Novelas ligeras en español

domingo, 19 de noviembre de 2017

Sono mono capitulo 194

[¿Y? Parece que somos los únicos en la casa. ¿A dónde se fueron Navirio y todos los demás?]

Me quedé un rato siendo abrazado por las chicas, pero, nos calmamos por un momento y volvemos a tomar nuestros asientos y pregunto por el pensamiento que me ha estado molestando por un tiempo. En la casa solo estamos las chicas y yo. Navirio, la Princesa Eris, Givirio-otousan y Mirelina-okaasan no están por ningún lado.

[Onii-sama y todos los demás fueron a la Capital Imperial Iscoa.]

[...¿Mh? ¿Por qué es eso?]

De acuerdo a la historia de las chicas, muchas conversaciones tuvieron lugar en los pocos días que estuve encerrado en el dormitorio.

La primera cosa que sucedió fue que la Princesa Eris se reunió con Navirio, hablaron un rato y luego ella se propuso con gran fervor frente a Givirio-otousan y Mirelina-okaasan. Navirio aceptó su propuesta en ese mismo momento, y justo en ese momento mi charla con Aria había terminado, por lo que ellos lo atestiguaron, así que ella le dijo al Grupo del Héroe: “Este es el futuro que deseo. ¡Le diré esto a mi padre tal como es!” Con una cara seria, por lo que Navirio y compañía decidieron ir con ella. El Grupo del Héroe regresó a la Capital Imperial Iscoa como escolta.

Y, aunque para Naminissa y Narelina era un asunto familiar y se les pidió que vinieran, yo estando en ese estado, Navirio pidió que tan pronto como yo me mejorara, las chicas me explicaran la situación y esperaba que también fuéramos a la Capital Imperial.

Comencé a ponderar sobre ello mientras estaba bebiendo té negro y comía el desayuno que Tata había preparado para mí.

Tengo la sensación de que esto se volverá algo molestoso.

¿No es este el problema de Navirio y la Princesa Eris?

No, no lo es. Este ya es el problema de la familia Mabondo. Y en el futuro cercano también será mi problema. Así que, ¿por qué me pidió que fuera?

Parece que Naminissa y Narelina están preocupadas por su familia y están inquietas. Hmm… Parece que quieren saber qué pasó…

[¿Deberíamos ir?]

Cuando lo propongo, por un momento sus rostros brillan, pero luego cambia a una expresión vacilante.

[¿Qué es?]

[No, bueno… realmente quiero ir, pero… quiero decir…]

[Si vamos podrías toparte con el Grupo del Héroe… O más precisamente con Aria…]

[Ahh eso.]

No tienen que preocuparse demasiado por ello…

[Estará bien. Las tengo a todas ustedes a mi lado, ¿verdad? Así que eso ya no importa… Si ustedes están a mi lado, ¡no hay nada que yo tema! Además, ya no creo que eso tiene algo que ver conmigo. Aunque, cómo decirlo… Si eso trata de involucrarse conmigo… lo destruiré con todo lo que tengo.]

Ellas parecen sentirse aliviadas con mis palabras ya que las chicas dan sonrisas agradables. Al ver esas caras me siento satisfecho, así que me levanto con la intención de ir.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pero antes tomé un baño, me cambié mis ropas, conseguí que Meru se montara sobre mi cabeza, hicimos nuestras preparaciones y luego salimos de la casa. Y mientras estaba mirando cómo lo estaba haciendo la ciudad, las chicas también salieron después de preparar sus cosas, así que les dije “Vamos” y salimos de la Ciudad Portuaria.

Nos despedimos de los guardias de la puerta y salimos trotando. Los guardias de la puerta nos dijeron “Por favor, cuiden a Navirio-sama y a todos los demás” mientras bajan su cabeza. Como de costumbre, ellos eran los antiguos Caballeros Mabondo que me conocían… No, ahora son los Caballeros Motampe.

Los respondo con un asentimiento.

Las princesas parecían preocupadas por su familia, así que incrementamos nuestra velocidad un poco mientras nos dirigimos hacia la Capital Imperial Iscoa.

En medio de nuestro viaje, murmuro algo que me está molestando.

[…Ahora que lo pienso, no les he dicho a mis padres que volví.]

Kagane reacciona con una sacudida por esas palabras.

Le doy a Kagane una mirada inquisitiva. Recuerdo que cuando entramos por primera vez a la Capital Imperial ella también dio una reacción sospechosa.

[¿Qué hiciste?]

Kagane desvía sus ojos ante mis palabras y comienza a sudar frio.

Pero parece que ella pensó que no sería capaz de escapar de mis ojos inquisitivos, así que murmuró algunas palabras.

[…Solo un poco de educación…]

Okay. Ella acaba de dejar escapar algunas palabras perturbadoras.

¿Qué tipo de educación les diste?

[¿Y?]

[…Probablemente… Cuando vean a Onii-chan, podrían comenzar a disculparse con gran ímpetu pero, por favor, acéptalos con un corazón amable.]

[…¿En serio? ¿Qué hiciste?]

No recuerdo tener padres así.

Si ellos realmente cambiaron así, tendré que hacer que Kagane los regrese a como ellos eran mientras yo la regaño… No es que odie a mis padres.

Ellos le prestaron más atención a Kagane pero, eso es de esperar, ¿verdad? Creo que cualquiera querría prestar más atención a su hija si ella resultara ser una genio.

Y no odiaría a mis padres solo por eso.

Incluso si la cantidad de amor que me dieron fue diferente, no es como que ellos no me dieron nada en absoluto. También estaba orgulloso de mi extraordinaria hermana Kagane.

[…Uugh… ¿No estás enojado?]

[No, no lo estoy. Es solo que te regañaré más tarde por ir por la borda.]

[…Hau… ¿Me odias ahora?]

[Ahora eso es estúpido. Nunca podría odiarte, Kagane.]

[Entiendo que te pongas feliz, pero, creo que lo que estás diciendo está mal.]

Continuamos mientras hacíamos nuestro intercambio, y gracias a nuestra velocidad llegamos a la Capital Imperial Iscoa en unas horas.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                           Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate