Novelas ligeras en español

miércoles, 1 de marzo de 2017

Goblin Kingdom capitulo 21

[Raza] Goblin

[Nivel] 14

[Rango] Duque; Jefe De La Horda

[Habilidades] <<Comandante De La Horda>>  <<Voluntad Rebelde>>  <<Aullido  Abrumador>>  <<Esgrima B->>  <<Codicia Insaciable>>  <<Alma Distante>>  <<Sabiduría De Un Gobernante I>>  <<Ojos De La Serpiente Azul>>  <<Baile En La Frontera De La Muerte>>  <<Ojo De La Serpiente Roja>>  <<Manipulación Mágica>>  <<Alma De Un Guerrero Loco>>

[Protección Divina] Diosa Del Inframundo; Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Nvl 9)

[Estado Anormal] <<Encanto Del Santo>>

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El espeso aroma de la sangre derramada impregnaba el aire.

Había ido tras la unidad principal, pero ya era demasiado tarde. Para cuando la alcancé, la cacería ya había terminado.

“¿Los daños?”

pregunté, agitado, todavía sin aliento después de haber corrido tan desesperadamente.

“Todas las bestias bajo nuestro mando han sido asesinadas. De la unidad principal, tres goblins han sido asesinados”

respondió Gi Go con la cabeza inclinada profundamente y una pizca de disculpa en su voz.

“Entendí mal”

le dije.

El lobo gris no estaba solo. Podría haber sido un par; No lo sé con seguridad. Independientemente, mientras yo estaba luchando con uno de los lobos grises en la parte posterior, otro atacó a los goblins desde el frente.

Por eso ese lobo gris me dejó tan fácilmente.

Sin ponerse en más peligro de lo necesario, tomó lo que necesitaba, y se fue.

“¡Mierda!”

me molesté conmigo mismo, apretando los dientes con frustración. Luego, exhalando, pregunté

“¿Hay alguien herido?”

“Sólo heridas superficiales, nada serio”

respondió Gi Go.

“Entonces vamos. Quiero llegar al asentamiento, siquiera un momento antes”

declaré.

Al final, los lobos grises nunca regresaron, y quedó claro que eventualmente llegaríamos al asentamiento con seguridad.

Pero al mismo tiempo, no hay duda de que había perdido.

Y el sabor amargo de esa derrota permaneció dentro de mi pecho.

Había perdido… Contra nada más que una bestia… Una bestia…

El enojo hervía, y apreté mis dientes en su fervor.

Esta humillación… ¡Definitivamente te haré pagar por esto, perro callejero!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

-Ahh… La serpiente roja enrollada alrededor de mi brazo derecho está picando…

He estado inquieto desde el día que perdí ante ese lobo gris. Incluso correr sin descanso continuamente es incapaz de agotar este cuerpo. La palabra fatiga había desaparecido por completo del léxico de mis sentidos. La única sensación que queda, la incesante picazón de esta serpiente roja.

Antes de que yo lo supiera, el <<Alma de un Guerrero Loco>> se había embravecido sin mi orden.

Como una pila en mi cerebro, abrasando mi médula, las energías mágicas fluían violentamente de mi cuerpo como si estuviera siendo arrancada del mismo núcleo de esta carne.

“¿¡Dónde están los enemigos!?” Rogó mi alma. Mis ojos lanzaban vorazmente mientras yo vigilaba mi horda.

“¡Enemigo! ¡Enemigo! ¡Enemigo! ¡Enemigo! ¡Dame un enemigo!” Llamó mi alma.

“¡Algo que matar! ¡Algo para cortar! ¡Un enemigo! ¡Una amenaza! ¡Un enemigo!” Gritó cada fibra de mi ser. “¿No hay nadie? ¡¿No hay nada?! ¿¡Dónde estás!?”

Aquellos antojos, casi deseos, asaltaron un vendaval en la parte de atrás de mi mente, conduciéndome a la locura cuando el pueblo entró en mis ojos.

“¡Al pueblo!”

Grité, ordenando a la horda que entrara.

Luego volví a la parte trasera de la horda.

¡Vengan a por mí, chuchos!

¡¡Mataré a cada uno de vosotros cabrones!!

“GURUuuuauu…”

Ese aullido inquieto salió de las fosas de mi estómago, resonando en voz alta mientras yo miraba viciosamente hacia el camino de donde veníamos. Entonces, desde mi espalda, una voz entró en mis oídos

“Rey”

Era el viejo goblin.

¿Un rey? Rey… ¡Correcto! ¡Soy un rey! ¡Un rey! ¡Yo! ¡Yo! ¡¡¡Yo!!! ¡Un rey!

¡Yo soy un rey!

Invocando forzosamente la [Habilidad] <<Voluntad Rebelde>>, eres capaz de resistir contra los impulsos que te atacan.

Quiero balancear mi brazo. ¡Quiero liberar este interminable flujo de energía mágica!

¡Destruye todo lo que ves! Aplástalos ¡Rómpelos! ¡Mátalos! ¡Mata a cada uno de ellos! ¡MATAR! ¡MATAR! MATAR-

“¡¡OOOOAOOOAOooo!!”

Al oír aquel rugido que brotaba de los pozos interiores de mi estómago, enterré a Iron Second en la tierra.

“¡Silencio!”

Comandé en mi mente.

Apretando los dientes, enfoqué todas mis fuerzas y activé la [Habilidad] <<Voluntad Rebelde>>. Entonces el viejo duende volvió a hablar,

“¿Rey?”

Preguntó.

“… ¿Terminaste de evacuar?”

Le pregunté, al mismo tiempo preguntándome si mi voz estaba temblando o no.

“Sí, sin ningún problema”

respondió el viejo goblin.

“Ya veo… Quiero estar solo por un momento. No dejes que nadie se acerque a mí.”

“Si”

El viejo goblin se fue, mientras yo permanecía. No me moví ni un poco de ese lugar hasta que había logrado calmar el <<Alma De Un Guerrero Loco>>.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La horda de goblins de Gi Go que resultó lesionada logró llegar al asentamiento con seguridad.

Este asentamiento aún tiene mucho espacio, pero pensando que si no hago algo acabaré recordando esa pérdida de nuevo, decidí ir a marcar los límites entre las diferentes áreas del asentamiento.

En el centro hay un espacio abierto donde los goblins van a comer. Algunas piedras se han apilado en el centro de ese espacio abierto, sirviendo como una chimenea. Al norte de ese espacio abierto está la morada de los prisioneros. Al este de eso está el rey, mi casa.

Entonces decidí dejar que los goblins que han evolucionado en goblins raros vivan cerca de mí.

Mientras que los otros goblins deben estar situados alrededor del cuadrado abierto, siguiendo la cerca.

Decidí este arreglo para que fuera fácil distinguir quién está cerca del rey y quién no, así como para dar órdenes rápidas y fáciles.

En cuanto a los goblins no combatientes, les di la zona al oeste de la vivienda de los goblins raros.

La horda de goblins que Gi Go lideraba, incluso después de ser reducida por los lobos grises, aumentó nuestro número por 45.

Aunque eso es para combatientes y no combatientes, tener a muchos goblins añadidos a nuestro número definitivamente causará fricción.

Así que para evitar eso, los arreglé de esta manera.

Después de eso pasó un día desde que regresamos al pueblo.

Ahora hay 92 duendes en total, pero los goblins son demasiado débiles. Entregué los delgados a Gi Gu, mientras pensaba en una contramedida para los lobos grises.

Después de todo, estamos a sólo un día de distancia de una serie de poderosas bestias.

Aunque no serán capaces de destruir la aldea en una incursión, sin duda podría ser un obstáculo en nuestras cazas.

Pero en realidad es sólo que no puedo quedarme quieto a menos que haga algo.

Mientras tanto, ordené a mis subordinados extender sus campos de caza hacia el oeste y el este.

Por lo que sé, al menos hay dos lobos grises. Necesito pensar algo rápido.

Caminé mientras pensaba, y antes de saberlo, me encontré frente al cobertizo donde Reshia estaba siendo mantenida en cautiverio.

“Uu~u”

arrulló alguien… o algo.

¿Hmm? Esa voz suena familiar.

Apretando mis cejas, busqué la fuente de esa voz. Y cuando lo encontré, vi al kobold de antes siendo alimentado por Reshia.

De repente, el kobold se dio la vuelta, y luego movió su agitada cola vigorosamente.

Reshia le lanzó un hueso, y el kobold lo masticó como si estuviera en el cielo.

Con él viéndose completamente intoxicado así, no es realmente diferente de un perro.

El cobertizo que utilizaba Reshia originalmente era para animales domésticos, por lo que es fácil ver lo que está pasando desde fuera.

Ni siquiera está cerrada. Realmente, lo único que garantiza su seguridad es mi palabra.

Mientras pensaba eso, me di cuenta de que el kobold me miraba fijamente mientras meneaba la cola.

Al instante siguiente, corrió hacia mí y jugó a mis pies.

Pero a pesar de eso, no soltó su hueso ni una vez. Qué glotón.

[Habilidad] <<Ojo De La Serpiente Roja>> ha sido activada. Ups, supongo que lo miré demasiado.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[Raza] Kobold

[Nivel] 9

[Rango] Cachorro

[Habilidades] <<Vientre De Plomo>>  <<Omnívoro>>  <<Gran Comedor>>

[Protección Divina] Ninguna

[Atributos] Ninguno

[Maestro] Esclavizado a un Goblin Duque

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Se supone que debo reírme de que todo lo que puede hacer es literalmente comer?

Mirar a este tipo es un poco agotador. Todo el enojo se está filtrando lentamente, sigh.

Mientras exhalaba un profundo suspiro, una voz gritó desde dentro del cobertizo.

“¿Estás de vuelta?”

“Sí, aunque no volvimos ilesos.”

Habiéndome calmado hasta cierto punto, entré en el cobertizo de los prisioneros.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

POV Reshia

“Un poco irritable hoy, ¿verdad?”

Le pregunté.

A lo que el goblin frente a mí respondió con una sonrisa como si se estuviera burlando de sí mismo.

“Perdí a algunos de mis subordinados… Aunque me atreví a llamarme rey; Es desagradable.”

En otras palabras, ¿estás deprimido? ¿Aunque seas un monstruo?

Desde que fui reconocida por la Diosa de la Curación, Zenobia, y recibí su protección divina, me han dado una serie de privilegios especiales. La mejor educación, la exención de impuestos en diferentes países, trato preferencial con el cual debería entrar en un gremio, y más.

Una de las cosas que me han enseñado es la capacidad de ver a través de mentiras. No importa quién es o qué es, siempre y cuando posean inteligencia, lo que están pensando sin duda se mostrará en sus ojos. Este es el conocimiento que recibí del más alto instituto de educación de la humanidad, ¡La Torre de Marfil!

Y tal como me han enseñado, miré a los ojos del goblin, pero… no está vacilando.

Es un sentido común en la sociedad humana que los monstruos no son más que criaturas brutales, egoístas. Los sentimientos de camaradería no existen. Son esclavos de su lujuria, y atacarían a todos los humanos como sus instintos dictarían. Y sin embargo… ¿¡Qué es este goblin!?

Desde que he sido atrapada por este goblin, este goblin no ha hecho más que derribar todo mi sentido común, me escandaliza una y otra vez.

Esa vez cuando los orcos atacaron también. A pesar de que es obvio que los goblins son mucho más débiles que los orcos, y sin embargo… sin embargo, todavía deliberadamente fue a oponerse a ellos.

Además de eso, en realidad pidió que sus camaradas fueran sanados antes que él. Para que tenga ese tipo de nobleza.

Su rostro cuando se proclamó rey…

Si sólo… Si sólo fuera humano, entonces seguramente sería recordado como un rey sabio para las generaciones venideras, por siempre preservado dentro de los anales de la historia.

No hay duda. Señores feudales que luchan frenéticamente entre sí por la tierra mientras ignoran a la gente. Las familias reales que atraparían incluso a sus propios parientes para proteger su propia posición. Los funcionarios que sólo saben emplumar su propio nido. Los plebeyos que traicionarían incluso a sus amigos más cercanos por un poco de oro. ¡Y ese desagradable lío de una iglesia por lo que debe ser una guía para Dios!

¿Por qué? ¿Por qué la gente no será un poco más amable?

Odiaba la atmósfera de la capital, por eso había esperado trabajar en una iglesia cerca de las fronteras.

Por un momento, mantuve la esperanza de que mientras la atmósfera sea diferente, entonces incluso la gente actuaría de manera diferente. Como seguidora de Zenobia, salvaría a los que fueron secuestrados, pero en vez de eso fui llevada al Bosque de la Oscuridad… Y ahora, por alguna razón, hay un goblin delante de mí que se llama a sí mismo el rey de goblins.

El cambio en el ambiente era demasiado, así que fui pesimista al principio. Pero últimamente he empezado a acostumbrarme.

Encima de eso, el goblin delante de mí no actúa como un goblin en absoluto. Un goblin es un goblin, pero por alguna razón, éste apesta a ser humano… Puedo sentirlo, en su comportamiento, en sus palabras… Puedo sentir rastros de emociones complejas.

A pesar de que me enseñaron que los goblins son simples. Aunque mis experiencias demostraron que eso era cierto. A pesar de que se suponía que los goblins eran monstruos que no podían hacer otra cosa que vivir sus vidas, esclavos de sus deseos como bestias sucias y glotonas.

Estos goblins tomaron ese sentido común, y lo voltearon al revés.

Y en el corto tiempo que he estado aquí… no pude evitar encontrarlos más humanos que los humanos.

Sin embargo, a pesar de eso… Soy humana. Si fueran a luchar contra los humanos, no sería capaz de estar con ellos.

Así que por favor, oré. No pelees con los humanos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Estoy soñando.

Lo sé porque sé que es así.

Un sueño en el que una doncella empuñando una espada se enfrenta a un monstruo.

El monstruo se eleva; No son iguales. Pero a la valiente mujer no le importaba, y ella se opuso a la astuta bestia con su espada en la mano.

La doncella no tenía ni la astucia para burlar, ni la fuerza para pararse. Lo único que poseía era su coraje.

Su espada blandida era prueba de eso, aunque su aliento se hallaba tambaleándose.

Aah, pensé. Ella va a perder.

La bestia feroz y poderosa se enfrentaba a una doncella frágil; ¿Quién creería lo contrario?

Sin embargo, la mujer no mostró signos de retroceso, sus pasos, no vacilaron ni una sola vez.

La doncella caminó. Y un aullido que podía tragar el cielo y la tierra estalló, sin embargo ella no vaciló.

La tierra se partió, ella esquivó la amenaza. Deslizándose a través del ataque del monstruo, ella se le opuso con sólo una espada en la mano.

… Y entonces ella lo alcanzó.

El pecho del monstruo que empuña una gran espada flameante.

En el instante en que la gran espada llameante cayó, la cara del monstruo se encontró con la mía.

Era yo.

El monstruo se detuvo en seco.

Y la espada de la doncella penetró en mi pecho.

La espada flameante cayó de mis manos, y perforó a la doncella.

Entonces una voz habló.

“Este es el destino”

dijo.

“Tu destino, eso es.”

“Tch-“

Chasqueando mi lengua, me desperté, saltando de mi cama, empapado en sudor frío.

En la oscuridad de la noche, la luna y las estrellas brillaban intensamente.

Pensar que en realidad tendría una pesadilla extraordinaria, suficiente para hacerme despertar, mostrada a mí.

Hablando de eso… ¿De quién era esa voz?

¿Destino? ¿Mío?

“Ha ha ha…”

Interesante. Entonces me estás diciendo que voy a morir, ¿Eh destino?

Mientras las dos lunas rojas brillaban en el cielo nocturno, me levanté, dejando que el viento de la tarde me atravesara.

El viento que pasaba por el bosque desde el lago era una delicia para mi cuerpo empapado de sudor.

Mientras caminaba, sin ninguna dirección en particular, me encontré inusualmente cauteloso de los
árboles que se agitaban. Probablemente me he vuelto demasiado tímido, pensé. Pero no le daba más importancia, seguía caminando.

Antes de que yo lo supiera, estaba otra vez, frente a la prisión de Reshia.

Probablemente está durmiendo, pensé. Lo sabré sin embargo, ya que puedo ver incluso en la oscuridad de la noche con este par de ojos. Supongo que puede ser muy conveniente.

Pero cuando me acerqué, lo que reflejaba en mis ojos era Reshia, orando.

Orando hacia las dos lunas carmesíes.

“¿Vas a maldecirme ahora?”

pregunté en broma.

Sus ojos se abrieron ligeramente, pero la expresión en su rostro inmediatamente me hizo jadear.

“Bastardo… ¿¡Quién eres tú!?”

Pregunté.

Una cara determinada. Si sólo fuera eso, entonces no importaría. No, en realidad no sería una buena cosa, pero sin embargo, en este momento, no puedo sentir ni siquiera el menor indicio de vida de la expresión de Reshia.

Normalmente, su rostro por lo menos mostraría algún disgusto o enojo o quizás dolor, pero en este momento, no hay nada. Una expresión completamente en blanco.

“No es el cuchillo más afilado, lo entiendo”

respondió Reshia, o al menos eso debió haber sido la voz de Reshia, pero por alguna razón, algo era diferente. Pero exactamente no estaba seguro de qué era diferente.

Sus ojos de color amatista se dispararon contra mí.

Una mera mirada, nada más, sin embargo, mi cuerpo se sentía como si se hubiera convertido en hielo.

Mi cuerpo es pesado, y mis miembros no se mueven.

Esta… ¿¡Esta sensación es!?

Activando la [Habilidad] <<Voluntad Rebelde>>, fui contra esa presión a toda potencia.

Pero entonces, en medio de eso, un grito maldito repentinamente resonó en mi mente.

“¡¡Zenobiaaaaa!!”

gritó la voz.

Altesia, la Diosa del Inframundo gritó, erosionó cualquier control que tuviera sobre mi cuerpo.

“Te imploro, a lo que debe ser, y a lo que no debe, llevarle a él, paz”.

Las palabras que Reshia recitó mantuvieron alejada a la diosa del inframundo.

Jadeando, caí de rodillas.

Ignorando el sudor que se ha acumulado en mi frente, Reshia parece ser – No, hemos llegado tan lejos, no hay otra manera más que aceptarlo. La persona que me precede en este momento no es otra que la diosa de la curación, Zenobia.

“Pareces estar sufriendo”

dijo la diosa.

“Gracias a ti”

respondí, actuando lo más duro que pude, pero por desgracia mi cuerpo no se movía.

“¿Por qué te rebelas tanto contra el destino?”

Preguntó.

“Déjame que le devuelva esta pregunta, ¿por qué aceptas el destino?”

Le pregunté.

Creí oírla suspirar, pero como era de esperar, no podía decir lo que estaba pensando detrás de su voz.

“Mi hermana mayor se rebeló contra su destino a rebelarse. Y otra vez, justo ahora, se opuso a mí tan pronto como me vio… ¿No crees que es tonto?”

dijo la diosa.

“Entonces, ¿¡Qué tal si nos dejan solos!? ¡Yo, e incluso Reshia!”

Contesté.

“… La fuente de tu poder, la voluntad de rebelarse (voluntad rebelde), no es infinita. De hecho, ya está alcanzando sus límites”.

Como dijo la diosa, los dedos brillantes de Reshia tocaron mi frente.

Y sentí calor pasar de mi frente a mi pecho.

¡¿De nuevo?!

“No podrás liberarte del encanto del santo”

declaró la diosa.

¡¿Quieres pisotear mi corazón otra vez?!

¿¡Quién habría pensado que estar demasiado ocupado para comprobar mi estado realmente me mordería de esta manera!?

El encanto de la diosa que había descuidado soltó un gran poder que presionó fuertemente contra mí.

“Ku… Gu…”

gruñí.

Traté de levantarme, pero fracasé, y me caí de espaldas.

Como si fuera a obstruir la luna en el cielo, Zenobia que ha estado ocultando los sentimientos de Reshia, me miró.

“No es mi lugar para decir esto, pero por favor cuida a esta niña”

dijo la diosa mientras se acercaba a mí, poniéndose a sí misma en mi pecho.

“¡¿Cuánto tiempo más deseas jugar con los sentimientos de la gente?!”

Grité.

El dedo brillante de Reshia se dirigió hacia mí una vez más. Cuando su dedo penetró en mi pecho, sentí que algo cambiaba dentro de mí.

“Un regalo de mi parte. Esto debería liberar la maldición de mi… her-mana…”

dijo la diosa mientras su voz se desvaneció lentamente.

Reshia se tambaleó un poco, y finalmente perdió toda fuerza, cayó sobre mi pecho.

“Pero debes tener cuidado. Cuanto más uses la magia, más cerca estarás de mi hermana”

susurró la diosa a través de Reshia, mientras ella se retorcía sobre mí.

“Mi hermana también es conocida como la diosa de la rebelión. La diosa que se rebeló contra mi padre, la diosa de la venganza y la rebelión. Por eso… por favor… proteja a esta… mi amada… hija… ”

Después de eso, lo único que podía oír era a Reshia respirar mientras dormía.

… No mucho después, noté que mis brazos podían moverse de nuevo, y la voz de la diosa del inframundo ya no hizo eco.

Estiré mis manos hacia las dos lunas carmesí.

Zenobia…

Dijiste que era una tontería de mi parte rebelarme contra el destino.

Y tú también me dijiste que protegiera a Reshia.

Pero el destino que vi… ¿no es consciente de ello? ¿La cara de la doncella con la espada?

Esa doncella; ella estaba llorando. Reshia estaba llorando.

Si me estás diciendo que la proteja.

Entonces, tal como he pensado, no tengo más remedio que rebelarme contra ti y tus hermanos.

No moriré, y no mataré a Reshia. Si eso es una revuelta contra los dioses, si eso es una rebelión contra el destino, que así sea.

Con mucho gusto me convertiré en un rebelde.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El efecto de la [Habilidad] <<Encanto del Santo>> ha aumentado.

Debido a la protección divina de la diosa de la curación, Zenobia, los ataques mentales de la diosa del inframundo, Altesia, serán suprimidos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota Del Autor

¿Crees que la irregularidad mental del protagonista está en su apogeo?

Los duendes, como ves, normalmente hablan en katakana con algunos hiragana aquí y allá y algunas frases rotas, así que desde que el prota comenzó a hablar en katakana cerca del final de su intoxicación, de alguna manera demostró cómo estaba convirtiéndose en un monstruo real. Sólo algo que pensé que algunos de ustedes estarían interesados en saber.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                             Capitulo siguiente

1 comentario:

Busqueda por fecha

Registrate