Novelas ligeras en español

sábado, 26 de agosto de 2017

Netooku Otoko capitulo 49

"Rebecca-san, todavía no hemos saludado a los aldeanos después de mudarnos a la mansión. Además, me estaba preguntando si podría contratar a aldeanas disponibles para ayudar a limpiar la mansión, cocinar, y ese tipo de cosas." [Jirou]

"¿Saludar? Ah, es cierto. En realidad la mayoría de la información sobre Jirou ya se ha vuelto bien conocida a través de rumores, pero supongo que sería educado de tu parte saludarlos." [Rebecca]

Aquellas palabras que no podía ignorar…

"¿R-Rumores…?" [Jirou]

"Si fueras a dirigirte hacia el bosque desde la aldea, solo te cruzarías con mi casa, ¿verdad? Ha sido realmente animado ahí últimamente, así que por eso." [Rebecca]

De hecho. Eso era cierto. No solo los trabajadores fueron vistos dirigiéndose al bosque transportando materiales, sino que también el carruaje de Hetty-san yendo y viniendo todos los días… Toda esa conmoción definitivamente despertaría la curiosidad de los aldeanos, supongo…

Pero bueno, al menos no tendremos muchos problemas al explicarles. ¡Bien está lo que bien acaba!

"Entonces solo digámosles a los aldeanos que la residencia está “construida” en el bosque ya que nadie podría identificar la mansión. Como Diana dijo antes, ese lugar está “protegido por una barrera”, así que sería problemático explicar." [Jirou]

"Hmm… cierto… Ciertamente esa podría ser una buena idea. Pero si ese es el caso, entonces probablemente…" [Rebecca]

"¿Probablemente?" [Jirou]

"No, probablemente esté bien. Vayamos a saludar al jefe de la aldea." [Rebecca]

De alguna forma Rebecca-san parecía indecisa, pero bueno, ya que dijo que estaría bien, debería estar bien.

No habría sido un problema si solo estuviera saludando al jefe de la aldea, pero parecía que las noticias se habían esparcido en toda la aldea instantáneamente.

Lo había escuchado antes. Normalmente las noticias viajan a una velocidad muy rápida en una aldea como esta, pero eso era una prueba más de lo asombroso que puede ser el poder del boca a boca. Fue un alivio ya que, de hecho, sería molesto reunir a todos los aldeanos solo para saludarlos.

"¡Quiero elegir a alguien de esta aldea para que sea una sirvienta!"

Esa era la contradicción que había estado rondando mi mente. Aún así, el propósito de contratar a una sirvienta a largo plazo no era solo por diversión. Por lo tanto, era de esperar que me gustaría seleccionar entre tantas opciones como fuera posible.

"No importa qué vocación tenga, siempre que sea una chica linda." Ese pensamiento nunca había cruzado por mi mente. En serio.

"Por cierto, para… um… una sirvienta, ¿cuál debería ser el rango de contratación? Sobre una base mensual… Bueno, creo que puedo permitirme pagar hasta cierto punto. Si el precio aproximado es de…" [Jirou]

No conozco el concepto general de “día libre” en este mundo, pero para un día libre el fin de semana (1 día libre por semana), necesitarían trabajar desde la mañana hasta la tarde. Viendo que el almuerzo está incluido, y se les otorga el uniforme, la cantidad necesaria para que se mantengan ellas mismas es bastante baja.

Si fuéramos a estimar 800 yen como el salario mínimo por hora, 8 horas de trabajo sería 6400 yen.

No habrían gastos de transporte ya que viajarían a pie. Considerando que estarían trabajando 5 días a la semana, y hay 5 semanas en un mes, el monto total sería de 25 días x 6400 yen = 160,000 yen.

Si fuera a convertirlo entonces…

"Alrededor de una moneda de oro…" [Jirou]

Cuando presenté la cantidad de dinero, Rebecca-san y Hetty-san intercambiaron miradas. ¡Maldición! ¡Han visto a través del hecho de que en realidad soy tacaño!

"Erm… es solo una broma. Solo bromeaba cuando dije que ofrecería una moneda de oro. H-Haha. Como pensaba, debería ser alrededor de 2 monedas de oro…" [Jirou]

"No es eso, Jirou… Una moneda de oro es demasiado. Eso sería razonable si estuvieras contratando a un mayordomo profesional, pero sólo estás buscando a alguien para que haga las labores domésticas y cuide a los caballos, ¿verdad? Si ese es el alcance del trabajo, entonces no está relacionado con una vocación. Cualquiera en la villa podría hacerlo. Así que, ¿no costaría solo de 3 a 5 monedas de plata?" [Rebecca]

"Como se esperaba de Erishe. Si esto fuera la capital imperial, obtendrías un montón de aplicantes incluso por solo una moneda de plata." [Hetty]

"Ah, todavía parece ser así ahí." [Rebecca]

"Aún así, se ha vuelto mucho más preferible que contratar a una." [Hetty]

Rebecca-san y Hetty-san estaban discutiendo sobre las diferencias entre Erishe y la Capital Imperial. ¿Podrían ser los costos de trabajo más caros debido a que Erishe es más próspera que las demás ciudades? Aún así, parecía que una moneda de oro podría ser demasiado alto.

Por cierto, 3 monedas de plata es solo 45,000 yen, ¿o no? ¿Alguien estaría interesado por un salario
tan bajo? Aunque estaría bien para mí, ya que el pago es barato… Pero estaría ofreciendo, al menos, 5 monedas de plata.

La vista de una gran casa entró en nuestro campo de visión mientras Rebecca-san nos guiaba. A pesar de su tamaño, se veía similar a las otras casas de un piso hechas de piedra. Esta debe ser la casa del jefe de la aldea-sama que estábamos buscando. Cuando Rebecca-san llamó al jefe por su nombre, la puerta se abrió, y un hombre con barba blanca asomó la cabeza. Después de mirarlo, la única impresión que tuve fue “Sí, esta persona definitivamente es el jefe de la aldea.”

"Oh… así que esa es la razón. Nunca hubiera esperado que un mercader influyente como Jirou-sama pondría su mansión en un lugar tan remoto. A nosotros, la Aldea Yazd, nos encantaría extender nuestra amistad hacia usted." [Jefe de la Aldea]

Cuando Rebecca-san me presentó brevemente y di algunos saludos, el jefe de la aldea respondió con tales palabras exageradas. ¿Desde cuándo que le doy a la gente la impresión de ser un mercader influyente?

"Eso es porque dijiste que “construiste” tu mansión. Es la norma que sólo mercaderes ricos construyen mansiones en las afueras solo por diversion sin tener en cuenta la eficiencia." [Rebecca]

Rebecca-san lo explicó en un susurro. Y-Ya veo… él pensó que era algo así como una villa, supongo…

Cierto, sería más fácil para mí si los aldeanos pensaran que soy un mercader rico… supongo que está bien.

Mi saludo se llevó a cabo sin problemas. Después de eso, saqué el tema de contratar a una sirvienta.

Al principio, había pensado en dejárselo a la confiable Rebecca-san para romper el hielo, pero puesto que ya habían malentendido que era un mercader influyente, estuvo bien que yo lo hiciera.

"Oh, si ese es el caso entonces…" [Jefe de la Aldea]

El jefe de la aldea de pronto empezó a reunir gente después de escuchar mi historia. Antes de darme cuenta, ya se había convertido en una situación en la que había más de 50 aldeanos reunidos.

Al escuchar que el salario sería de 5 monedas de plata, los solicitantes que se reunieron no solo consistían de chicas jóvenes, sino que también de mujeres casadas, tías, y abuelas.

¡Debería haberme tragado mi vergüenza y haber dicho que este trabajo estaba reservado sólo a jóvenes!

Cada una de ellas ya parecía tener trabajos, pero las 5 monedas de plata debieron ser muy tentadoras para ellas. Al menos, eran lo suficientemente seductoras como para que renunciaran a sus empleos actuales. La atmósfera era tal que se me hizo imposible decir que no me importa si el trabajo era puertas adentro.

Basado en lo que dijo Hetty-san, un trabajo a puertas adentro, el cual incluye solo los quehaceres y el cuidado de cabellos, y cuyo salario no es solo 5 monedas de plata, sino que además proporciona las comidas, fácilmente atraería a 1000 aplicantes en la Capital Imperial.

En primer lugar, naturalmente ignoraría a los segundos hijos, terceros hijos, cuartos hijos, y granjeros jóvenes quienes no pudieron heredar la granja. ¡¿Por qué diablos vinieron estos tipos cuando lo que estaba buscando era una sirvienta?!

No podría hacer a abuelas trabajar muy duro, así que pasaré también. No hay duda en que son capaces en su trabajo, pero de lo que hablamos es cuidado de caballos y trabajo duro.

En cuanto a las tías o esposas jóvenes, no debería haber ningún problema en términos de sus capacidades de trabajo. (Sería demasiado evidente si fuera a rechazar a todas las solicitantes con excepción de las chicas jóvenes)

El número de chicas jóvenes que vino era más grande de lo que pensaba.

Fue genial, ya que cada una de ellas daba la impresión de “chica de campo.”

Aunque incluso cuando dije que eran chicas de campo, naturalmente no son japonesas, sino chicas occidentales. Tienen el cabello rojo oscuro con trenzas, y sombreros de paja encima de sus cabezas. Me recordaban a cierto personaje de un libro que leí hace mucho tiempo. Había algunas que parecían tener una apariencia oriental también, pero no estaba seguro de qué raza eran.

"…Bueno, Rebecca-san, el número de personas que se reunió fue mayor a lo que había pensado inicialmente. Me gustaría entrevistarlas una por una para decidir. ¿Qué piensas?" [Jirou]

"Seguro, ¿por qué no? Soy conocida de la mayoría de ellas, así que creo que puedo aconsejarte hasta cierto punto." [Rebecca]

De esa forma, terminé tomando prestada la residencia del jefe para entrevistarlas individualmente.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

"¡Tengo cocinera como mi vocación! ¡Mi especialidad son las Hierbas Lielieila al horno!"

"¡Mi padre ha dicho que soy buena dando masajes!"

"Mi vocación es niñera, así que podrías dejarme los trabajos relacionados con niños."

"¡Mi vocación es granjera, pero puedo hacer los quehaceres del hogar también! ¡Encantada de conocerte!"

"¡Puedo montar a caballo!"

"¡Puedo contar dinero!"

"Jardinería. Puedo encargarme de trabajos de jardinería."

"Soy miembro del comité de vigilancia de la aldea, así que puedo pelear contra monstruos. ¡Mi vocación es lancera!"

"¡Puedes dejarme el trabajo de ahumar carne o pescado a mí!"

"Soy una chica estable, así que contratarme definitivamente valdrá la pena."

"Mercader-sama, ¿es verdad que puedo tener 5 monedas de plata?"

"Soy una costurera. Puedo arreglar ropa, y también hacer ropa si tengo lana."

"¡Puedes dejarme los trabajos de decapado!"

…Y así siguió. De hecho había una gran variedad de talentos. Cada una de ellas tenía algo en lo que se especializaba. No estaba seguro si era debido a la “magia” de las 5 monedas de plata, pero estaban llenas de motivación.

Dicho eso, usé una manera relativamente simple para seleccionar esta vez por lo tanto podía reducir mis opciones considerablemente. Aunque no diría que fue un método realmente bueno.

"Erm, en primer lugar estas dos son mis esclavas, así que estarán trabajando con las dos. No habrá problemas, ¿verdad? Más o menos ella serán sus superiores, supongo." [Jirou]

Después de decir eso, les presenté a Diana y a Marina. Sin embargo, el resultado que recibí de las aldeanas de mente simple fue dramático.

Aunque fue bastante diferente a lo que me había imaginado.

La única instrucción que le había dado a las dos era poner una apariencia digna por ahora. Por lo tanto, mientras las entrevistan continuaban, las mantuve a mi lado.

Marina se veía despreocupada como siempre; Diana por otro lado, se veía divina, o más bien era como si un aura de intimidación emanara de ella, haciendo que su presencia fuera abrumadora.

Se ve de esa forma algunas veces, pero por alguna razón, el aura que emitía esta vez era especialmente fuerte. Las jóvenes que no podían soportar la mirada fría de Diana se retiraron por razones personales.

Recuerdo decirle que pusiera una apariencia digna, pero no tenía que actuar como la realeza… supongo que solo debería haberle dicho que se comportara.

Para ser franco, pensé en hacer que las dos estuvieran presentes para poder seleccionar a alguien a quien no le importara tener a Marina, alguien de la tribu Turk, como colega (puesto que estaba el asunto con ese mercader regordete). Pero cómo pasó esto…

"¡E-es imposible trabajar con tan severa elfa-sama!"

"M-me dijeron que si eras ruda con una elfa, serás convertida en un cerdo…"

"La niña de la tribu Turk se ve amable."

Ese tipo de observación podían ser escuchadas de las chicas que salían. Aunque no se burlaban del tatuaje de Diana. ¿Era porque venían de familias bien educadas?

De todas maneras, la razón de que estas chicas se retiraran probablemente era debido a que no tenían el coraje para trabajar esta “elfa-sama de mirada severa,” o por otras razones desconocidas. Aunque las tías y las esposas jóvenes no se retiraron… Algo está mal…

"Umm… Diana, ¿usaste algún tipo de magia? De alguna manera, las chicas jóvenes comenzaron a retirarse porque no podían soportar la presión de tu mirada." [Jirou]

"Es una acusación falsa. No he hecho nada." [Diana]

La persona en cuestión respondió con indiferencia.

Umm… ¿Así que estabas haciendo lo que te dije que hicieras sobre parecer digna? ¿La razón de que esas chicas huyera es porque se sintieron abrumadas y no tenía relación alguna contigo? ¿Era eso?

"Pero sabes, parece que las únicas que se retiraron fueron las chicas jóvenes. Estaban asustadas de Diana por alguna razón." [Jirou]

“Si eran del tipo de personas que se irían solo por eso, entonces sería mejor no emplear a este tipo de gente, goshujin-sama." [Diana]

"Solo por eso" Hiciste algo, ¡¿cierto?!

"Además… Goshujin-sama no será capaz de tomar una decisión firme entre ellas ya que son chicas jóvenes." [Diana]

¡Además, acaba de hacer un comentario áspero infundado!

Bueno, ciertamente sería una mentira si dijera no estoy interesado en las chicas de campo de apariencia inocente sin maquillaje.

"Oh, esta niña es verdaderamente un diamante en bruto… definitivamente me gustaría pulir ese talento."

No parece que recuerde haber dicho algo como eso, supongo.

Aunque no se podía evitar, ¿o no? Estoy de buen humor.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Siguiendo, le di una estricta advertencia a Diana, diciéndole que se comportara, así que la entrevista siguió sin problemas por ahora.

Mientras estaba en el medio de tomar una decisión, la puerta se abrió, y una oba-san de apariencia fuerte que tenía alrededor de 40 años entró con una sonrisa fija en su rostro.

"U-um… Mercader-sama, ¿podría entrevistar a mi hija también?" [???]

Aunque quería que entrevistara a su hija, la hija estaba tirando de la manga de su madre, asustada.

"E-E-E-s imposible madre. Ya ves, se ven aturdidos." [Hija]

"Solo espera tranquilamente aquí." [???]

Era una chica con cabello de color ceniza que tenía una apariencia que le causaría una impresión a cualquiera. Tenía un corte de pelo corto e irregular, con largos flequillos que ocultaban sus ojos.

"Sí. Aún está bien." [Jirou]

Con mi consentimiento, la madre entró mientras se frotaba las manos. La hija por el contrario, entraba tímidamente.

"Mi hija tiene capacidad, pero es solo muy reservada. Aún cuando seguí insistiéndole que viniera hoy, aún se rehusaba a ceder. Es realmente vergonzoso que yo, su madre, la tuve que traer." [???]

Entonces la madre empezó a hablar, sin prestarle atención a su hija. La sonrisa fija en el rostro de esta persona me impactó. Más bien, ella no tenía una expresión alegre en sus ojos… He visto esto antes en la televisión. Las madres que tratan que sus hijos sean celebridades tenían la misma apariencia.

"Podría ser mejor no involucrarse en esto…" Pensé mientras la madre seguía promocionando a su hija.

"Mi hija es la única en la aldea que tiene “secretaria” como vocación, sabes. No hay necesidad de decir que su habilidad para leer y escribir es perfecta. La gente del lugar ha elogiado su bella escritura también. Además, naturalmente podría encargarse de las tareas domésticas y del cuidado de los caballos. Incluso su cocina, yo, como su madre…" [???]

La madre miró de reojo a su hija cuando enumeró sus cualidades, pero detuvo sus palabras de repente, como si acabara de notar algo.

"¿Eh…? Por qué está Rebecca-san…" [???]

"He estado aquí desde el principio, Belga-san." [Rebecca]

Rebecca-san sonrió y respondió riendo. Parecía que esta Belga-san no se había dado cuenta de que Rebecca-san estaba aquí.

¿Um? Me pregunto si el hecho de que Rebecca-san estuviera aquí era un problema para ella. Bueno, debería preguntárselo a Rebecca-san más tarde.

Considerando que la metralleta de palabras de la madre se detuvo, decidí hacer que se fuera del lugar para poder hablar con la hija. Entonces Belga-san salió con gran renuencia, sin olvidar urgir a su hija.

Aunque, supongo que este tipo de persona también existe en este mundo. Si hubiera escuelas aquí, probablemente sería del tipo de madre monstruo…

Bueno, de cualquier manera, lo que debería hacer a continuación es preguntarle a esta chica una o dos preguntas y ¡seleccionar a mi sirvienta rápido!

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                       Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate