Novelas ligeras en español

miércoles, 17 de enero de 2018

Riaru de Reberu capitulo 52

Taiyou estaba atónito y dudaba de sus propios oídos.

"¿Acabas de decir Himesama Dakko?"

"Sí! Ah, también está bien siempre y cuando las lleves en tus brazos, ¿sabes? Incluso si no los llevas muy alto, también está bien desuyo~"

"¡Nunca he visto o escuchado a nadie hacer esa clase de Himesama Dakko para empezar!"

Mientras la reprendía, él se imaginaba reflexivamente el tipo de escena que sería.

Esto implicaría probablemente que alguien arrojara a la chica muy alto en el aire antes de atraparla de nuevo en sus brazos, era realmente un tipo de escena surrealista.

En sentido estricto, si él fuera un ser humano normal, probablemente ni siquiera sería capaz de imaginar una cosa tan ridícula como lanzar a una chica por los aires, pero ahora mismo estaba en posesión de un poder sobrehumano, porque era probable que él mismo fuera capaz de lograr tal hazaña y sin querer se imaginó una cosa así.

Aunque era posible hacerlo, sería una tontería intentarlo. Taiyou comienza a frotar el centro de su frente mientras intentaba deshacerse de esa escena mental. A su lado, Kohaku habla con un tono de voz serio.

"Has dicho Himesama Dakko, pero puedes explicarme detalladamente lo que se debe hacer exactamente nojya~"

"…Kohaku-san, ¿Por qué tus ojos brillan tanto?"

"¡Eso es natural jyaro~! ¡Estamos hablando del Himesama Dakko! ¿O me vas a decir que como una mujer de 87 años no debería pensar en cosas absurdas como ser una princesa?"

Kohaku estaba hablando apasionadamente y con insistencia. Desde la primera vez que la conocí, ésta es la ocasión donde ha estado más apasionada sobre un tema. Era demasiado fuerte, en lugar de retroceder, era como si se estuviera preparando para la guerra total con su actitud amenazadora.

La joven anciana que estaba allí de pie se parecía a un animal carnívoro mientras hablaba.

"N-no… no tengo la intención de hacer semejante cosa."

Taiyou sólo podía vacilar al pronunciar las palabras.

"En ese caso, está todo bien. Ahora entonces, deberías enseñarte ahora mismo la forma de realizarla correctamente nojya~"

La respiración de Kohaku se estaba volviendo más violenta a medida que rápidamente apuraba a Hera para que continuara con la explicación. Kohaku estaba actuando realmente diferente de su habitual serenidad, sin embargo, el hada de nivel superior simplemente respondió con su afortunada voz alegre.

"Sí~ Bueno, aun así, es algo muy sencilla desuyo~ todo lo que tienes que hacer es un Himesama Dakko, luego liberarlas y luego hacerlo de nuevo desu~"

[Como esperaba, termino de esta manera], pensó Taiyou. Aunque por un momento el impacto de las palabras [Himesama Dakko] realmente lo impresionó, al final lo que tuvo que hacer fue más o menos lo mismo que antes.

Tal como lo ha hecho hasta ahora, sólo necesitaba repetir las mismas acciones, aunque no significaba nada, sólo tenía que repetirlas.

"Entiendo, eso es claro y simple."

Kohaku asintió, mientras observaba en la dirección de Taiyou con una fuerte y brillante mirada.

"Bueno entonces, deberías seguir adelante y hacer eso ahora mismo nojya~!"

"Umm… ¿Por qué no movemos a otro lugar por ahora?"

"¿Por qué jya~?"

La voz de Kohaku sonó casi como un grito. Taiyou, Kohaku y Hera, las tres personas regresaron al [Castillo Taiyou].

Las tres hermanas que habían estado limpiando todo este tiempo mientras él estaba fuera subiendo de nivel, fueron reunidas en la terraza y se les explicó todo sobre el asunto del Himesama Dakko. Después de explicar las circunstancias, no sólo Kohaku, sino también las chicas comenzaron a encenderse.

Aunque Kotone y las chicas fueron capaces de mantener su compostura mejor que Kohaku, sin embargo, sus ojos brillaban mientras hablaban.

"Todo el mundo ya ha sido reunido, y las circunstancias han sido explicadas. Ahora bien, necesitamos que inicies el Himesama Dakko jya~!"

"¿Realmente tengo que hacer esto?"

Kohaku se estaba presionando intensamente contra él. Taiyou le habló a Hera en un tono que indicaba que quería ser salvado de esa situación.

"Sí, esta es la única manera de ganar experiencia desu~. Taiyou-chan, no me digas que no quieres hacerlo desuka~"

"Unnh…"

"Ehh…"

Sus novias reaccionaban a la pregunta de Hera.

"No es como si lo encontrara desagradable, pero… ¿Cómo lo explico…?"

"Si no lo encuentras desagradable, apúrate y hazlo desu~"

"Eso es cierto, deberías apurarte y hacerlo jya~"

"Por favor, cuida de nosotras, Taiyou-san."

Todas las mujeres estaban alineadas mientras pedían un Himesama Dakko. Y justo cuando Taiyou fortaleció su determinación y pensó [Bueno, hagámoslo entonces], en ese momento…

"...Espera, hey Hera."

"¿Si~?"

Taiyou repentinamente recordó algo, y Hera estaba esperando su pregunta mientras inclinaba la cabeza. Lo que él recordó… fue algo que ocurrió durante el tiempo en que subió al nivel cinco. En ese momento en particular, su nivel subió cuando besó a las tres hermanas. Y esta vez necesitaba un Himesama Dakko para aumentar su nivel.

Del nivel 5 al nivel 10. Taiyou comenzó a pensar en la gradual conexión entre estos actos.

"¿Podrías decirme el método para subir de nivel cuando llegue al nivel 15 ahora mismo?"

En el momento en que le pregunte, Hera desvió su mirada inmediatamente.

"Como era de esperarse, ¿Así es como es esto? ¿Qué me vas a obligar a hacer!? ¡Dímelo ahora mismo!"

No es posible decirlo con mi boca nodesu~"

"Estás negando… el propio significado de tu vida ahora mismo, ero hada (Hada pervertida)!"

"Las cosas que pueden hacerse mañana no necesitan ser discutidas hoy desu~"

"No intentes decir cosas geniales, no me dejaré engañar por eso, sabes!"

A pesar de que Taiyou presionaba a Hera para que le contestara, siguió evadiendo una respuesta directa, era tan resbaladiza como una anguila. El nivel 5 consistió en un beso, el nivel 10 es un Himesama Dakko.

Aunque el aspecto de hacer repetidamente una cierta cosa seguía siendo el mismo, lo que tenía que hacer… parecía ser cinco veces más… de lo que tenía que hacer anteriormente.

En tal caso, tenía mucha curiosidad por saber exactamente qué iba a tener que hacer para alcanzar el nivel 15, pero Hera no le dio los detalles.

"Por qué sigues dándole vueltas, date prisa y hazlo nojya~"

A Kohaku le urgía continuar. Cuando las miró, Kohaku y las tres hermanas tenían los ojos enrojecidos. Cuando las vio así, exhaló un suspiro y se puso frente a ellas.

"Lo hare ahora. ¿Eso está bien?"

"¡Oh"

Kohaku respondió alegremente mientras yo ponía mis manos alrededor de sus rodillas y la levantaba como a una princesa. Su cara estaba tan cerca que sentía su respiración. Cuando la miré de tan cerca, mi corazón empezó a latir. En ese momento…

—Beso.

Kohaku, me dio un pequeño beso.

"K-Kohaku-san."

Taiyou estaba sorprendido, ya que no esperaba que ella lo besara tan repentinamente. Kohaku, que lo besó, empezó a sonrojarse mientras miraba hacia abajo. Así como así, se bajó ella misma mientras usaba ambas manos para cubrirse la cara.

Estaba realmente avergonzada, sentía mucha vergüenza por lo que acababa de hacer. Su timidez era contagiosa, ya que incluso las orejas de Taiyou comenzaron a enrojecerse y su cuerpo empezó a sentir calor.

Su corazón estaba latiendo y continuó mirando a Kohaku. Se veía muy linda, era realmente adorable. Quería abrazarla con fuerza, en ese instante..."

"¡Taiyou-san, no te olvides de nosotras!"

"Hagamos fila, Ka-chan! Sere segunda ¿De acuerdo?"

"¡Si!"

Las tres hermanas se abrieron paso a través de la dulce atmósfera y se alinearon frente a Taiyou.

Kotone, Suzune y Kazane estaban alineadas en este orden y miraban hacia Taiyou con expectantes miradas. La dulce atmósfera se mantuvo sin cambios. Taiyou levantó a las chicas una tras otra. Movió su mano hacia la parte de atrás de sus rodillas y les dio un Himesama Dakko.

Aunque no le dieron un beso, se estaban volviendo más tímidas.

Era algo misterioso. Estas chicas ya lo habían besado antes, e incluso declararon que querían hacer un harem junto con él, y sin embargo se estaban avergonzando por algo parecido a un himesama dakko…. Taiyou hizo una nota dentro de su propia mente, en cuanto a lo formidable que esta cosa llamada himesama dakko puede ser.

Eventualmente, el Himesama Dakko ya había pasado a la segunda ronda.

Antes de que se diera cuenta ya era el turno de Kohaku otra vez y esta vez ella le puso las manos alrededor de su cuello.

"Ahh…"

Kohaku fue invadida por la emoción. Su cara estaba llena de éxtasis mientras su cuerpo temblaba. Mirando esa expresión, el corazón de Taiyou dio un brinco.

"Necesitas hacérmelo a mí también desu~ ¡Tienes que hacerlo Taiyou-chan!"

Tal vez fue porque ella porque celosa al ver que las otras chicas tenían caras llenas de pura felicidad, así que Hera también quiso unirse a la diversión mientras se ponía en la fila.

Viendo al hada que no podía sentir el ambiente, estaba un poco enojado, así que Taiyou usó una de sus manos para agarrar todo su cuerpo y la levantó como si llevara una pesa.

"E-espera Taiyou-chan! Ese no es el himesama dakko nanodesu~!  Si lo haces así, no podrás conseguir experiencia alguna desuyo~"

Hera estaba gritando mientras luchaba, y pronto procedió a darle a Kotone su segundo himesma dakko. Y cuando la segunda ronda había terminado, las chicas se desplomaron al suelo.

"Para que haya algo tan dulce por experimentar en este mundo… creo que ya no tengo remordimiento alguno en este mundo nojya~"

"No puedes pensar de esa manera Kohaku-san!"

"¡Eso es correcto! Necesitas recordar las cosas de las que Hera-chan y Taiyou-chan estaban hablando."

"Cuando necesite alcanzar el nivel 15, habrá algo más que necesita hacer."

Las tres hermanas hablaron en sucesión.  Debido a que las propias chicas lo experimentaron cuando él estaba a punto de alcanzar el nivel 5, sus palabras parecían más fiables para creerlas.

"E-eso es cierto jyana~… Umu, debe haber más cosas que sean aún mejores que esto jyana~. Aun así, creo que este es mi límite jya~. Mi corazón late tan rápido que no creo resistirlo. Creo que tengo que retirarme de esto, dejaré el resto a todas las demás nojya~"

"¡Como es posible! Kohaku-san…"

"Nosotras entendemos, ¡por favor déjenoslo!"

"¡Nosotras nos encargaremos de la parte de Kohaku y le daremos a Taiyou-san más abrazos!"

"Hey chicas, vamos, solo es un himesama dakko…"

Taiyou estaba interrumpiendo la conversación, pero naturalmente, su opinión no fue escuchada. Así como así, empezó a abrazar a las tres hermanas por turnos.

Kohaku, que les dijo a las hermanas que ella estaba cansada, se acercó a sus pies y acurrucó su cuerpo que apenas tenía energía contra sus piernas. En sus brazos, podía sentir el peso de las tres hermanas, y a sus pies podía sentir el calor del suave cuerpo de Kohaku.

Sentía como si todas las sensaciones de su cuerpo se hubieran reunido en esos dos lugares. La agradable sensación de tocar su cuerpo a través de la piel. Poco a poco, ni siquiera le importaba la razón por la que estaba haciendo esto.

Todo lo que sabía era que en este momento estaba realmente feliz, y quería estar así durante mucho tiempo.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

1 comentario:

  1. Aprovecha el bug no queda aquí ya que son sus esposas pero aún así
    Aprovecha el bug.jpg xD

    ResponderEliminar

Busqueda por fecha

Registrate