Novelas ligeras en español

sábado, 10 de marzo de 2018

Makikomarete isekai capitulo 96

"¿Luna-san…? ¿Por qué estas aquí?"

"Hola, Yuushi-san. Ha pasado mucho tiempo. Terminé lo que tenía que hacer, así que regresé con el Amo."

Luna responde con una sonrisa mientras empuja a Mio con calma.

En ese momento, Kyosai empezó a levantarse tambaleándose.

"¿Qué pasa? ¿Conocen a Luna?"

"Bueno… ella es nuestra salvadora."

Yuushi respondió eso, pero también tenía algunas dudas. Lo que Luna dijo hace un momento, “Regresé con el Amo”

En otras palabras, ese “Amo” esta aquí…

"Oye, Kyosai… podría ser que el Amo de Luna-san… ¿Eres tú?"

"¿Hm? Pues sí. Ah, Luna. Ya está bien."

"Sí."

Kyosai respondió a la pregunta de Rin y le dijo a Luna que soltara a Mio.

Luna fue al lado de Kyosai rápidamente y se inclinó ligeramente.

Por un momento sus ojos se encontraron y verificando que Kyosai asintió, aflojó sus mejillas y abrió su boca.

"Soy la esclava de Kyosai Takanashi. Mi nombre es Luna. Es un placer."

"""""…"""""

Estaban aturdidos.

Mio que la estaban empujando hasta hace un momento, también lo estaba.

Entonces, alguien murmuró…

"¿Lolicon…?"

"¿¡Hey, Quién dijo eso!?"

Cuando Kyosai gritó, Rin retrocedió un paso.

"B-Bueno… lo hiciste con Luna-san ¿no? Con la apariencia que tiene."

"¡Sí, así es! ¡Así es, pero…! ¿Eh? ¿¡¡Fuiste tuuuuuu!!?"

Después de hacer un profundo suspiro, Kyosai acarició la cabeza de Luna que estaba algo avergonzada.

Cuando respiró ligeramente de nuevo, convirtió su expresión en seriedad.

Todos notaron esa expresión, y la atmósfera de hace un momento desapareció.

"Ya que has regresado, significa que ya no hay tiempo ¿no?"

"Bueno… también me gustaría hablar con todos un poco más."

Cuando hicieron esa conversación en voz alta, Kyosai hizo una voz para todos puedan oírla.

"Lo siento. El tiempo se está acabando, así que seré breve."

"¿No hay tiempo? ¿Qué quieres decir?"

Mio que finalmente volvió a la normalidad, hizo la pregunta que todos se estaban haciendo.

"También lo explicaré. Primero, sobre mi propósito… para comenzar el “Ragnarok”. Al mismo tiempo, causar una guerra entre el Makai y el mundo humano."

"¿“Ragnarok”?"

Kyosai asintió silenciosamente a la pregunta de Mio.

"La guerra final de los dioses… el “Ragnarok”. Con la que tengo un contrato… bueno, también es por venganza a una de mis familiares, pero hay cosas que quiero preguntar a los dioses."

"¿Preguntarles?"

"Sí… ¿Alguna vez lo han pensado? Como se hizo este mundo. El Status también, pero las razas y los demonios. Es lo que estábamos hablando. Todo eso había “existido” en la tierra, ¿verdad?"

Al escuchar esas palabras, todos abrieron bien los ojos.

Los elfos y las subespecies, todo eso está en los libros y los animales de la tierra.

Y también en cuanto al Status, es algo muy común en los videojuegos.

"Y un libro escrito en japonés. Con esto lo deberían poder entender."

"…Un mundo basado en la tierra."

Yuushi dijo esas palabras.

"O puede que viceversa. La tierra se hizo basada en este mundo."

"P-Pero, no tienes que molestarte en hacer una guerra…"

"Sería muy problemático en preguntar a un Dios uno por uno. Así que hacer una guerra lo hará más fácil."

Kyosai respondió a las palabras de Yuushi y siguió hablando.

"Luego está la guerra entre el Makai y el mundo humano. Eso es para encontrar al “Negro” en el lado del mundo humano."

"¿“Negro”?"

"Es la mente maestra que los quería transferir a ustedes."

Yuushi, Daichi, Mio y Rin respiraron al mismo tiempo.

"En ese momento estaba bien ya que yo fui el transferido, pero originalmente estaba dirigido hacia ustedes. Al hacer esta guerra, estoy seguro que apuntará contra sus vidas."

"…Entonces, si encuentras a la mente maestra… ¿Qué es lo que harás?"

"Lo aplastaré."

No dudo al decir esas palabras. Daichi que le preguntó, también estaba sorprendido.

"No sabía a donde me hubiera enviado esa transferencia. Un paso en falso y hubiera muerto de inmediato. Y trató de usarlo en mis mejores amigos. Esa es una buena razón para aplastarlo ¿no?"

"Kyosai, ¿No pensaste el hecho que podrías morir de forma inmediata?"

"…"

"Se ve que no lo pensaste… bueno, me gusta ese lado de ti."

El significado “Me gusta” en las palabras de Mio no se sabía hacia donde iba, ni siquiera la misma Mio lo sabía.

Al menos, Kyosai lo interpretó como “Amigos”

"Bueno, dejemos eso a un lado. Creo que ustedes de ahora estarán bien incluso si alguien del mundo humano va por sus vidas, si siguen creciendo de esta manera, estoy de seguro que podrán sobrevivir al “Ragnarok”"

"¿Y por eso luchaste conmigo?"

"¿¡Eh!? ¿¡Luché!?"

Kyosai solo rio de nariz y no hizo una afirmación.

"Por último, la razón por la que no hay tiempo. Simplemente es..."

Dejando de lado el asunto de Mio, Kyosai dejó que Luna se sentara en su hombro.

La propia Luna también estaba sorprendida, después de reír un poco, se aferró a la cabeza de Kyosai.

"Expandí el alboroto actual y provoqué a cada reino."

"¡Todos esfuércense y díganles que el Amo está del lado del Makai!"

"¿…Qué quieres decir?"

Le molestó un poco la pregunta de Rin, pero escuchó un ruido en un poco de ruido, así que cambió de opinión.

"…Lo siento, pero ya casi es la hora. Creo que la guerra contra el Makai está esperando, asegúrense de sobrevivir."

"¿…Y tú? ¿Qué harás cuando esta lucha termine?"

A la pregunta de Mio, después de pensarlo un momento, respondió con una sonrisa forzada.

"Bueno, no he estado en el mundo de los espíritus o en el mundo de los dragones, así que me tomaré mi tiempo visitándolos. También..."

Kyosai miró a Luna que estaba sentada sobre su hombro...

"Estoy pensando en casarme con ellas."

"¿¡Huh!?"

Al contrario de Luna que tenía la cara roja y humo saliéndole por la cabeza, Mio estaba totalmente pálida.

"También tengo dos esclavas más y otra con la que tengo un contrato, estoy pensando en casarme con todas ellas. Afortunadamente, la poligamia es reconocida en este mundo."

Diciendo eso, Kyosai les dio la espalda a todos.

"Bueno, eso será cuando todo haya terminado… hablar con ustedes después de mucho tiempo… fue muy divertido. Bueno, me vo..."

"¡¡Espera!!"

En el momento en que Kyosai trató de correr, Mio lo detuvo.

Entonces...

"¡Yo también… Yo también!"

"¿...Tú también?"

"¡¡Yo también quiero casarme contigo!!"

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                       Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate