Novelas ligeras en español

jueves, 9 de febrero de 2017

Lazy Dungeon Master capitulo 78

Entonces, nuestro problema de mano de obra se acabó, Feni el fénix eclosionó, y tenemos una recientemente mejorada posada. La dungeon… aún está bien. El área del acertijo aún está en paz después de todo.

Y así, pensé en qué escasea el [Pabellón de la Muñeca de Baile].

Estoy orgulloso de nuestra comida y dormir, hasta el punto en que no puede ser encontrado en ninguno otro lugar.

La razón para venir a la posada es la dungeon. Luego, a cargo de la curación está el onsen. Es un maravilloso arreglo.

… Sin embargo, aún hay una cosa de la que escaseamos.

Entretenimiento.

No estoy hablando de una zona ero. Aunque algo como eso podría ser necesario, quiero evadir eso ya que hay niños (lolis) aquí. La dueña es la dueña, y Haku-san dijo que me mataría si le enseño algo malo.

Bueno, en cuanto a qué es lo que quiero agregar, algún tipo de esquina de juego. Algo común para las posadas onsen.

Aunque realmente quiero agregar tenis de mesa ahora que estoy pensando en onsens, decidí posponerlo ya que no sería capaz de prepararlos sin usar DP para las pelotas de ping-pong. Sólo está bien hacerlo si puede ser hecho con los materiales de este mundo.

Así que, una esquina de juego, ¿eh?… bueno, ya que no hay manera de que pudiera instalar videojuegos, parece que los juegos de azar son la mejor apuesta. La primera cosa que voy a hacer son las tragamonedas. Para el exterior, habrá paneles indicadores con discos giratorios… De nuevo, ¿cómo es llamado? ¿Un carrete de tambor? Los haré usando golems e instalaré unas palancas que impulsen el giro.

No habría mucho en el interior, sólo los mecanismos de rotación que harían lo mejor para rotar cuando la palanca sea bajada y harían “ese” sonido. No se transforma en impulso rotacional directamente, la palanca almacenaría impulso como cuando chasqueas un dedo, dejándolo salir completamente cuando es bajada hasta cierto punto.

En cuanto a juzgar cuando parar de girar, ese era el trabajo golem carrete de tambor.

Además, habría un golem que diese el dinero cuando es una victoria.

Incluso si alguien la desensamblaba y preguntaba cómo funcionaba, podía decir simplemente que encontré la herramienta mágica apropiada para hacerlo. Muy conveniente.

Pero en cuanto al carrete de tambor, éste se detendría por cuenta propia cuando disminuyese su velocidad, además de cuando el botón en el lado fuese presionado. Luego, dejaría apenas escabullir el gran premio si casi cayese en él. Me aseguraré de hacerlo caer en él ocasionalmente, pero se siente como si estuviera donando mi ganancia.

… ¿Injusto? ¿Fraude? Esto no es caridad, todo esto es normal.

En todo caso, llamé a Ichika ya que había terminado con el prototipo.

Es especial, así que dejémosle la recepción a las novatas. Probablemente no tendremos ningún visitante de todos modos.

— Bueno, esta es una maquina tragamonedas. Ichika, por favor dale una jugada de prueba. Aquí tienes quinientas monedas de cobre.

— ¡Oooh! ¡Así que esta e’ una tragamonedas, ¿eh?!  Déjamelo a mí~, ¡te lo devolveré con el doble!

Sip. Incluso si lo doblases, ¿no vendría el dinero de los fondos de la dungeon?

— Ya veo ya veo, así que pones la moneda en el agujero y tirai de la palanca…

Kachink, kachink, kachink. Puso tres monedas de cobre y bajó la palanca.

Gyurin~. El carrete de tambor giró enérgicamente.

— Oooh, ¡ta girando, ta girando! Eeeh, ahora… este botón provoca que pare…

Pochi, pochi, pochi. Cuando presionó el botón, el carrete de tambor se detuvo.

— Ooh~… ¿Eh?, ¿qué significa esto?

— Es perder. Intenta de nuevo.

— Nn, entiendo~.

Poniendo más monedas de cobre, Ichika le dio otro intento. Hmm, se siente un poco monótono, ¿quizá debería poner más atención en su producción?

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

— ¡Uoooooooh! Vamos, vamos, ¡vamoooos y obtenlo! ¡—! ¡Aaaah~! ¡¡Casi!!

Una hora más tarde. Obteniendo pequeñas victorias una y otra vez, había excedido sus fondos iniciales de quinientas monedas de cobre sólo una vez, pero ahora había bajado y le quedaban cincuenta monedas de cobre.

Se estaba volviendo loca con una fuerza que podría ser capaz destruir la maquina tragamonedas. Supongo que no tengo que trabajar más en su producción, ¿eh?, añadamos más si se cansa de ella.

… Ah, ¿quizá debería hacer su cuerpo principal de hierro? Ichika se está aferrando lo suficientemente fuerte para hacerla rechinar.

— Ichika, deberías empezar a terminar.

— ¡P-pero! ¡A-aún me queda dinero! ¡D-definitivamente haré mi retorno ahora! Échale un vistazo, ¿viste cómo estuvo a punto de dar en el gran premio de mil cobres? ¡Lo obtendré en el próximo intento!

Sí, es una mujer inútil. Un típico humano inútil que gasta su dinero en apuestas a pesar de endeudarse debido a las apuestas. Bastante duro no aprender de sus propios errores a pesar de que cayó en la esclavitud.

— Síp, es desafortunado, pero eso es imposible. Lo hice de modo que no fuese posible.

— ¿Qué… d…?

Ichika bajó su cabeza con una cara llena de desesperanza. Síp, no pensé que vería tan horrible cara por algo como cuatrocientos cincuenta y seis cobres.

— … En la práctica no debería ser tan obvio, tendré que ajustarlo un poco más. Eso fue de ayuda, gracias.

— Kuh—… estaba siendo engañada… ¿en la palma de Goshujin-sama? ¡Maldita seeeea…!

— No te preocupes, no tienes que devolver el dinero que pediste prestado. Aunque me gustaría que devolvieras lo que queda.

— ¡Aaah~…! Kuh—, n-no se puede evitar…—

Aun así, ese es un increíble ajuste. Ichika puede ser un poco un caso especial, pero prepararé aproximadamente tres de estas. Deberías estar bien ponerlas en el cuarto de juegos recientemente construido.

Sin embargo, tener sólo máquinas tragamonedas podría sentirse aburrido. Quizá ¿haga algunas otras cosas también?

— Ahora que lo pienso, ¿qué otro tipo de apuestas hay aquí?

— Nnn~, ¿sabes de los dados? El héroe hizo estas cosas como cajas, sus caras están numeradas del uno al seis… es común usarlas.

Ya veo. Así que dados, ¿eh? Sería fácil producirlos también. A propósito, aunque pregunté si había cartas de juego, no son hechas aquí por las pobres técnicas de impresión y la calidad del papel en este mundo. Aunque parece haber algo como láminas metálicas… aunque parecen bastante rara y caras. No parecen ser tan populares.

— Básicamente, todos esos son juegos de azar. ¿Alguno que se enfoque en la estrategia?

— Está la arena… y las carreras de caballos tambien.

Fumu, eso sería difícil de reproducir para nosotros… no, espera un segundo. ¿quizá podríamos echar carreras de ratas? Podría ser una buena idea usar todas esas ratas restantes como subordinadas. Actualmente sólo han estado actuando como cámaras de vigilancia alrededor de la dungeon.

… Ah, pero ¿tal vez sería difícil sostener una carrera con la actual cantidad de huéspedes? Pongamos eso en espera.

En este mundo con poco en lo relativo al entretenimiento, podríamos volvernos populares si producimos en masa algunas cartas de juego apropiadas. En realidad, ¿tal vez sería un buen “objeto para dejar caer” de la dungeon? Ya dije que obtuvimos el sillón de masajes de la dungeon. Diré lo mismo para las máquinas tragamonedas.

Bueno, pongamos algunas cartas de juego en los cofres de tesoro. Tendrán que esparcirse para volverse populares después de todo. Así que su apariencia debería ser buena si digo que la encontré en la dungeon y la puse en el cuarto de juego.

También instalé una mesa con fieltro pegado encima, haciéndolo algo que da la sensación de ser algo para jugar.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                             Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha