Novelas ligeras en español

martes, 5 de septiembre de 2017

Goblin Kingdom capitulo 34


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[Raza] Goblin

[Nivel] 60

[Clase] Duque; Jefe de la horda

[Habilidades] <<Comandante de la Horda>> <<Voluntad Desafiante>> <<Aullido Abrumador>> <<Esgrima B->> <<Avaricia Insaciable>> <<Alma del Rey>> <<Sabiduría de Gobernante I>> <<Ojos de la Serpiente Azul>> <<Danza al Borde de la Muerte>> <<Ojo de la Serpiente Roja>> <<Manipulación Mágica>> <<Alma del Guerrero Enloquecido>><<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Lv9) Lobo Gris (Lv1) x2

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Lo básico de cómo tratar a un prisionero es apresarlo sin matarlo.

Cuando volvimos a la aldea, los goblins nos dieron la bienvenida con la moral alta.

—Lili

Llamé a la aventurera.

Le encargué que lidiara ella misma con la vivienda de los humanos.

—Hagan sus propias cosas

Le ordené.

—¿Quieres que nos construyamos nuestras propias casas?

Preguntó sorprendida.

—Justamente eso. No tenemos suficientes edificios para hospedar a tantos humanos. No hay otra opción más que construir otros nuevos.

—Nos llevará tiempo construir nuevas casas… ¿Qué debemos hacer mientras tanto?

El estado fatigado de Lili tiró de mi corazón malvado.

—Puedes meterlos en mi casa. Las mujeres pueden quedarse en la cárcel. Los hombres pueden ser divididos a la mitad. Una parte a la cárcel con Chinos y Mattis. La otra mitad a mi casa. Dejo a tu elección quién irá a dónde. ¿Está claro?

No dije nada en claro, pero me aseguré de hacerle saber que no permitiría que ocurriera una revuelta.

—Lo entiendo. Escogeré con cuidado.

Bien

Con esto, la he encadenado.

Los grilletes que son la vida de los humanos. Arriesgó su propia vida para salvar la de ellos. Esa es la razón de que sus vidas puedan usarse para mantenerla controlada.

Cuando los dos cachorros de lobo corriendo hacia mí entraron en mi visión, también lo hizo Reshia.

Una sonrisa irónica, que bien podía decirse que era la misma imagen de la infelicidad apareció en mi rostro.

—Aquí están los restos del día. Asegúrate de que los distribuyes de manera justa

Le dije.

El Sol ya se había puesto para el momento en que volvimos con el cabeza doble y el triple cuerno, así que encendimos una gran hoguera y nos reunimos a su alrededor como uno haría en un gran banquete.

—¿Por qué has aceptado a los humanos?

Mis subordinados me rodeaban y comían al cabeza doble junto a mí. Quien me hizo esa pregunta fue el líder de los druidas, Gi Za.

—Porque aún tengo usos para ellos

Contesté mientras daba otro bocado a la carne. Gi Za se mantuvo en silencio por un rato, taciturno. Luego volvió a abrir su boca.

—No lo entiendo. Los kobolds es una cosa, ¿pero también pretendes dominar a los humanos?

—Sería genial si pudiera. Su conocimiento no es algo que un idiota pudiera averiguar, después de todo.

—Eso está bien y tal —replicó él—. Pero el resto no están contentos, ¿sabes?

La mitad de los quince humanos eran mujeres y niños. Los siete restantes son hombres maduros. Dos de ellos son capaces de luchar, pero el resto son granjeros que ni siquiera tienen espadas.

—¿Por qué no pueden tocar a las mujeres frente a ellos?

Pregunté.

Ante el asentimiento de Gi Za, le lancé una mirada que podría matar.

—Si alguno trata de desobedecer mi orden, responderé y serán castigados apropiadamente.

—No pongas una cara tan aterradora —se quejó Gi Za—. Solo me estaba preguntando… ¿Qué es lo que planeas hacer? No va a ser fácil calmar la insatisfacción de los goblins.

«¿Mujeres, huh?»

—Pensando sobre ello, hay algo que olvidé preguntar.

—¿El qué?

Mi cara ahora mismo puede que esté sonriendo, pero mi corazón es una montaña rusa de emociones.

Todavía no puedo olvidar la sensación. Esa sensación de mi espada en el cuello de la mujer. Aún puedo sentirla en mis manos.

—¿De verdad quieres a las mujeres humanas de tal manera?

—…Bueno, pues si

Contestó con indecisión.

Llené mi boca de carne mientras me deleitaba con la expresión afligida de Gi Za.

Aparearse con las mujeres de otra especie es como una droga para los goblins. Un placer tan venenoso que puede enloquecerlos.

La única razón de que no hayan sido poseídos por esa ansia aún es las habilidades <<Deseo Insaciable>> y <<Alma del Rey>> que poseo.

De acuerdo con Gi Za, el deseo de obtener hembras de otra especie es como un espasmo en la ferocidad de su fervor.

—Qué problemático…

Sonreí irónicamente. Gi Za frunció su ceño.

—Esta horda no es normal

Declaró, encogiendo sus hombros y sonriendo.

—Esta es una horda de guerreros bajo el mandato del Rey. Espero que puedas asentir y coincidir

Contesté bromista.

—Debería hacerte saber… que yo tampoco estoy teniendo un rato fácil de llevar

Comentó Gi Za mientras se iba.

A decir verdad, tiene parte de razón. Realmente no es bueno dejar que los goblins acumulen su insatisfacción

¿Qué debería hacer entonces?

Es fácil posicionar a las mujeres humanas… Pero aunque ahora mismo no es un problema, ¿qué pasará más adelante?

Algo como eso podría convertirse en un obstáculo más adelante cuando anexione a los humanos bajo mi dominio. Tendré que obtener alguna otra salida para el deseo de los goblins. Alternativamente, también podría mantener sus deseos reprimidos…

Hmm… ¿Una salida diferente, huh?

¿Los entrenaré desesperadamente para que puedan lidiar por ello? ¿O acaso hay algún otro método?

¿Cómo decirles concienzudamente que no hay tiempo para preocuparse de sus deseos sexuales?

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Al día siguiente, preparé una nueva forma de entrenamiento para todos aquellos que no estuvieran cazando.

Hice que un quinto de la horda hacer los siguientes entrenamientos: El método para blandir una espada, el método para dar estocadas con una lanza, prácticas de lanzamientos, y simulacros para fortalecer la coordinación.

El oponente de los goblins era principalmente yo. No podíamos depender de la curación de Reshia dado que tenía sus manos ocupadas con los humanos, después de todo.

Hice que los goblins blandieran espadas pesadas de madera y que apuntaran a los pies del rival. Les indiqué que cortaran con sus largas varas de madera mientras igualaban el ritmo de su alrededor. Y para practicar las habilidades de lanzamiento de aquellos bajo tutela de Gi Ga, les mandé lanzar las varas de madera a sus objetivos respectivamente. Cualquiera que se retrasara aunque solo fuera un instante se encontraría con un golpe de las espadas de madera de Gi Gu y Gi Go.

Tras ello entrené las células de 3 hombres que estaban ya hechos pedazos.

No tengo ninguna intención de contenerme.

Entrenar no tiene sentido a menos que lo hagamos con intención de matar.

Golpeé a los goblins que se acercaban. Los pateé. Y los arrastré y obligué a ponerse en pie de nuevo.

Para aquellos goblins que trataban de huir, los agarraba del pescuezo, los lanzaba y luego los
pisoteaba. Lidié con aproximadamente 20 goblins en un día. Tal y comno esperaba, tener que ocuparme de 7 por mi cuenta exigió mucho de mi parte.

Pero era un pequeño precio por pagar si significa librarse de la insatisfacción de los goblins.

Tampoco fue únicamente dolor lo que les di a los goblins. Me aseguré de preparar algunas recompensas para aquellos que lo hicieron bien. Les permití divertirse con las hembras goblin y tomar una buena comida.

Más tarde, al quinto día, oí de Gi Za que ese día era conocido entre los guerreos goblins como “El Día del Miedo”

Es cierto que el miedo era una gran parte de mi entrenamiento, pero no hay duda de que el resultado fue bueno.

Después de todo, fui capaz de instaurar el miedo hacia mí en los goblins mientras los entrenaba.

Tras haber acabado de machacar a los goblins hasta el punto de que ya no eran capaces de caminar, salí a cazar.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Han pasado 10 días desde que comencé el entrenamiento, y los goblins prácticamente se han acostumbrado. Al 2º día, menos goblins trataron de escapar de mi. Y la mayoría fueron capaces de enfrentarme.

El entrenamiento progresó más rápido de lo esperado.

Fuimos a echar un vistazo a la morada de los humanos. Hicieron un buen trabajo. Han acondicionado muy bien la cárcel.

Hay algunos entre ellos que tienen experiencia en construir casas. Tal vez seré capaz de darles uso.

Lili también les ordenó arreglar las vallas alrededor del asentamiento.

«Los humanos que pueden construir cosas como esta son definitivamente útiles»

Pensé

Más tarde le pregunté a Lili, y tal y como esperaba, su hogar fue quemado por la guerra, y todos eran refugiados. Y aunque escaparon hacia el bosque, eventualmente se perdieron.

—¿Una valla, dices?

Preguntó Lili.

—Así es. Estaba pensando en dejarte esté lugar a ti.

Estoy tentando con un cebo a los humanos que vinieron aquí hace 10 días. 10 días desde que comenzamos a vivir unos con los otros, y aunque son un poco duros, al menos han reconocido el hecho de que no pretendo hacerles daño. Están asustados, eso es cierto. Pero al menos ahora somos capaces de conversar.

Mis palabras hicieron que los humanos se miraran los unos a los otros.

—¿A qué te refieres?

Preguntó nervioso un anciano

—Pronto nos marcharemos de esta aldea y nos dirigiremos al oeste. Simplemente pensé en dejarles esto a ustedes, los humanos, cuando lo hagamos.

Una conmoción incluso mayor que la anterior floreció.

Es más fácil reparar asentamientos que construir uno nuevo, al fin y al cabo.

—Por supuesto, si quieren, podría dejarles algunos goblins para que los protejan.

Esta área es un objetivo para enemigos de fuera del Forest Of Darkness.

—Los esfuerzos de Chinos para cultivar también parecen estar dando sus frutos.

Hice que Chinos cultivara el área cerca de la aldea. De alguna manera, está tomando forma. Para el próximo año debería haber patatas listas para ser cultivadas.

—Sí, la tierra aquí no es mala

Coincidió Chinos.

Ante lo que asentí, satisfecho.

Los humanos se volvieron ruidosos de nuevo. Pero en esta ocasión, había voces de alegría entre la conmoción.

Por supuesto, hay una razón para que les esté diciendo todas estas cosas a los humanos.

Desde luego que no estoy haciendo esto solo a base de buena voluntad.

Una de las razones es poner el método de la zanahoria y el palo en funcionamiento.

Otra razón es que las larvas están creciendo, y la cantidad de goblins adultos está incrementando más y más.

Le toma aproximadamente 20 días a una larva para crecer y volverse un adulto. Pero las hembras pueden dar a luz sin descanso.

Bueno, no completamente sin descanso, pero les lleva 5 días como mucho. Tras ello, volverán a quedarse embarazadas de otro goblin.

Ahora mismo, tenemos 20 hembras goblin, Y todas ellas están preñadas, en general son más débiles que la contraparte masculina y son quien da a luz.

Gracias a las células de 3 hombres y la abundancia de comida, y por encima de ello, los resultados del entrenamiento, casi ningún goblin ha muerto últimamente. Y las larvas está prácticamente garantizado que se volverán adultos.

A este ritmo, esta horda se volverá demasiado grande para caber en este asentamiento, por lo que tendremos que encontrar un nuevo hogar.

De otra manera, también podría encontrar diferentes hogares para asignar a los goblins.

Y también está la opción de expandir este asentamiento.

Pero necesito decidir qué curso tomar.

Podría separar la horda, pero entonces vendría el problema de a quien confiarle el liderazgo. Si se van muy lejos de aquí, su lealtad podría volverse un problema. Necesitaré alguien que pueda lidiar con ello. Gi Za sería el idóneo, pero se negó él mismo, así que el plan no es bueno.

Y sobre expandir el asentamiento, si el lugar atrae demasiada atención, los humanos podrían temernos. Hay un asentamiento humano no muy lejos de aquí, después de todo. No sería extraño si nos atacaran.

Y sobre la tercera opción, eventualmente tendremos que ir hacia el Fuerte del Abismo, pero por el momento hay el problema de los orcos al oeste, bloqueándonos el camino.

Con todo ello, no tengo más opción que comprometerme.

La tierra aquí es mejor para cazar presas. El área alrededor del lago al noroeste no tiene ninguna bestia poderosa. El único peligro aquí es la amenaza del oeste.

Y en las profundidades del oeste mora el hogar de los goblins. Eventualmente, nos mudaremos allí.

Así que como este lugar ha servido a su propósito original, ¿qué otro propósito podría tener?

Una vez me haga con el fuerte, usaré este lugar como una punta de lanza hacia el mundo de los humanos. Es otra historia si este plan sale bien o no.

Pero, sin embargo, no quiero malgastar este asentamiento. Así que al menos, tendré que dejar el mínimo de poder para mantenerlo.

Si soy capaz de usar a los humanos correctamente, seré capaz de expandir el área que controlo

Y eso será sin necesidad de emplear a mis goblins.

—Aún queda tiempo para ello. Pensadlo bien

Dejándoles mi oferta a los humanos, me di la vuelta mientras yo mismo pensaba sobre el resultado de esto.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hablando de ello, he olvidado mencionarlo, pero cuando volví, hice que Reshia les cambiara el nombre a los cachorros.

El Dios de la Vanguardia es simplemente demasiado.

Como mucho, podría llamarle Uru.

Solo es un lobo, al fin y al cabo.

Tras un largo y encarnizado debate, lo dejamos en Cynthia, la Dama de la Orilla del Lago, y Gastra, Soberano de los Aullidos del Viento.

El último nombre vino de la mano de Gi Za y el viejo goblin. No comprendo por qué, pero ambos también se vieron arrastrados a este debate.

Los dos cachorros de lobo gris se estaban poniendo cómodos sobre mis rodillas mientras discutía con Reshia, así que usé la oportunidad y activé <<Ojo de la Serpiente Roja>> en ellos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[Raza] Lobo Gris (Gastra)

[Nivel] 1

[Clase] Cachorro

[Habilidades] <<Golpe Vendaval>> <<Carga>>

[Protección Divina] Ninguna

[Atributo] Ninguno

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[Raza] Lobo Gris (Cynthia)

[Nivel] 1

[Clase] Cachorro

[Habilidades] <<Carga>> <<Gruñido>>

[Protección Divina] Ninguna

[Attribute] None

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esa habilidad de carga es una peligrosa

Puede que estos cachorros sean pequeños, pero no hay ninguna duda de que han heredado la sangre de esos lobos gigantescos

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El nivel ha aumentado.

60 => 61

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate