Novelas ligeras en español

sábado, 27 de enero de 2018

Summoned Slaughterer capitulo 58

"...¿Qué demonios es esto?" (Hifumi)

Hifumi, frente a la salida hacia Horant, vio las figuras de los soldados de Horant, que estaban aturdidos y quietos.

Sin mostrar ninguna expresión, ellos sostenían sus armas en sus manos y mostraban una mirada algo desenfocada. Esa escena era tan extraña como maniquís alineados unos al lado de otros.

Debido a que el mago de Horant les había dado la orden "Invadan Münster", ya que él tenía la autoridad para comandarlos, aparentemente los soldados estaban esperando su siguiente instrucción, después de haber logrado entrar en la ciudad.

"¿Por casualidad se debe a que el chico dejó de controlarlos? De verdad que si son títeres." (Hifumi)

Cuando Hifumi se dirigió hacia la salida de la ciudad, evitando a los soldados de Horant mientras pensaba sobre el asunto. Un caballero se le acercó desde la parte posterior pidiendo que se identificara.

"¡Detente! ¿¿Quién eres tú??" (Caballero)

"Un sobreviviente del Segundo cuerpo de caballeros, ¿eh? Soy Hifumi." (Hifumi)

"Hifumi... ¿Es usted el Conde-sama? ¡Por favor, perdone mi descortesía!" (Caballero)

El caballero, bajándose en pánico de su caballo, enderezo su postura y se disculpó.

Este caballero había estado atacando al enemigo desde la retaguardia, junto con los soldados de Orsongrande y demás caballeros del Segundo cuerpo de caballeros. Pero como los soldados de Horant se habían detenido repentinamente justo después de haber invadido la ciudad, comenzaron a revisar el área y analizar la situación, decidiendo detener sus ataques por el momento.

Hifumi inclinó su cabeza hacia un lado ya que la reacción de este caballero era diferente a la de los miembros del Segundo cuerpo de caballeros que se había encontrado hace unos momentos.

"Oh, ¿Sabes mi posición? Por otro lado, tu capitán y compañeros del Segundo cuerpo de caballeros que me encontré hace poco, tenían mucha más hostilidad hacia mí." (Hifumi)

"Pero eso podría deberse a estar en una facción diferente."

Aunque Hifumi dijo esto, el caballero respondió con una expresión seria.

"Ya que tuve la oportunidad de hablar con los caballeros del Primer cuerpo de caballeros, sé que usted aumento su rango de nobleza... ¿Se encontró con el grupo del capitán?" (Caballero)

"Ah, los maté." (Hifumi)

"Los mat-" (Caballero)

Teniendo una sensación desagradable, la piel del caballero se puso como de gallina. Trató de poner su mano en la empuñadura de su espada, pero se rindió a mitad de camino.

"¿Oh? ¿No planeas matarme?" (Hifumi)

Cuando Hifumi dijo "¿Qué? Qué aburrido.", el caballero negó con la cabeza.

"Estoy muy consciente de la habilidad del Conde Touno. Ni siquiera duraré algunos segundos. Además, cuando el capitán lo anuncio como nuestro enemigo, tuve el presentimiento de que todo terminaría así tarde o temprano..." (Caballero)

"Hmm." (Hifumi)

"Además, hay algo que me gustaría pedirle." (Caballero)

"¿Qué es?" (Hifumi)

Según las palabras del caballero, actualmente solo hay unas pocas docenas de soldados de Orsongrande y algunos miembros del Segundo cuerpo de caballeros sobrevivientes.

"Y, como esta es una situación en la que ni siquiera tenemos un comandante, por favor, nos ayudaría mucho si nos presenta al Conde Biron." (Caballero)

Probablemente sea una solicitud difícil ya que la relación entre el Conde Biron y Stiffels era mala.

"Nuestro Cuerpo de caballeros todavía está bien, pero la mayoría de los soldados están agotados. Quieren tomar un descanso pronto." (Caballero)

"Ya veo... Bueno, está bien, supongo." (Hifumi)

"Muchas gracias." (Caballero)

"Sin embargo, hay algo con lo que necesito tu ayuda." (Hifumi)

"¡Pídame lo que desee!" (Caballero)

Hifumi señaló a los soldados de Horant.

"Ata las manos de esos muchachos y llévalos hacia la mansión del Señor del territorio." (Hifumi)

"¿Los está tomando como prisioneros?" (Caballero)

"Hmm, se podría decir que es algo parecido a eso." (Hifumi)

Notando que Hifumi había evadido el asunto, el caballero no quiso preguntar más sobre el tema y se fue a traer a algunos soldados.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"Bueno, quiero tener el privilegio de darte las gracias con respecto al tema." (Biron)

A la mañana siguiente, Hifumi, quien permitió que la ciudad de Münster regresara rápidamente a su vida cotidiana, llegó a la mansión del Señor llamado Biron.

Además de Biron, Sabnak y Origa también estaban en la oficina.

"Gracias a ti, la batalla terminó sin daños significativos en la ciudad de Münster. Incluso salvaste mi vida. Puedes esperar que te ayude con mi máximo esfuerzo si es algo que pueda hacer." (Biron)

¿Está bien prometer tal cosa? Sabnak estaba nervioso mientras escuchaba. Pero aun así no podía entrometerse forzosamente en la discusión de los señores feudales.

"Si ese es el caso, aceptaré tu oferta." (Hifumi)

Hifumi que estaba recostado sobre el sofá y bebiendo té negro, dirigió su vista hacia el techo.

"En primer lugar, quiero recibir tu ayuda en el experimento de devolver la conciencia a los soldados de Horant que tengo como prisioneros." (Hifumi)

"Experimento... ¿verdad?" (Biron)

"Así es. Se convertirá en una causa justa si los tomo bajo mi protección después de devolverles la cordura. Además, este no es solo un simple acto de buena voluntad. Si yo, que soy tratado como un héroe por las masas, aumentó la población de Fukaroru, se volvería más fácil obtener fondos."(Hifumi)

Como de costumbre, Origa lo admiro pensando algo como “Qué plan tan magnífico”, pero Biron y Sabnak se pusieron pálidos, ya que la forma de hablar de Hifumi era demasiado franca.

Los soldados de Horant estaban reunidos en una sala dentro de la mansión del señor. Estaba llena, pero como es de suponer no había ningún tipo de queja por parte de ellos. Por cierto, el Segundo cuerpo de caballeros y los soldados de Orsongrande, bajo la supervisión de Biron, estaban cooperando con el Tercer cuerpo de caballeros en la reconstrucción de la ciudad.

"Pero, ¿hay algún método para devolverlos a la normalidad?" (Sabnak)

Al escuchar la pregunta de Sabnak, Hifumi respondió sin siquiera cambiar su expresión.

"Quién sabe. Si nos centramos en que el agua se utilizó como medio para la poción mágica, entonces, podríamos hacer que beban grandes cantidades de agua... ¿O sumergirlos en agua caliente?" (Hifumi)

Esa probablemente sería una tortura, Biron casi se queda con la boca abierta, pero lo soportó sin que su sonrisa cediera.

"Bueno, hay muchas formas. No hay ningún problema si perdemos a algunos de ellos. Está bien si se considera que al menos algunos de ellos saldrán beneficiados y volverán a la normalidad. Dejando eso de lado, tengo otra petición." (Hifumi)

"Escuchémosla." (Biron)

"Pronto los soldados de Fukaroru llegarán aquí. Tengo la intención de hacer que descansen temporalmente en esta ciudad, pero... una vez que hayan descansado durante dos días, partiran de inmediato." (Hifumi)

"¿No estaría bien si descansan un poco más? Los acogeremos cálidamente." (Biron)

Biron, con una cara sonriente, habló sobre proveerles un lugar de alojamiento y comidas, sin embargo, diciendo "No es necesario." Hifumi negó con la cabeza.

"Van a invadir a Horant. Como se estarán reabasteciendo en esta ciudad, quiero que tengas preparados las provisiones." (Hifumi)

"¿Los invadirás? ¿Solo con los soldados territoriales?" (Sabnak)

Incluso cuando el sorprendido Sabnak se opuso debido a la falta de números, Hifumi se rió despectivamente.

"Yo iré primero. Los soldados avanzarán detrás de mí, durante toda la invasión ellos serán lo que luchen contra las muñecas. Yo matare según el deseo de mi corazón." (Hifumi)

Aunque Biron también pensó que sería imposible, terminó considerando: Podría haber una posibilidad de que lo logren. Pero eso también podría ser una de las partes más aterradoras de Hifumi, juzgó.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La tortura de los soldados de Horant, en nombre de la salvación, comenzó al echarles agua, y hacerlos beber grandes cantidades de ella. Y siguiendo las ideas de Hifumi, incluso trataron cambiando el agua a agua tibia y después a agua caliente.

Los caballeros del Segundo y Tercer cuerpo de caballeros también fueron obligados ayudar.

Pero para evitar ser atacados por los soldados de Horant cuando recuperaron la conciencia, estaban trabajando vestidos con sus armaduras e incluso tenían consigo espadas de bambú.

Entonces, cuando Hifumi les dijo: "¿No estaría bien si los hacen sudar en un baño de vapor?", incluso los caballeros sintieron el infierno.

Cuando llevaron ollas llenas de agua hirviendo a una habitación cerrada, la temperatura aumentó rápidamente.

Con el calor y la humedad, la sala se había convertido completamente en un sauna. El calor podía sentirse incluso en las demás habitaciones de la mansión.

"Hace calor~" (Sabnak)

Incluso Sabnak estaba colaborando con los otros caballeros en esa tarea.

Mientras observaba el agua hirviendo en las ollas y monitoreaba el fuego para que estas no se apagaran, Sabnak comenzó a sentirse mareado debido al calor excesivo.

Ya se había quitado la armadura, por lo que solo tenía puesta una simple camisa de tela. Mientras pensaba, Que alguien cambie de lugar conmigo, vio a uno de los soldados de Horant colapsar.

"Ah~ Otro ya ha llegado a su límite... ¿eh?" (Sabnak)

Al observar detenidamente, Sabnak vio al soldado, que había caído al suelo, moviendo las manos y los pies como si luchara un poco. Entonces, corrió con rapidez y le dio agua tibia, que había puesto en una bolsa de cuero de antemano.

"Hey, ¡levántate!" (Sabnak)

"U-Uh... D-Donde estoy..." (Soldado)

Al parecer su conciencia aún no estaba clara. Pero, aunque lo dijo con una voz frágil y apenas audible, definitivamente había hablado por cuenta propia.

"¡V-vengan aquí! ¡Una persona recuperó la conciencia!" (Sabnak)

Debido al grito de Sabnak, los otros caballeros revivieron y pudieron distraerse de la creciente incomodidad causada por el calor. Después de reunirse ruidosamente, llevaron al soldado de Horant, que había recobrado la conciencia, a otra habitación.

Al ver al soldado de Horant siendo llevado sobre una camilla, Sabnak se sentó en el suelo.

"La recuperación... fue posible." (Sabnak)

Mientras miraba hacia el techo, Sabnak sonrió amargamente ya que una vez más las cosas habían salido de acuerdo con el plan de Hifumi.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

En estos momentos Origa se estaba dirigiendo a la habitación en donde se alojaba Hifumi, dentro de la posada de Münster.

No estaba tratando de ninguna manera entrar sin permiso. Ya que había sido llamada por Hifumi.

Después de su reunión con Biron, Hifumi le dijo que fuera sola a su habitación, durante la noche. Origa estuvo arreglando su apariencia hasta el último minuto.

"Sera que... ¿Por fin ha llegado el momento?" (Origa)

Mientras se ruborizaba por la vergüenza y la anticipación, llego rápidamente frente a la puerta. Y después de respirar profundamente, la golpeó.

"Está abierto." (Hifumi)

Cuando escucho la voz de Hifumi, los latidos de su corazón se aceleraron.

"Con permiso." (Origa)

Cuando ella entró a la habitación, Hifumi estaba sentado en la cama de la sencilla habitación. Examinando su katana.

La imagen de él mirando la katana con ojos serios fascinó a Origa por un momento.

"Está bien, siéntate en cualquier lugar que consideres apropiado." (Hifumi)

"Sí. Con su permiso." (Origa)

Sin dudarlo, ella se sentó al lado de Hifumi. Aunque Hifumi hizo un leve gesto, guardó la katana diciendo, "Bueno, está bien, ¿supongo?"

"Te llamé porque hay algo que quiero pedirte, pero..." (Hifumi)

"Sí, por favor pídame lo que sea." (Origa)

Al ver a Origa que respondía mientras respiraba ásperamente, mostrando su resolución de quitarse la ropa en cualquier momento, Hifumi retrocedió un poco.

"Cálmate. Quiero que hagas un trabajo por el bien de mi objetivo." (Hifumi)

"...Sí. Lo que usted diga..." (Origa)

Sin tener en cuenta a la obviamente decepcionada Origa, Hifumi continúo.

"Escucha. Esto es algo que te pido porque creo en ti." (Hifumi)

"Cree en mí..." (Origa)

Hifumi se aseguró lo mejor que pudo de no mirar a Origa, cuyos ojos comenzaron a brillar.

"Después de esto, invadiré Horant. Planeo tomar todas las herramientas mágicas que ahí encuentre. Aunque no sé cuántas tengan, al menos sé que han usado la poción mágica para esa cantidad de personas. Supongo que también habrá de las herramientas mágicas que vuelven violentas a las personas. Me las llevaré todas sin dejar nada." (Hifumi)

"¿Y entonces? ¿Para que usara esas herramientas mágicas?" (Origa)

Al escuchar la pregunta de Origa, Hifumi se puso de pie. Balanceando su Katana para decapitar a un ladrón que intentaba escuchar la conversación a escondidas.

"Pensé que no había suficiente seriedad para las batallas en este mundo. Por lo tanto, planeé extender la lucha, pero... hasta el momento solo los he estado matando unilateralmente. Tampoco parece que vaya a aparecer alguien que pueda matarme. Aunque por casualidad podría haber algunas personas así, ¿Cuándo aparecerán frente a mí?" (Hifumi)

Después de decir eso, Hifumi bebió un sorbo de agua de la jarra que estaba en el escritorio de la habitación.

"Y ese es el punto. Me puse a pensar en un método para que todos aprendieran sobre lo que es luchar desesperadamente, incluso si no estoy allí. Y me pregunté a mí mismo, ¿Por qué no les pones esas herramientas mágicas que causan un comportamiento violento a algunos monstruos poderosos para que deambulen por ahí?" (Hifumi)

"Si se trata de monstruos poderosos, la gente tendrá que pensar en mejorar sus armas y tácticas para luchar contra ellos. Lo que también causará que los aventureros y soldados tengan que entrenar más. Qué idea tan maravillosa." (Origa)

"Por lo tanto, quiero que hagas algo para mí." (Hifumi)

Hifumi, sentándose nuevamente en la cama, miro a Origa directamente a los ojos.

"Este es un trabajo infernal. Así que, ahora que has logrado tu venganza, ni siquiera es necesario que permanezcas a mi lado, y mucho menos que escuches mis órdenes, pero..." (Hifumi)

"¿¡Que está diciendo!? Ya estoy junto a Hifumi-sama. Tengo la intención de morir junto con usted."(Origa)

"…Bueno, como sea. Después de entrar a Horant, toma algunos soldados para viajar secretamente por el país tomando las herramientas mágicas. Después, quiero que las pruebes en monstruos que consideres adecuados, y los liberes en ambos países, Vichy y Orsongrande." (Hifumi)

"Concéntrate tanto como sea posible en monstruos que sean problemáticos de tratar para la gente común. Además de eso, sería bueno si los llevas a lugares cercanos a comunidades humanas.", Hifumi dijo con una sonrisa.

"Y mientras tanto, también será un entrenamiento para los soldados del territorio. Así que, confió en ti." (Hifumi)

"¡Muy bien! Le mostraré sin falta que puedo cumplir sus expectativas." (Origa)

Origa se levantó y se inclinó profundamente.

"Entiendo, estoy deseando que llegue." (Hifumi)

Dentro de la mente de Hifumi, la escena de soldados y aventureros luchando frenéticamente contra monstruos podía verse.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate