Novelas ligeras en español

miércoles, 11 de octubre de 2017

Sono mono capitulo 155

En el cuarto día entramos en un bosque denso alrededor de la montaña. Como el día estaba llegando a su fin, empezamos a buscar un lugar donde pasar la noche y nos encontramos con un árbol enorme con un hueco en su base. Fue en un lugar en el que sería fácil supervisar el entorno así que decidimos pasar la noche ahí. Sería imposible seguir corriendo sin un descanso adecuado y viajar de noche sería peligroso.

Así que sacamos los ingredientes del almacenamiento mágico de Meru, y Tata y Mao comenzaron a cocinar con algunas hierbas que Floyd trajo de quién sabe dónde.

Decidimos alternar todos los días el deber de cocinar durante todo el camino desde que estábamos en el país de Grave-san con el fin de ganar experiencia en ello, lo que significaba que, por supuesto, que yo también tenía que hacer la comida algunos días. Parece que hoy, la mejor cocinera de nuestro grupo, Tata, va a enseñarle a Mao mientras cocina. Y parece que Mao está ayudando seriamente a Tata mientras escucha sus instrucciones con entusiasmo.

Normalmente los encargados de cocinar se agrupan en parejas, pero hay un par que siempre se equivocan en este caso y ese par sería Haosui y Kagane.

Cuando estas dos se emparejan, por alguna razón, la comida siempre se vuelve algo creativa, ¿o debería decir excéntrica? Algunas de sus peculiaridades salen ahí. Normalmente se puede cocinar comida deliciosa pero cuando esas dos se reúnen, eso se convierte en un concurso de ver quién puede vencer a la otra, y aunque su comida no era exactamente deliciosa, siempre venían a mí quien apenas podía comer y tenía que decirles cuál era mejor. El nivel DEX de las dos era alto así que, ¿por qué soy sólo yo al que alimentan esta cocina “estricta”? Una vez que reuní el valor y les pedí que hicieran algo normal, las dos respondieron: “¡Cocinar es amor! ¡¡Y los resultados no deben ser descuidados!!” así que me di por vencido… Supongo que debería estar agradecido de que están cocinando para mí y no se molestan con lujos como el ‘sabor’…

Mientras estaba pensando, todo el mundo estaba preparando la mesa cuando esas dos chicas volvieron a aparecer.

[Somos bandidos~… ¿¡Eh!?]

[¡Oh! ¡Nos volvemos a encontrar!]

Ya es la tercera vez que escucho las voces de Púrpura-san y Rubia-san. Les respondí mientras me rascaba la cabeza.

[… Hola.]

[¡Ah! ¡¡Sí!! ¡¡Buenas tardes!! ¿mh? ¿O ya debería decir buenas noches?]

[¡Hola~hola~, cuanto tiempo!]

Púrpura-san me saluda cortésmente mientras que Rubia-san levanta una mano mientras me saluda de manera casual. Casi se siente como si fuéramos amigos pero, ellas siguen siendo bandidas.

[¿Y? ¿Todavía están haciendo eso? ¿Tu Examen de Certificación?]

[¡Sí! ¡Estoy dando lo mejor de mi!]

[Estamos en mitad del examen de nivel 3.]

Sep, volvió a subir.

[Tal parece que has ascendido de nuevo.]

[Ehehe…]

[También es bueno para mi que esta chica haya empezado a ganar un ingreso.]

Cuando mencioné el ascenso de Púrpura-san, ella me da una sonrisa realmente feliz mientras que Rubia-san empieza a palmear la cabeza de Púrpura-san como si estuviera mirando a su hermana pequeña. Bueno, si vieras eso, normalmente pensarías que es una escena realmente reconfortante, pero el problema central era que su actividad es el bandolerismo, así que realmente no puedo sentirme bien por ello. Más bien, lo que me molesta desde antes es otra cosa.

[Quería preguntar esto desde hace rato pero, ¿quienes son esos tres de allá atrás? ¿Son sus amigos?]

Apunté detrás de Púrpura-san y Rubia-san señalando a tres personas que estaban escondidas detrás de los árboles de una zona moderadamente abierta en el bosque.

Su tez y sus edades eran muy variadas. Un tipo gordo en sus treintas, un hombre delgado de unos cuarenta años y un adolescente de contextura mediana. Por alguna razón, los tres llevaban ropas de púrpura como color base y usaban bandanas en la cabeza que eran igualmente púrpuras. En sus manos habían bastones de unos 10cm de largo pintados de púrpura… ¿para qué servirán? ¿Para luchar?

[¡Son unas buenas personas que me apoyan desde las sombras!]

[Ellos estaban originalmente seleccionados para hacer el examen pero, por alguna razón después de que ella los confrontara, empezamos a verlos de vez en cuando… y cuando pienso que ya se habían ido, aparecen de la nada.]

¿Eh? ¿Qué es eso? Da un poco de miedo… ¿estas chicas están conscientes de lo que dicen? De repente, esos tres empezaron a agitar sus palos púrpuras y animaron a Púrpura-san con voces fuertes. No, enserio… ¿para qué son esos palos púrpuras? Comienzo a sentir algo aterrador que no puedo entender proveniendo de esos tres. Rubia-san siguió explicando.

[Es más, cuando es hora de volver, ellos le dan una gran suma de dinero a esta chica… y no intentan aproximarse más allá de una cierta distancia. Bueno, son inofensivos y nos ayudan bastante así que no tengo motivación para ahuyentarlos…]

[¡¡Todos ellos son buenas personas!! ¡¡Dudas demasiado de ellos!!]

[Y esta chica continúa diciendo eso así que en realidad no puedo relajarme…]

Rubia-san hace una cara un tanto exhausta y suelta un gran suspiro. Tengo la impresión de que esta persona es del tipo que se preocupa mucho. Estoy seguro de que la última vez que nos conocimos estaba hablando de que su jefe la estaba molestando, y Púrpura-san también dijo que sus palabras y acciones estaban un poco mal… ella realmente lo tiene difícil… Aún así no les daré dinero.

[Entonces, ¿esta vez también están aquí por el dinero?]

[En realidad… Esperaba que nos pudieras regalar algo de comida.]

¿Ha? Mientras estaba atónito por lo que Púrpura-san acababa de decir, desde el estómago de Rubia-san y de ella salió un sonido ‘guuuu~’.

[… ¿Es comida lo que quieren?]

[Disculpa… para ser honesta, hemos estado en este bosque por unos días y no hemos podido conseguir algo decente para comer. Si pudieras regalarnos algo, nos iremos inmediatamente.]

Rubia-san avergonzada, me dijo sus circunstancias. Comida… bueno, al menos puedo hacer eso. Y mientras pensaba eso, giré mi vista hacia las chicas.

Y de ellas pude sentir una clara intención asesina desbordándose. ¿Por qué?

Señalo con mi mano para que Púrpura-san y Rubia-san esperarán y me acerqué cuidadosamente a donde estaban las chicas.

[Uhm… Sus caras dan algo de miedo…]

[…]

¿Por qué no me responden? ¿Eh? ¿Que debería hacer? Mientras estaba confuso en lo que debía hacer o decir, Floyd se me acerca con una sonrisa afeminada.

[Wazu-sama, tal parece que no entiende lo que está sucediendo así que se lo diré ahora. Las señoritas se sienten celosas.]

[¿Celosas?]

[Sí. Si mira con atención, pareciera que Wazu-sama está teniendo una conversación amistosa con esas señoritas bandidas.]

Ehhh~… No es como si fuera amable, es más que simplemente las conozco. ¿Estás diciendo que así es como se ve? Respiré profundamente y me giré hacia las chicas.

[Déjenme explicarlo. Sólo conozco a estas chicas y nada más. Y esta vez sólo pensaba que podría darle una mano a personas en problemas. Pensaba en darles un poco de comida y nada más. ¿No es eso posible?]

[Haa~…]

Acababa de decir exactamente lo que estaba pensando pero, por alguna razón las chicas sólo dejaron salir un gran suspiro.

[Bueno, se dice que la bondad es una virtud.]

[Su bondad es también uno de los puntos buenos de Wazu-san.]

[Solamente esta vez, ¿entendido?]

[No habrá una segunda vez, ¿entiendes?]

[…¡Sin engaños!]

[Es Onii-chan así que no se puede evitar.]

[Creo que ayudar al débil es el deber del fuerte así que…]

[Gracias.]

Doy las gracias a las chicas y pienso que esta relación podrá continuar en el futuro…

Sacudo la cabeza para hacer que ese pensamiento se vaya y tome la comida de las chicas y se las doy a Púrpura-san y a Rubia-san, y éstas empiezan a llorar mientras me dan las gracias.

[ [¡¡Gracias!! ¡¡Gracias!!] ]

[Me parece que si siguen por ese camino, serán capaces de encontrar una ciudad.]

Abro el mapa en mi cabeza y les señaló la carretera principal más cercana que las llevaría a la ciudad más próxima. Ambas me dan una vez más sus agradecimientos y desaparecen en la dirección que señalé. Por supuesto, detrás de ellas van el trío. Mientras miramos eso, puedo oír a Kagane decir algo.

[Una natural y una idol… Si no somos cuidadosas…]

¿Idol? ¿Es otra palabra del antiguo mundo de Kagane? En realidad no lo sé y ni me importa así que  me doy la vuelta hacia donde están las chicas para ayudarlas con la cena.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                           Capitulo siguiente

1 comentario:

Busqueda por fecha

Registrate