Novelas ligeras en español

domingo, 15 de abril de 2018

Maou-sama no capitulo 107

Esa noche, Fel, la lobo celestial, apareció en mi habitación.

Ella actuó vacilante y avergonzada. En cuanto a mí, ya había decidido cómo respondería a ella y a su pedido.

"Siéntate aquí, Fel."

"S-sí."

Me senté en la cama y la animé a sentarse a mi lado.

Tenía el rostro enrojecido, la cabeza caída y las manos sobre el regazo. Ella debe estar realmente nerviosa, pensé.

Cuando le di un golpecito en el hombro, ella se crispó y todo su cuerpo tembló.

"Maestro, hoy, quiero que me complazcas mucho. Quiero que seas rudo como lo fuiste antes."

Fel me miró con ojos llorosos. Al ver eso, pensé ¿qué le dije cuando me perdí? Así, el sudor frío me recorrió la espalda. Bueno lo que sea. Simplemente la complaceré de mi "usual" manera.

"Sí, te complaceré mucho."

Lo dije y luego empujé hacia abajo el pequeño cuerpo de Fel en la cama. Conmigo sobre ella, agarré su cola de lobo blanco.

Llevaba un camisón fino, por lo que su figura era bastante clara, pero aun así, para alguien que tenía la apariencia de una niña de trece años, era inusualmente seductora.

"Hyau."

Siendo su sensible cola tocada, emitió una voz extraña. Después, rocé su cola suavemente para molestarla.

"Ok, aquí voy."

Al decir eso, apliqué una gran cantidad de cierto líquido pegajoso en mi mano y alcancé su cola con dicha mano. Fue algo especial que había preparado para Fel.

"¡Hyaa! Está frío. Y muy pegajoso."

"Aplicaré más, ¿de acuerdo?"

Hice lo que le dije y apliqué esa sustancia a la base de su cola.

"Es raro. Es tan raro. Mi cola, se siente tan caliente de repente."

"No es extraño. Esto te hará sentir bien."

En cuanto a lo que le estaba aplicando en este momento, era champú de alta calidad. Olía bien, calentaba ligeramente el cuerpo e incluso tenía efectos medicinales. No era solo por higiene, sino también por bienestar.

Aparentemente era un artículo muy popular de cierto pueblo donde vivían muchos hombres zorro. Debido a que los hombres bestia lo consideraban como uno de los mejores regalos que se les podía dar, los comerciantes lo habían abastecido. Y porque era uno de los favoritos de Kuina, también tenía algo de eso.

Después de frotar una buena cantidad, su cola comenzó a burbujear. El secreto para un champú adecuado era lavar con firmeza la raíz de las pieles.

"No, ahh, esto me está debilitando, no, hyaa."

Desde hace un tiempo, las exhalaciones cálidas y largas habían estado escapando de Fel.

Las yemas de mis dedos inconscientemente recordaron los buenos puntos de Fel e involuntariamente apliqué estímulos más fuertes sobre ellos.

A pesar de que mi mente había olvidado lo que sucedió mientras estaba despierto, parece que mi cuerpo no lo hizo. Así, Fel, cuyos puntos débiles estaban siendo continuamente atacados, rápidamente se volvió aún más atractiva.

No, para, hacer esto casi me hizo sentir raro. No soy un lolicon y esto es únicamente lavar su cola.

Eso pensé mientras trataba de calmarme.

"Creo que eso es suficiente frotamiento. Voy a enjuagarlo con agua ahora, ¿de acuerdo?"

"Si, vale."

Mientras aún estaba en la cama, usé magia de agua y lavé su cola. La magia del agua seguramente era conveniente. Con ella, pude hacer flotar una bola de agua y lavar la cola de Fel usando esa agua sin mojar la cama.

Una vez que terminé de enjuagar el champú sequé su cola con magia de fuego.

Aura podría tener un control abrumador sobre el viento, pero otro de sus puntos fuertes era su habilidad para usar la magia de otros dos de los cuatro elementos principales: la tierra y el agua.
Entonces, cuando ella y Kuina se convirtieron en mis [Monstruos del Pacto], fui capaz de usar las cuatro.

"Mira, Fel, tu cola está limpia y bonita ahora."

"Sh-shi."

"Pero aún no hemos terminado."

Sonreí y luego saqué un cepillo.

La cola de Fel ya era linda y bonita sólo con el champú y el secado, pero no cepillarla sería como comer sin un postre: algo incompleto.

"¿Que es eso?"

"Esta es una herramienta para hacerte sentir bien."

"¿Sentir bien? ¿Más de lo que ya siento?"

"Sí, definitivamente."

Fel, medio excitada y medio asustada, hizo una pregunta a la que respondí afirmativamente.

Luego, puse los dedos sobre su pelaje brevemente para peinarlo con los dedos y me encontré con cierta resistencia en forma de unos pocos pelos enredados. Sí, el cepillado debe hacerse, me dije mientras usaba el cepillo.

Los beneficios del cepillado fueron abundantes: además de hacer que la piel fuera más brillante, más limpia y menos propensa a atrapar objetos extraños, también servía como un masaje que promovía una mejor circulación de la sangre.

El cepillado de un maestro podría considerarse placer. Tanto es así que un perro grande que hubiera experimentado tal placer sacudiría la cola y se precipitaría tan rápido como podría al ver un cepillo ondeando en el aire.

Teniendo en cuenta que Kuina me había pedido repetidas veces que lo hiciera por ella, tenía mucha confianza en mis propias habilidades para cepillar hasta el punto de poder decir honestamente que estaba cerca de ese nivel de maestro.

Al contacto con el cepillo, el cuerpo de Fel tembló.

"Maestro, me siento bien y cálida por todas partes."

A diferencia de hace un tiempo, no estaba siendo duro al aplicar presión a sus puntos débiles. De hecho, estaba siendo completamente gentil al complacer su cola.

Fel se relajó y todas las fuerzas abandonaron su cuerpo. Ella me había confiado todo su ser.

"¿Cómo es? ¿Te sientes bien?"

"Me siento demasiado bien. Siento que mi cuerpo se va a derretir."

"Me alegra oír eso, entonces. Se terminará pronto."

Continué cepillándole la cola hasta que todos los rincones y grietas fueron atendidos. Y luego, pasé mis dedos por su pelaje otra vez. Solo que esta vez, no encontré resistencia alguna.

"Está terminado. Ve a ver el espejo de allí."

Lo dije y luego señalé el espejo en la esquina de la habitación.

"Woahhh. Mi cola es tan brillante y bonita. ¡Asombroso! Es como la cola de una princesa."

Al ver su cola, ahora brillante y bien arreglada, Fel emitió una voz de asombro. Luego se dio vuelta y me dijo que mirara su cola.

"Esta es tu recompensa. ¿Te gusta?"

"¡Sí, gracias! ¡Me gusta mi cola así!"

Ella respondió eso y luego balanceó repetidamente su cola blanca. Uf, estoy feliz de que le haya gustado.

"Pero maestro, esto es un poco diferente de lo que imaginé. Cuando tenga la oportunidad de ser premiada nuevamente, ¿puede mi recompensa ser que el maestro negro sea rudo conmigo?"

"…crucemos ese puente cuando lleguemos allí."

Con cara dura, respondí vagamente a la pregunta de Fel y luego le di unas palmaditas en la cabeza.

Pensé que no habría mucha necesidad de preocuparme. Después de todo, ya sea que el Señor
Demonio [Tiempo] viniera a la fiesta o, en caso de que no pudiera hacerlo, fuera a su mazmorra, Fel iba a volver a su lado y, por lo tanto, ya no podría haber una oportunidad para que ella gane una recompensa de mi parte.

"¡Está bien, es una promesa!"

"Sí lo es."

Fel asintió a cambio. Pero luego, después de un rato, unió las puntas de sus dedos frente a su pecho y comenzó a inquietarse con ellos como si dudara en decir algo.

"Fel, ¿hay algo que quieras decir?"

"Ahm, ¿puedo hacer una petición egoísta?… si es posible, me gustaría encontrarme con la forma
negra de maestro en este momento. No tienes que hacer nada, sólo quiero verlo."

Estuviera de acuerdo o no, aún necesitaba verificar las nuevas habilidades que obtuve de los Señores Demonio asesinados.

Por lo tanto, no tenía mucho sentido negar su solicitud.

El problema, sin embargo, era la posibilidad de que pudiera hacer algo raro mientras estaba en esa forma.

Pude controlarme la primera vez, así que tal vez, con el estado mental tranquilo que tengo ahora, las cosas estarán bien.

Mientras pensaba en eso, Fel me miró con los ojos llenos de expectativas. Haa, no puede se puede evitar. Le concederé este deseo como regalo de despedida.

"Bien. Pero solo por un momento. Y no haré nada. ¿Bueno?"

"¡Bueno!"

Al oírlo, los ojos de Fel brillaron.

Y entonces, me desperté.

Sentí un montón de calor acumularse en mi espalda y en el momento siguiente, mis cuatro alas emergieron. Al mismo tiempo, un cuerno también creció en mi cabeza. Después de esas transformaciones, una sensación de omnipotencia brotó en mí a medida que este poder teñía mi corazón de negro.

Mi conciencia comenzó a desvanecerse y me sentí somnoliento… Cerré los ojos mientras mi otro yo abría los suyos.

"¡Kyaa! ¡Maestro negro! Oh, esa mirada fría!"

Abrazándome así, ella está actuando demasiado familiar. Es irritante. Parece que después de toda esa educación, todavía no conoce su lugar. Si la educación no es suficiente, el castigo está en orden. Sí, vamos a disciplinarla como si fuera solo un perro.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Desperté y encontré a Fel durmiendo a mi lado. Ella estaba abrazando mi brazo mientras se veía tan feliz.

Luego traté de recordar el resto de los eventos de ayer.

Fel y yo estábamos vestidos, así que esa era una preocupación menos.

Después de un poco más de esfuerzo, recordé algunas cosas. Primero fue que pude lograr mi objetivo
de averiguar la naturaleza de las habilidades que obtuve de los dos Señores de Demonios que había matado.

Genial, los he recordado correctamente. Sin duda serán herramientas útiles.

Si hiciera uso de esas habilidades, el potencial de guerra de Avalon seguramente se duplicaría. Individualmente, no eran habilidades particularmente fuertes, pero juntas, se transformaron.

No eran habilidades que podía permitir ignorar. Incluso con todos los riesgos, tengo que aprender a controlar [Despertar].

En cuanto a lo que sucedió con Fel, parecía que todo iba bien y que de alguna manera seguí siendo racional.

Recordé que al transformarme, solo hablé con ella y luego me fui a dormir. No recuerdo nada más, así que probablemente no hice nada raro.

"Fel se ve muy feliz."

Cuando miré la adorable cara de Fel, me pareció lamentable separarme de ella.

"Padre… Fel… está haciendo lo mejor que puede…"

En el momento en que pensé en eso, escuché a Fel hablando en sueños.

Sus palabras me devolvieron a la realidad. Con toda probabilidad, probablemente prefirió más regresar al lado del Señor Demonio [Tiempo] que quedarse conmigo.

Mientras lo meditaba, ella comenzó a frotar sus ojos.

"Mnnya. Buenos días, maestro."

Tal vez era porque ella no era una persona madrugadora pero tenía una cara más bien laxa. Fue adorable.

Después de tres minutos más o menos, ella volvió a su yo habitual… o eso pensé. Había algo extraño en ella. Antes de que pudiera encontrar una respuesta, puso ambas manos sobre su mejilla repentinamente roja y negó con la cabeza.

"¡Maestro, gracias por darme montones y montones de amor ayer!"

"Me alegra que te guste."

"¡Como pensé, un Señor Demonio un poco malvado es muy genial!"

Fel remarcó eso mientras enérgicamente balanceaba su cola. Parecía haberse decidido después del champú y el cepillado de ayer.

De repente, un pájaro azul entró por la ventana. En su pata había cartas que seguramente respondían al mensaje que había enviado.

"Fel, dice aquí que el Señor Demonio [Tiempo] participará en la fiesta."

"¡Wow! ¡Papá vendrá aquí?"

Había una alegría innegable en su voz. Como pensé, ella realmente lo amaba. En reacción a sus palabras, sonreí y luego le acaricié la cabeza.

También había una carta de Marcho y ella escribió que también podía asistir a la fiesta. Aparte de esas buenas noticias, ella había mencionado otra que probablemente haría feliz a Rorono.

Bien, he terminado de darle a Fel su recompensa. Lo próximo será darle a Rorono la suya. ¿Ha decidido ella una? De acuerdo, revisaré eso mientras le cuento las buenas noticias de Marcho.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Me separé de Fel y me dirigí al taller de Rorono.

Al igual que conmigo, la carga de trabajo de su taller se había acumulado durante su ausencia.
También estaban las tareas de reparación de gólems y armas de fuego que se rompieron en la lucha más reciente, así como la reposición de nuestras existencias de balas.

Si se tratara de balas normales, podría reponer nuestras existencias a través de mi [Creación] pero dado que las que usamos son balas especiales como balas de mithril y oricalco, era necesario que sea ella quien las haga.

Ella era demasiado seria. Incluso si dijera que podría hacerse más tarde, ella probablemente no descansaría hasta que se haya hecho una cantidad mínima.

Sin embargo, había algo bastante deprimente en una sola persona que no se tomaba un día libre. Y entonces, había decidido darle un día libre separado en algún momento en el futuro. Si ella todavía se rehusaba a tomarse un descanso entonces, tal vez un comando para ir conmigo en un viaje haría el truco.

En la posibilidad de que un viaje fuera lo que ella quería como recompensa, planeé llevarla a lo largo de una gira gastronómica.

Ella es bastante glotona, así que debería gustarle eso.

Mientras pensaba en eso, entré al taller.

"¡Rorono-sama, estás siendo demasiado reservada si todo lo que pides es que te den unas palmaditas en la cabeza! ¡Sé más valiente! ¡Una mujer tiene que ser valiente!"

"Sí, sí. Aprende de esa chica; ella ya tiene un niño en su vientre, ¿ves?"

"No vas a perder contra ella y Wight-sama, ¿verdad?"

"Eso es. Tengo una buena idea para tu recompensa. ¿Por qué no le preguntas a Procell-sama que te dé un bebé?"

"""¡Oh si!"""

Las subordinadas de Rorono, las Enanos Herreros, la rodearon y la estaban molestando. En cuanto a la propia Rorono, su piel blanca estaba totalmente roja y su cabeza estaba baja.

Tal fue probablemente el resultado de que ella les pidió consejo sobre su recompensa… pero, por supuesto, un bebé estaba fuera de cuestión. Tenía la intención de concederle sólo lo que uno le otorgaría a su hija.

"Rorono, ¿estás aquí?"

Lo dije en voz alta. Cuando lo hice, Rorono y las Enanos Herrero miraron en mi dirección. Después de verme, las Enanos Herrero luego regresaron apresuradamente a sus estaciones de trabajo, dejando atrás a Rorono.

Probablemente sea mejor pretender que no escuché su conversación en este momento.

"¿Qué puedo hacer por ti hoy, maestro?"

"Vine aquí para saber si has decidido qué recompensa quieres o no."

Los enanos Smith levantaron sus oídos y escucharon atentamente. Rorono, con su cara todavía roja, dijo las siguientes palabras con voz temblorosa:

"Padre, quiero un bebé."

¡¿Vas con eso?!

Sentí que mi cara se ponía rígida. Mientras tanto, las Enanos Herrero chillaron de alegría.

"¿Es eso un no?"

Con los ojos vueltos hacia arriba, Rorono susurró eso.

"Sí, es un no."

"¿Es porque no te gusto?"

Ansiedad en sus ojos, ella me miró.

"No, es porque los Señores Demonio no pueden producir niños. Te dije que te otorgaría cualquier deseo que quisieras mientras fuera capaz de hacerlo, pero, lo siento, este es uno de los deseos que no puedo otorgar."

"Mhm, está bien. Una pena."

"Además, incluso si pudiera, no te haré eso, hija mía. No es que no me gustes, sino que es porque te amo."

Dependiendo de sus compatibilidades, los monstruos podrían reproducirse con sus compañeros monstruos. Sin embargo, no se puede decir lo mismo de Señores Demonio; ya sea con los Señores Demonio o con monstruos, simplemente no tenemos la capacidad de reproducir… eso era técnicamente la verdad. La excepción, sin embargo, era el Señor Demonio [Maldad] y su habilidad, [Apareamiento]. Y ahora que había absorbido sus habilidades, yo también era muy capaz de producir
una descendencia.

Elegí permanecer en silencio; creyendo que no había necesidad de mencionarlo.

"Entendido. Pensaré en otro deseo entonces. Lo tendré listo antes de que termine el día."

Se oyó un poco de tristeza en su voz cuando lo dijo.

"Gracias. Oh, una cosa más: tengo buenas noticias. Marcho dijo que había recogido todos los cuerpos de los gólems rotos dentro de su mazmorra. Ya envié un grupo de Dragones de la Oscuridad y Zorros Mitológicos para recuperarlos."

Para los monstruos, después de una cierta cantidad de tiempo después de la muerte, sus cadáveres se convertirían en partículas azules de luz que luego desaparecerían. Sin embargo, para los gólems, considerando que en última instancia no eran más que criaturas de magia y hechizos, sus cuerpos no desaparecieron.

Eso significaba que, mientras su forma de base estuviera intacta, sus cuerpos podrían recuperarse más adelante.

"Ese…"

"Sí. Puede que no sea suficiente para todo, pero tenemos suficiente para arreglar los gólems."

"¡Estoy tan feliz! Ahora puedo reparar a esos niños antes."

Con su voz llena de alegría, Rorono lo dijo mientras me abrazaba. Pensando que realmente amaba a esos gólems sonreí con ironía.

Cuando lleguen los Dragones de la Oscuridad, haré que entreguen los cuerpos recuperados a ella de inmediato.

Sin embargo, como su padre, quería que pensara más sobre ella misma. La razón por la que quería que pensara en su propia recompensa esta vez era para hacer que ella supiera lo que realmente quería.

Hablé con todos por un momento y luego salí de la habitación.

Tenía trabajo por delante de mí. Distinguidos Señores Demonio vendrían en respuesta a mi invitación y para eso, se deben hacer preparativos para asegurar que Avalon pueda darles la bienvenida lo mejor que podamos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                           Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate