Novelas ligeras en español

martes, 20 de septiembre de 2016

Isekai wa Smartphone capitulo 2

Cuando me despierto, veo el cielo. Las nubes se mueven lentamente y se puede oír el piar de los pájaros en algún lugar. Me levanto. No duele. Al levantarme veo montañas y praderas por todas partes, observo a mi alrededor.

Se siente como estar en el campo. Así que este es otro mundo.

Veo un gran árbol a lo lejos. Creo que hay un camino cerca de el.

[Por  ahora. Me pregunto si conoceré gente a lo largo del camino.]

Empiezo a caminar hacia el gran árbol. En poco tiempo, veo la carretera. Eso sin duda es un camino.

[Bien, debería seguir, pero…]

Me preocupa si ir a mi derecha en dirección a la base del árbol gigante o hacia la izquierda. Hmm, si tomo la derecha tardaría 1 hora y si voy hacia la izquierda me tomaría 8 horas para llegar a un pueblo.

Si ese es el caso estoy preocupado… mientras pensaba esto el Smartphone dentro de mi bolsillo empezó a sonar.

[¿Hola?]

[Oh. Se conecto, se conecto. Así que llegaste seguro]

Cuando puse el teléfono en mi oído pude escuchar la voz de Dios. No hace mucho tiempo que me separe de el pero me siento un poco nostálgico.

[Olvide decirte que las direcciones y mapas han cambiado a las de ese mundo. Por favor úsalos.]

[¿Es así? Eso me ahorra muchos problemas. Estaba perdido]

[Era de esperarse. Pensaba que era aceptable enviarte dentro de un pueblo, pero creo que hubiese causado una conmoción y tendrías problemas. Un lugar alejado del público, en ese aspecto estaba perdido de a donde enviarte]

[Hmm, supongo que si…]

Respondo mientras sonreía con ironía. Ciertamente no se a donde ir. Por que. No tengo ni un conocido o pueblo natal.

[No tendrás problemas para llegar al pueblo mientras compruebes el mapa. Pues bien, da lo mejor de ti.]

[Si, esta bien]

Al colgar, manipulo la pantalla del Smartphone, eh inicio la aplicación de mapas. Un mapa se muestra conmigo en el centro. El camino cercano es extenso. Creo que es el camino en el que estoy.

Cuando me desplazo por la carretera, veo un pueblo al oeste. Vamos a ver… ¿Rifuretto? Bien el pueblo de Rifuretto.

[Muy bien vamos a ir para allá]

Compruebo la dirección con la aplicación de la brújula y empiezo a caminar hacia el oeste. Después de caminar por un tiempo pienso que estoy en una situación muy mala. En primer lugar, no tengo comida, ni agua. Incluso si llego al pueblo ¿qué hare después? No tengo dinero. Tengo una cartera pero esta moneda si quiera ¿puede usarse? Si lo pienso lógicamente, esto puede que no se pueda usar.

¿Qué voy a hacer ahora…? Mientras camino distraídamente, escucho un ruido detrás de mí. Miro hacia atrás y a la distancia veo algo acercándose ¿eso es… un carruaje? Es la primera vez que veo un carruaje. Tengo la esperanza de que alguien me deje subir…

El primer contacto justo después de llegar a otro mundo, ahora la pregunta es ¿que debo hacer? ¿El carruaje se detuvo? Por favor deme un paseo. Podría ser rechazado  así que decido quitarme. ¿Por qué?

Cuando se acerca el carruaje, descubro que es notablemente de clase alta. De maravillosa artesanía y sólidamente construido. Estoy seguro que solo una persona noble o alguien rico pueden tener uno. Si se detuviera esa clase de persona [¡insolente! ¡Serás castigado! ] Siempre son insoportables. Cedo el paso al carruaje que viene por detrás y me pasa por un lado. El carruaje se sacude y levanta una nube de polvo al pasar a mi lado. Después de haber pasado sin problemas, regreso al camino. Cuando empiezo a caminar, me doy cuenta que el carruaje se había detenido.

[¡Tú!, ¡tú por aquí!]

Las puertas del carruaje se abren y aparece un señor de pelo blanco con un esplendido bigote. Esta usando una bufanda y una capa con estilo, mientras en su pecho hay un broche color rosa.

[¿Qué pasa?]

Mientras el señor me observa con una mirada excitada, en un rincón de mi mente pienso [ah entiendo el idioma] y me siento aliviado. Agarra mis hombros firmemente y empieza a inspeccionar mi cuerpo.

[¿¡Dime donde conseguiste esta ropa!?]

[¿Huh?]

Por un momento me quedo pasmado al no entender lo que decía, pero el señor del bigote se mueve a mí alrededor despreocupadamente, tomando un buen vistazo del uniforme escolar que estoy usando.

[No había visto este diseño. Y este tipo de costura…  como demonios…?]

Lo entiendo de alguna manera. En resumen este uniforme es raro. Tal vez este mundo no tiene este tipo de ropa. Bueno si ese es el caso.

[Si te gusta… podría dártelo]

[¡¿Enserio?!]

Por medio de mi propuesta, el señor del bigote vigorosamente muerde el cebo.

[Esta ropa me la vendió un comerciante viajero, si te gustan te las puedo dar. Sin embargo será problemático si vendo todo lo que traigo puesto . Así que en el siguiente pueblo estaría agradecido que me diera otra ropa…]

No puedo decir que esta ropa es de otro mundo, así que dije un montón de excusas. Si vendo la ropa por un poco de dinero, estaré salvado. No quiero llamar la atención, así que esto mata dos pájaros de un tiro.

[¡Muy bien! por favor sube al carruaje. Te llevare al siguiente pueblo. Ahí podre darte ropa nueva y podrás venderme esa a mí.]

[Entonces, el trato esta hecho]

El señor del bigote y yo nos damos la mano firmemente. El viaje en carruaje fue de 3 horas de sacudidas hasta el siguiente pueblo Rifuretto. Mientras tanto el señor del bigote (quien ahora se llamara Zanakku-san) acepto la chaqueta del uniforme que me quité y confirma la sensación de la costura con gran interés. Zanakku-san está en el negocio de la moda y estaba de regreso de una reunión que tubo hoy. Ya veo, cuando mi ropa estaba involucrada en esto esa reacción es comprensible. Hablando de mí, estaba disfrutando del paisaje por la ventana del carruaje. Para observar un mundo diferente. A partir de ahora este es mi nuevo mundo.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                                                    Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha