mágicos y otros recursos valiosos.

Leylin tocaba la superficie del diario rojo-negro, y exclamó en alegría.

“Esta aura es bastante similar al fuego abisal de la acólita rubia”

Leylin abrió el diario y apareció una runa misteriosa.

“Chip de I.A, compárala con la base de datos”

[¡Beep! Estableciendo misión, comparación en progreso… Nivel de similitud: Escritura del Abismo: 98.7%. Escritura del Purgatorio: 45.3%…]

“¿Escritura del Abismo?”

Leylin tenía una jaqueca. Los caracteres y conocimiento de aquellos planos misteriosos eran secretos, y el conocimiento no se transmitía. Leylin sólo logró entender algunas runas de las páginas abandonadas en la biblioteca y las almacenó en la base de datos del Chip de I.A.

“No importa que, este es un buen botín”

Satisfecho, Leylin mantuvo el diario rojo-negro en su poder.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                             Capitulo siguiente

2 comentarios:

  1. Gracias x el capitulo ^^ Parece que leylin esta evolucionando mas que un digimon!

    ResponderEliminar

Busqueda por fecha