Novelas ligeras en español

martes, 1 de noviembre de 2016

Dungeon Defense capitulo 4

                                               Lord Demonio más Débil, Dantalian, 71º Posición.
                                                 Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 15.
                                                       Castillo del Lord Demonio Dantalian.

Dejar su propia casa solo trae problemas.

Declaré que esa frase era la verdad.

Tradicionalmente, la gente aprendía sus lecciones de vida a través de las biografías de las grandes personas.

La verdad que yo fui capaz de descubrir de navegar por la historia de la humanidad desde tiempos antiguos, fue que cada incidente siempre sucedía cuando uno estaba fuera de casa.

La razón por la que Buda pasó por tales penurias fue porque huyó de casa. La razón por la que César fue asesinado fue porque inútilmente había deambulado por el exterior.

La muerte más memorable fue la de ese filósofo René Descartes. Este hombre originalmente pasó su tiempo durmiendo pequeñas siestas, sin embargo, su superior de repente le ordenó ‘salir a trabajar a las 5 de la mañana’ y por eso René Descartes murió por exceso de trabajo. Luego de aprender tales tragedias históricas, llegué a una conclusión siendo muy joven. Nunca salgas. Así, tu seguridad estará garantizada.

Los estudiantes de historia probablemente darían con agrado una ovación a tan esplendida solución. Mi nombre seria recordado por siempre como el activista de la teoría en los libros de historia.

Pero, no podría estar feliz.

El mundo está lleno de personas que odian a los genios. Podría ser posible impresionar a los historiadores, pero recibir la admiración del público era increíblemente difícil. Últimamente, he estado experimentando mañana muy sombrías, como un genio siendo comido vivo trágicamente por los celos y la envidia de la gente…

— Su Alteza Dantalian… -la culpable de crear esta tragedia era Lapis Lazuli. Irónicamente, ella era mi primer vasallo–. Ya son las 11 de la mañana. Despierte, por favor.

— Hmm, hmm… ¿acaso a las 11 de la mañana no es el amanecer…?

— Ésta no sabe dónde levantar primero un argumento. Si ésta tuviese que apuntar una cosa, entonces sería que las 11 de la mañana no es el amanecer –Lapis Lazuli habló con calma.

Esta súcubo inflexible, representando a la gente, hizo lo posible para interferir con mi vida de encierro. Creo que ella se ha confundido, y cree que hacer eso es su labor del destino.

Gruñí como si fuera un político siendo asaltado por los fastidiosos medios.

— ¿Quién, con qué derecho, dijo que las 11 de la mañana no es el amanecer…?

— Suena a sentido común decidir eso.

Volví a colocarme la sábana sobre la cabeza. Querer alejarme de esta sensación tan confortable. Si esto no fuera una violencia inimaginable, entonces no sabía lo que era. No solo era que el periodo de la súcubo empeoraba, sino que en su cabeza también había un tornillo suelo, de eso si estaba seguro.

— La mayoría de las personas tienen enfermedades mentales. El sentido común no es más que reglas que esa gente mental ha formado por su cuenta. Por eso, reglas para un hospital psiquiátrico. Como un único individuo sano, es decir YO, no debo ceder ante la presión de esos psicópatas…

— Huh, Su Alteza, usted ha estado durmiendo por 22 horas seguidas. Mostrar algo de moderación y levantarse.

¿Acaso fue por la pequeña advertencia que pude oír de su voz?

Abracé mi almohada con más fuerza, mostrando mi voluntad a resistirme desesperadamente.

— Deja de pensar así. El mundo no se va a acabar. Y como no va a pasar, es mejor tener unos 10 minutitos más de sueño.

— ¿…acaso está mencionado el fin del mundo solo por 10 minutos más de sueño, Su Alteza? Ésta no puede evitar sentirse asombrada por el salto de lógica tan extraordinario que tiene, Su Alteza.

Lapis Lazuli habló como si estuviese atónita.

— Es un cambio conceptual. Vivo mi vida al máximo todos los días como si fuese el último. En resumen, me esfuerzo por ser un vago.

— Ésta nunca imagino que la palabra ‘vago’ y la palabra ‘mejor’ tuviesen una estrecha relación. Sin importar cómo ésta lo mire, el uso de sus palabras siempre es asombroso, Su Alteza.

Tack.

El sonido de un dedo golpeando se pudo oír sobre mi sábana.

Poco después, mi sábana comenzó a moverse agitadamente y luego se levantó por su cuenta. Era magia. Rápidamente me estiré para tratar de agarrar al menos el borde de mi sábana, pero fue en vano.

— ¡Ah, ahh! ¡Espera!

— Por favor, duerma con moderación. No hay necesidad de dormir excesivamente en la vida. Incluso si uno va a morir, entonces ¿no sería capaz de dormir por toda la eternidad dentro de tu tumba?

La sábana fue enviada a volar por toda la habitación.

Miré fuertemente a Lapis Lazuli.

— ¡La magia es trampa!

— Ésta ha creído que usted ama hacer trampa, Su Alteza.

— El único que tiene permitido hacer trampa soy yo. Solo es apropiado para que los demás vivan una vida siendo justos y honestos. ¡De esa forma seré capaz de obtener todos los beneficios que deseo, ¿no es así?!

— Por la forma que se ve, parece que ésta podría haber elegido servir al Lord equivocado… -Lapis Lazuli suspiró–. Su Alteza. La Noche de Walpurgis se llevará a cabo pasado mañana. Si no partimos ahora, entonces no podremos ser capaz de asistir a la reunión.

— No asistir. Eso suena bien. No asistir. Sinceramente, eso tiene un sonido muy hermoso.

— No puede. Si se ausenta de la reunión de contramedidas de la plaga, cuando posee la cura masivamente, entonces usted recibirá pesadas críticas y será regañado, Su Alteza. Si eso significa proteger su honor, entonces ésta está preparada para usar medidas drásticas.

— Ohh, te estás volviendo bastante severa –resoplé–. Lo siento, pero no tengo padres o familia, ni siquiera tengo un amigo de infancia, pues me separaron de él cuando era muy joven. En otras palabras, soy ¡absolutamente fuerte! ¿Cómo piensas derribarme a mí, el Lord Demonio Dantalian, cuando ni siquiera poseo una mínima debilidad? Eso es algo que deseo ver. Adelante, usa esas medidas drásticas de las que pareces enorgullecerte.

— Si. Bueno, como a ésta ya se lo ordenaron.

Tack.

Lapis Lazuli volvió a golpear con su dedo.

La almohada que estaba sujetando con fuerza entre mis brazos se deslizó rápidamente de mi agarre.

— ¡NOOOOOOOOOO!

— Entonces. Ésta solo hace lo que usted le ordenó, Su Alteza.

— ¡¿Por qué estás levantando hábilmente tu mentón con tanto orgullo?! ¡Devuélveme mi almohada
de inmediato! ¡Esa no es una simple almohada! ¡Esa es mi alma! ¡PARTE DE MI ALMA!

— Mil disculpas.

Fue entonces, cuando con un ‘puf’, la almohada explotó. Plumas blanca comenzaron a caer cuán lluvia.

— ¡Mi preciosa alma…! –grité. Al igual que un héroe que acaba de perder a su amiga de infancia (o prometida– con dos meses de embarazo), que era una maga para el Lord Demonio, mi cuerpo
e sacudió con violencia.

— El alma ha muerto.

— ¡Maldito demonio!

— Está bien si llama a ésta un Demonio. Con Demonio como forma, ésta debería hacer que usted se levante, Su Alteza. Incluso si quiere castigarme, ésta solo debe permanecer leal hasta el final.

— ¡¿Por qué es que estás siendo tan presuntuosa?! ¿Acaso nuestras posiciones no cambiaron?

— Mil disculpas. Ya que ésta es, en realidad, completamente el sujeto distinguido para su señor.

— ¡Eso suena como que estas arrepentida, pero también suena molesto…!

— Ha pasado un mes desde que ésta fue designada por usted, Su Alteza Dantalian. Durante ese corto periodo de tiempo, ésta se ha reunido con no más de 72 firmas y vendido la cura para la enfermedad. Con el fin de vender a propósito la hierba negra a un precio elevado, ésta ha liberado el suministro
lentamente, eso le permite a ésta vender la hierba a un precio extraordinario de 10 de oro cada pieza. Debido a esto, hay un total de 50.004 Libra en su bóveda, Su Alteza. Aún quedan más de 25.000 hierbas que se deben vender. Este comercio, sin duda alguna, quedará grabado en la historia.

— ¡¿Realmente eres distinguida…?!

— Así es. Uno podría decir que ésta se encuentra en una dimensión distinta a la de usted, Su Alteza, quien ha pasado todo el mes flirteando con una almohada.

Creía que era más impresionante en otro sentido que Lapis Lazuli pudiese hablar de principio a fin con un rostro completamente estoico. En serio. Si recordaba correctamente, in «Dungeon Attack», el ingreso anual de los Imperiales en el Imperio de Habsburgo era de 50.00 de oro. Lapis Lazuli fue capaz de generar una cantidad similar en tan solo un mes.

Honestamente, admito que ella tiene una habilidad enorme.

Si ella no hubiese interferido en mi sueño, entonces le hubiese dado una palmadita en la cabeza.

Sin embargo, ella no solo me arrancó la sábana, incluso destruyó mi almohada – Lapis Lazuli ha hecho algo irreparable, y ha cruzado el Río Rubicón.

El compromiso era imposible.

Yo, como un miembro orgullos del consejo de ancianos de la República Romana, sinceramente desprecio al tirano que no conoce su lugar y trata de convertirse en un dictador. Sería una buena idea celebrar tu victoria ahora, Julio Cesa. Al final, fuiste apuñalado a traición por el chico que creías amable y gentil…

— ¿…qué debería hacer? Solo porque he destruido una almohada, él hombre al que juré servir como mi Lord está mirándome como si yo fuese su peor enemigo. Antes de estar preocupada, me siendo sorprendida.

— Lala –le advertí seriamente–. Está bien usar mi nombre con el fin de ganar autoridad. También me parece bien que llenes tus bolsillos traseros mientras ganas dinero. Pero hay una cosa. Independientemente de todo ello… ¡lo absolutamente imperdonable es tratar mi almohada con desdén! ¿Lo comprendes? ¡Esta es una orden muy estricta!

Lapis Lazuli me miró. Tenía los ojos de una persona mirando una basura industrial que no se puede reciclar.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                                                  Lapis Lazuli, Mestiza.
                                               Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 15.
                                                        Castillo del Lord Demonio Dantalian

Fui capaz de arrastrar a Su Alteza hacia afuera.

De acuerdo a Su Alteza Dantalian, habían pasado cuatro meses desde la última vez que salió. Incluso si el grupo del aventurero Riff lo invadió, él se había encerrado en la cueva.

Por casualidad, ¿Su Alteza Dantalian era un vampiro en lugar de un Lord Demonio? A estas alturas, yo podía creer ese tipo de ese tipo de estupidez. Uno solo podía quedar atónito ante la vagancia de Su Alteza.

— ¡Agh, e-el sol es demasiado fuerte…!

Tan pronto dejamos la cueva, Su Alteza gritó. Cubriéndose el rostro con los brazos, se lanzó al suelo… ¿acaso es necrófago? ¿Es ese tipo de no muerto cuya carne se derrite con el sol?

Lo peor era que ni siquiera era la tarde. Estaba anocheciendo. El hermoso brillo del ocaso estaba flotando en el cielo. Incluso los necrófagos con sus entrañas destrozadas se moverían con más energía durante esta hora del día.Tan pronto como apunté ese hecho a Su Alteza, él me miró con seriedad.

— Que ignorante. Originalmente, la gente tan cansada de la vida como yo encuentra hasta la puesta del sol cegadora y abrumadora.

— Esa forma de hablar puede estar bien, pero las acciones que usted ha hecho son las peores, Su Alteza.

Aun no podía creerlo bien.

¿Acaso este holgazán era ‘el’ Dantalian que jugó ampliamente con la Firma Keuncuska? ¿No era algún error, cierto?

Un suspiro se escapó de mi boca. Era el vigésimo primer suspiro del día. Debería tener cuidado de no convertirlo en un hábito.

—…originalmente, usar la magia de teletransportación sería el método más rápido de movilizarse. Sin embargo, debido a la propagación de la plaga, todas las ciudades han prohibido la teletransportación. Por eso, usaremos un método distinto.

— Maravilloso. Tratar de poner rápidamente contramedida para la enfermedad, eso demuestra cuán competentes son los encargados de la ciudad. Les doy mis respetos. Y en ese sentido, debería esperar pacientemente para la prohibición sea levantada.

Su Alteza volvió su espalda y trató de avanzar hacia la entrada de la cueva. Sin embargo, sin ser capaz de dar dos pasos, se detuvo. Pues yo de antemano había sujetado la capa de Su Alteza.

— Ésta no va a dejarlo ir, Su Alteza.

— Maldita súcubo con periodo permanente.

— No importa si usted insulta a ésta. ¿Acaso no sabe cuántas horas me tomó arrastrarlo hasta acá?

— Uhhh…

— No importa si usted pone un rostro lamentable también. En primer lugar, una expresión lamentable no le queda bien. Por favor, limítese de hacer eso nuevamente, pues corre el riesgo de que eso haga que terceras personas vomiten.

— ¡¿Realmente no estás siendo excesivamente honesta?

Saqué un reloj de bolsillo y verifiqué la hora. Ya que la magia de teletransportación no era posible, llamé a unas brujas. Las hermanas Berbere. Ellas eran uno de los 5 grupos talentosos en el mundo
demoníaco. Aunque, en estas épocas, el viaje en escobas se había convertido en una forma de viaje anticuada debido a la magia de teletransportación, no había más opciones. Tenías que apañártelas con lo que tenías…

— Ellas llegarán pronto.

El reloj de bolsillo apuntaba a las 11 horas y 55 minutos. Este reloj estaba interconectado con el reloj de bolsillo de la otra parte. Mostraba cuando llegaría la otra persona. Este era un artefacto mágico esencial para comerciantes ocupados.

La hora inicial era a las 12 en punto. La hora cambiaria de acuerdo a cuán lejos estuvieses de la ubicación. Si eran las 11:55 significaba que estaban a 5 minutos de distancia. Las brujas llegarían dentro de poco.

Y como muestra de certeza. El sonido de una canción podía oírse. Se sentía que venia del cielo, pero al mismo tiempo parecía venir del bosque que se esparcía en frente de la cueva.

“Un mundo de sueño, vagamos en el cielo mágico”.

“Gira, y todo girará”.

“Los planetas girarán, las estrellas fugaces girarán, todo girará”.

“Mano a mano, nosotras las brujas también giraremos”.

“Tu tres veces, yo tres veces, una vez más giraremos tres veces”.

“Continua y júntalas, y estaremos girando trescientas treinta y tres
veces”.

El coro se acercaba.

Al principio, parecía como unos gansos de invierno estuviesen volando por el cielo. Excepto, que estos parecían demasiado grandes para ser llamados gansos. En realidad, las alas eran una capa, y la cola era una escoba.

Taak.

12 brujas aterrizaron con gracia.

Todas las brujas, en perfecta sincronización, se arrodillaron.

— Sagrado e inviolable representante que simboliza la dignidad absoluta, uno de los 72 Lores que comanda un ejército de demonios.

Entre ellas, la bruja que parecía ser la líder habló. Era una chica con un cabello rubio recortado.

— Es más que un honor el tener permitido estar ante su presencia, Su Alteza.

— Que la bendición de la Diosa Hecate recaiga sobre ustedes. Levanten sus cabezas –Su Alteza Dantalian respondió por cortesía–. Estaremos bajo su cuidado a partir de ahora. Cuiden de nosotros tanto como puedan.

Su rostro era serio. No podías ver siquiera un rastro de la persona que estaba gritando infantilmente sobre el sol que lo cegaba hace poco. Sin importar cómo vieras, solo podías ver a un solemne y noble Lord Demonio. Así era.

Consideré ese truco.

— Si gran lord. ¡Nosotras, las hermanas Berbere, haremos lo mejor posible para proveerle un viaje cómodo y relajante! La bruja a cargo respondió enérgicamente.

Ella probablemente no había notado la verdadera forma de Su Alteza Dantalian en lo más mínimo. Su rostro estaba brillando con tanto orgullo que ella era capaz de servir a un Lord Demonio. Esa pureza era envidiable…

Mientras trazaban círculos mágicos en el suelo, las brujas se preparaban para el viaje ocupadamente. Sus sombreros cónicos anchos eran tan grandes que cubrían más de dos tercios de sus cabezas. Era hermoso. Su Alteza Dantalian de repente me susurró al oído.

— Lala. ¿Las brujas no son exageradamente jóvenes?

—…está demasiado cerca. Por favor, muévase, Su Alteza.

— Ah, lo siento.

Era problemático que Su Alteza se me acercara mucho a veces. ¿Acaso había olvidado que yo era una intocable?

Afortunadamente, las brujas no sabían mi estatus. Sin embargo, el simple hecho de que susurrara solo con Su Alteza era buen motivo para que surgiera un gran problema. Los Lores Demonio eran representantes sagrados e inviolables que simbolizaban la dignidad absoluta. Para mí, que solía ser una simple campesina, cada acción, incluyendo conversar con Su Alteza, debería ser imposible. ¿Qué
cosas podría estar él pensando…?

Suspiré y –oh cielos, ya era el suspiro número 22– enderecé mi postura.

— No juzgue a las brujas por su apariencia exterior. Una vez las brujas hagan un contrato vital con un Lord Demonio, todo su crecimiento físico se detendrá por la eternidad. Si ellas parecen jóvenes, significa que fueron el talento de un individuo… y fueron buscadas a temprana edad.

— Ohh…

Así era… en el mundo de las brujas, la joven no respetaba a la anciana. Era lo opuesto. La anciana adoraba a la joven. Sería mejor decir, ‘respeta a tus jóvenes’ que ‘respeta a tus mayores’.

Todos los miembros de las hermanas Berbere tienen el rostro de jovencitas.

Significaba que ellos eran individuos inmensamente talentosos. Además de eso, en sus pechos había una insignia de tres hojas. Una insignia triple. Por eso, quería decir que participaron tres veces en la Guerra Viet. Debido al método de división racial, las brujas habían estado en las líneas delanteras de las batallas aéreas, la cual era reconocida por tener el nivel de fatalidad más alto. En otras palabras,
ellas eran la élite de las élites.

Me preguntaba si los preparativos habían finalizado. La chica líder estaba esperando por nosotros. Ella probablemente era 200 años mayor que yo, y sin embargo, me preguntaba por qué parecía tan linda… era un misterio incomprensible.

— ¡Gran Lord! ¡Gran Lord! ¡Por favor, firme aquí! La bruja líder cortésmente entregó un pergamino.

— Nosotras, las hermanas Berbere, revelamos nuestras cuotas de viajes a todos nuestros clientes. ¡Sin importar lo que pase, no pediremos pagos adicionales más adelante!

La bruja, como si estuviese muy orgullosa, amplió sus hombros.

—……………

Por otro lado, la complexión de Su Alteza Dantalian, mientras miraba el pergamino, fue interminablemente sombría. ¿Qué era lo que estaba escrito allí que lo había hecho quedar así? En eso, miré sobre su hombro.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
                                                                     Brujas Hermanas Berbere

Siempre tratamos a nuestros clientes con honestidad y amabilidad.

Magia de Protección de Viento: Solamente 2 de oro.

Magia de Control de Temperatura: Solo 1 de oro.

Magia de Control de Sonido: Una pequeña cantidad de 4 de plata.

Magia de un Hermoso Canto y un Escenario Fantástico: Solo 1 de oro.

Vino de Miel Caliente que puede derretirse en tus entrañas: Por tan solo 2 de plata.

Cada Escolta: Solo 3 de oro x 12 personas = 36 de oro.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hmm.

Se sentía un poco costoso, pero aún estaba dentro del rango permisible. Estábamos contratando 12 brujas que tenían una insignia triple. Incluso si pagáramos una cantidad algo enorme, estaba bien.

— Jeje. Calculamos el precio luego de verificar cuidadosamente el mercado actual –la bruja líder debía estar bastante confiada. Estaba sonriendo alegremente–. En total son 41 de oro y una de plata. En honor y gloria por ser capaces de asistirle, su gran señoría, reduciremos esa moneda de plata. En total serian 41 de oro. ¡Ah, si es así, entonces no es casi nada!

—………………

¿Huh?

Las comisuras de la boca de Su Alteza se tensaron. Apenas fue suficiente para yo notarlo. No podía imaginar por qué estaba así. De seguro, la persona que hizo más de 50.000 de oro al vender la cura de la enfermedad no estaría tan miserable por esa cantidad de dinero. Hace unos días atrás él había derrochado 1.600 de oro comprando un anillo inútil…

— ¿Podrían esperar un momento? Tengo algo que debo discutir con mi vasallo. Su Alteza Dantalian dejó a las brujas tras de sí. Luego, como si fuese a susurrarme algo al oído, bajó su cabeza. En eso, no sentí su advertencia.

— ¿Qué sucede, Su Alteza?

— ¿Por qué cuesta 41 de oro simplemente un levantamiento de escoba? ¡Esto es una estafa! ¡Es una estafa, eso es seguro!

Por un momento, quedé atónita. Haberse molestado realmente por el dinero.

—…discúlpeme, pero esta es una cuota de empleo acorde, y por eso apropiada. Por favor, considere el hecho de que no solo es una cuota de transporte, sino una cuota de escolta también. Son 12 brujas de la élite. Incluso si fuésemos asaltados por injusticia durante el vuelo, ellas fácilmente serían capaces de repeler la amenaza.

— Maldita mierda. Mi dinero como sangre…

Con manos temblorosas, Su Alteza Dantalian abrió el saco de monedas. Era extraño, debido a mi curiosidad, no pude evitar preguntarle.

— Su Alteza. ¿Por qué está rechinando sus dientes solo por algunas moneditas de oro? Hay 50.000 Libra en su bóveda. Y todavía quedan 25.000 hierbas por vender. Además, ¿acaso usted no gastó de buena gana 1.600 monedas de oro en algo no hace mucho?

— ¿Realmente no lo entiende? –Su Alteza Dantalian me miró. Su voz era inmensamente seria. Era el tono que usaba cuando no estaba siendo un vagabundo sino un conspirador ecuánime y cruel.

Automáticamente me puse nerviosa. ¿Acaso era algo que no había notado?

Su Alteza abrió sus labios.

— ¿Acaso la reducción de mi dinero no significa menos tiempo para mi ser capaz de seguir holgazaneando y no trabajar?

— ¿…eh?

Lo siento. No pude oírlo correctamente.

— Si fuese a ir a la cueva y oscilar un pico todo el día, entonces ganaría 1 moneda de plata. Si fuese a tratar de generar 41 de oro, entonces eso significaría que tendría que minar durante 205 días. ¡205 días desperdiciados solo por un maldito viaje!

—………a

— ¿Ahora comprender por qué estoy siendo un avaro? El anillo ayuda a proveerme una vida cómoda, por eso contuve mis lágrimas y lo compré. ¡¿Cómo podía algún viaje compararse con eso?!

—………

Fue por un breve instante, pero, Su Alteza Dantalian parecía como una larva que estaba invadiendo la comida podrida.

¿Realmente era una buena idea servirle a Su Alteza como su vasallo? Estaba comenzando a perder confianza en mi propia decisión.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                             Lord Demonio más Débil, Dantalian. 72º Posición.
                                               Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 16.
                                                               Plaza de Hermes, Niflheim.

El vuelo tomó unas 8 horas.

Honestamente, no fue diferente a una tortura. Una vez más, extrañé los avances científicos de mi mundo original.

Estar sentado detrás de una bruja en una escoba. Es palabras era muy simple, pero eso hirió mi trasero notablemente. Luego de llegar a Niflheim, no pude sentarme apropiadamente por un buen rato. El recordar que este viaje me costó 41 de oro, me dio ganas de demandar un reembolso de inmediato.

— Bien hecho. Estaba considerante comprarles una cerveza a todas por habernos traído a salvo, ¿les parece bien?

Mantener una buena cara incluso en esta situación, era la desgracia llamada vida social. ¿No era horrible? ¿Acaso no era más horrible que las brujas hubiesen dicho con alegría ‘¡Muchísimas gracias!’ a mi oferta?

Conocemos un lugar, dijeron las brujas y nos llevaron hasta allí. El lugar era una plaza. En el extremo de la misma, muchos bares y tabernas estaba alineados uno al lado del otro. Incluso a simple vista, podría ver más de 200 clientes sentados afuera y bebiendo cerveza. Parecía que todos los bares
compartían asientos afuera.

— Esta es la Plaza Templo de Hermes. Es la atracción turística principal de Niflheim. Además es el único lugar en donde puedes beber cerveza sin preocuparte por la raza y el estatus social de la gente.

La bruja habló complacida.

— Este lugar ha tomado el nombre de Templo de Hermes que estuvo en ruinas aquí. ¿Puede ver los escombros por allá, milord? Esos son los vestigios del templo.

— Parece que ha sido conservada como un tipo de valor histórico.

— Jajaja, mil disculpas, pero no es así. Hace 12 años, un grupo de batalla brotó. Una banda de troles y minotauros estúpidos se emborracharon y comenzaron una gran pelea. Debido a eso, todo quedó completamente devastado. Al día siguiente, el gobernador de Niflheim creó una leí que declaraba que: asesinato que ocurra en una mesa con más de 7 personas, mientras están bebiendo, será declarado como inocente. Bueno, en otras palabras, básicamente le decía a la gente, ‘la próxima vez que se emborrachen y decida comenzar un alboroto, no vamos a buscar al culpable por ustedes, así que cuídense las espaldas’.

—…esa es una ley sorprendentemente original.

— Nuestro gobernador es un poco apasionado –asintió la bruja.

— En un sentido serio, usted puede decir que el gobernador es una persona que puede mostrar ingenuidad. Las ruinas se dejaron aquí como símbolo de una advertencia.

— ¿No estén fastidiando…?

— Algo así…

Nos dirigimos al asiento más cercano y nos sentamos.

Un hada del tamaño de una palma volvió hacia nosotros para tomar nuestras órdenes. Se sentía que el hada estaba asustada de las brujas mientras ellas no eran capaces de levantar sus cabezas tan tranquilamente como lo hicieron antes.

Las brujas pudieron haber sido tratadas como esclavas con sus almas siendo tomadas por los Lores Demonio, pero ella también tenían un poder increíble, por lo que no podían ser tratadas a la ligera.

Poco después, hadas en una formación aérea levantaron nuestras cervezas hacia nosotros. Cada uno de nosotros tomó una copa y la levantó.

— Hicieron un buen trabajo hoy. A pesar de ser atacados por sirenas a medio vuelo, ustedes fueron capaces de repelerlas rápidamente, debo elogiar eso. Fuimos capaces de llegar aquí sanos y salvos gracias a ustedes, hermanas. Me gustaría hacer un brindis a nombre de las hermanas Berbere.

— ¡Las Hermanas Berbere!

Clang.

Las copas de cerveza sonaron satisfactoriamente al chocar una con la otra. La fiesta de bebida progresó alegremente.

Luego de descubrir que Shakespeare nunca nació en este mundo, inmediatamente comencé a recitar un monologo improvisado de «Macbeth» y «Romeo y Julieta». Recitar las líneas de principio a fin como si lo hiciera en primaria probablemente era difícil de hacer a estas alturas. Pero fue fácil poner una cantidad de efectos dramáticos mientras contaba la historia. 

Las brujas quedaron encantadas mientras actuaba con un rostro lleno de pena.

—…finalmente, Julieta tomó la mano de Romeo en la suya. Una mano fría. Había calidez, pero el calor lentamente se iba drenando. Julieta, queriendo sentir incluso la cantidad más pequeña de calidez, colocó el dorso de la mano de su amante contra su mejilla…

—…………

Las 12 brujas estaban conteniendo la respiración.

Lapis Lazuli pareció estar serena mientras sujetaba su copa, sin embargo, esa copa ya había sido vaciada desde hace rato. Incluso Lapis Lazuli estaba cautivada por mi acto improvisado.

— Sin embargo, el dorso de esa mano pronto se enfrió. Julieta arrancó a llorar. Ahh, ¿adónde se ha ido mi amante? ¿Por qué su cuerpo está tan frio? Desesperadamente, para sentir incluso la cantidad más pequeña de calidez, Julieta comenzó a rebuscar en el cuerpo de Romeo… pero lamentablemente, ella ya no pudo encontrar la calidez que había anhelado de su amante. Ahh, Romeo, oh, dulce Romeo. Ya no puedo sentir tu calidez…

— Uh, ahhhh….

Lagrimas comenzaron a brotar de los ojos de las brujas. Si mirabas a tu alrededor, no solo nuestra mesa estaba calmada, sino que las otras sillas a nuestro alrededor estaba en un extraño silencio. Pude sentir que las demás personas habían vuelto sus oídos hacia mí. Estaba seguro. Había cautivado los corazones de aproximadamente 30 personas.

La gente moderna ya conocía la historia completa de Romeo y Julieta, por eso, ellos eran incapaces de adentrarse en la historia con una fresca sensación. Sin embargo, estas personas eran distintas. Era la primera vez para la gente del mundo demoníaco escuchar una historia de amor tan intensa. Claro, el nivel de inmersión sería diferente si comparabas ambos.

Un romance prohibido siempre era un tema popular. Forcé una voz triste.

— Oh, ¿pero qué es esto? Llegando al fin de los momentos finales, Julieta fue capaz de descubrir un lugar de calidez en su amante. Los labios. Aún quedaba una débil sensación de calidez emanada de su boca. Empapada en llanto, Julieta presionó sus labios contra los de su amante. No había más que calidez… más tiernos… más suaves. Pero, Julieta lo sabía. Que al igual que un sueño en una
noche de verano, la ternura de los labios de su amante también se desvanecerían–hice una pausa. Un terrible silencio reinó en la fiestecilla. En el apogeo mayor. Luego de mirar las lágrimas caer de los ojos de las brujas, algo complacido en el interior, pero con un trágico tono en el exterior, continué–. Julieta murmuró. Si era así, entonces tomaría acciones antes de que la calidez se desvaneciera. Antes de presenciar la muerte de mí amante, cubrir una muerte con otra… Julieta
sujetó la daga de Romeo.

— ¡Ahh, ahhhhh!

Las brujas cubrieron sus bocas con sus manos. Ellas finalmente comprendieron el final de la historia. Sus ojos estaban llenos de conmoción.

— Julieta gritó: Oh daga, es bueno verte. ¡Mi corazón debería ser tu vaina!... y Julieta clavó la daga profundamente en su pecho.

— ¡Ah, ahhhh!

Las brujas eventualmente se abrazaron.

Hm. Yo me encontraba increíblemente complacido.

Ser capaz de controlar las emociones de las personas solo con mi habilidad de actuación. Hacerlas sentir tristes, alegres, esperanzadas y desesperadas, esto era lo que realmente me daba una razón para vivir. El estrés que se había acumulado durante nuestro vuelo se había derretido cuán hielo bajo el sol.

Mi segunda media hermana me había criticado fuertemente sobre esto antes, diciendo que esta era una preferencia perversa.

Realmente no podía comprenderle.

Solo estaba dándole a la gente placer para ser libre.

Mira cuidadosamente. Las brujas no eran capaces de controlar la tragedia y estaban temblando. Lapis Lazuli aún seguía inexpresiva, pero estaba sujetando la copa fuertemente, e incluso los bebedores a nuestro alrededor estaban gimiendo. ¿No era una escena hermosa y armoniosa?

Por eso es que to debía alegrarlos.

Mientras sonreía por dentro, hablé:

— La sangre fluyó del pecho de Julieta. Ella pudo sentir su propia sangre. La visión de Julieta comenzó a desvanecerse…

— N-no.

Alguien había emitido un débil gemido.

¿Cómo podían reaccionar de forma tan pura?

Sinceramente, se sentía valioso jugar, no, quiero decir, estar a su servicio.

—…finalmente, Julieta presionó su rostro contra el cuerpo de Romeo. El cuerpo de su amante era inmensamente cálido. En realidad, era por la sangre que brotaba de Julieta. Sin embargo, ella, quien ya había perdido los sentidos, solo pudo sentir la ternura proviniendo del cuerpo de su amante… una bendición como si fuese una tragedia. Una tragedia como si fuese una bendición… Julieta sonrió
débilmente. Al final, se sumergió en su propia sangre. Con su rostro tendido sobre el cuerpo de su amante, lenta, pero muy lentamente… sus suaves ojos se cerraron –se cerró el telón.

FIN.

***

Un momento de silencio.

— ¡Julieta es tan lamentable…! –las brujas gritaron al mismo tiempo. El final sin esperanzas y sueños había impactado fuertemente sus conciencias. Las doce chicas inmediatamente comenzaron a decir sus dolencias.

— ¡No puede ser! ¡Eso no puede pasar!

— Waahhhhh, wahhhhhh….

— ¡Lord, milord! ¿Al final los dos fueron felices, cierto? Algún hechicero impresionante aparece con un ‘¡tadah!’ y revive a Romeo y Julieta, ¿cierto? –sentí una alegría por sus llantos apasionados.

Gracias por responder tan apasionadamente, audiencia.

Pero lo que más amo en el mundo es mostrarle a la gente que estuvo esperando un final feliz, la cruel verdad de la realidad sin esperanzas.

—…lamentablemente… ese tipo de suerte nunca cayó sobre esos dos.

— ¿S-seguro?

— Si –asentí.

Las brujas tenían expresiones miserables en sus rostros, como si la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza les acabase de dar las noticias de que esa nutria marina estaba al borde de la extinción. Sonreí.

— Romeo y Julieta, sin ser capaces de revivir, murieron por siempre.

— ¡Uwahhhhh!

Las brujas se lamentaron a todo pulmón.

Justo ahora, una cicatriz que duraría por siempre apareció en sus corazones. Creí que las cicatrices hacían crecer a la gente. Es decir, al proporcionarles una sola cicatriz, también estaba presentándoles un escalón de piedra para crecer como individuos. En un futuro distante, esas brujas probablemente
mirarán al pasado y me lo agradecerán. Pues gracias a la profunda consideración de Su Alteza Dantalian, ellas fueron capaces de madurar más como personas…

Los resultados de mi educación tuvieron efectos muy rápidos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

[¡Tu actuación demoníaca ha cautivado a la gente!]

[El afecto de la Bruja Humbaba ha aumentado por 11.]

[El afecto de la Bruja Stheno ha aumentado por 12.]

[El afecto de la Bruja Euryale ha aumentado por 9.]

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una gran cantidad de ventanas de notificación aparecieron.

Excepto por una, el nivel de afecto se incrementó considerablemente. No había duda. Las brujas habían sido conmovidas profundamente por mis historias de romance. Como evidencia, ella seguía derramando lágrimas.

— Lady Macbeth, Julieta ellas…

— Solo hay parodias asquerosas en el mundo…

— No voy a creer en algo como una religión en este momento…

¿No era asombroso?

El color sombrío de la desesperación era un color le convenía a la gente. Como el líder de una secta religiosa para una nueva religión, yo estaba mirando por encima del hombro a los jóvenes corderos con satisfacción. Así era. Desechar tus esperanzas del mundo exterior y callar tu interior. De esa forma todo estaría bien.

Lapis Lazuli, quien estaba sentada a mi lado, suspiró.

— Ésta debe admitir que usted es el mismo de siempre, Su Alteza.

— Lo sé. Ser sistemáticamente así de refrescante es mi encanto.

— Ésta cree que el hecho de que usted esté sistemáticamente corrompido hasta la medula es una falta.

— Ohh, por eso es que los celos de una mente obtusa es bastante vulgar. Levanté las comisuras de mi boca al decir eso. Lapis Lazuli estaba mirándome fríamente.

Estaba bien. Su expresión quizá era así, pero por dentro, ella también había quedado conmovida por mi elocuencia. Probablemente no sería exagerado decir que ella estaba cautivada. Es solo que estaba avergonzada de mostrar sus emociones internas…

[El afecto de Lapis Lazuli ha disminuido por 1.]

Me equivoqué.

Lapis Lazuli estaba mucho más allá de ser doble cara.

En primer lugar, fuese timidez o vergüenza, ese tipo de emociones blandas no existían en la inmune súcubo.

—…hm, hmm. Esta vez una historia un poco más brillante…

— ¡O-oye! ¡La recepción es completamente terrible!

Fue en ese momento que aclaré mi garganta para cambiar el tema.

Al otro lado de la plaza se produjo un sonido de choque, seguido por un disturbio. Nuestro grupo, como si hubiésemos prometido hacerlo con anterioridad, volvió su mirada hacia la ubicación.

— ¡El alcohol sabe terrible, y los asientos son muy duros! ¡Ni siquiera tienes una cortesía común hacia tus clientes! ¡Querer recibir un pago con esto, ¿acaso realmente estas tratando de hacer negocios?!

— Mil disculpas. Mis más sinceras disculpas, Su Alteza –un jovencito estaba gritándole a un viejo enano.

El rostro del enano estaba cubierto de arrugas. Sus ropas eran bastante decentes. Parecía más bien el propietario de uno de los bares. El enano estaba en el suelo y baja su cabeza una y otra vez.

— Debido a nuestros empleados inferiores, fuimos incapaces de reconocerlo, Su Alteza…

— ¡JA! es por eso que cada viejo bastardo debe morir. Azote.

El joven pateó el flanco del viejo enano. El anciano dejó escapar un grito y cayó.

— ¡Tratar de hacer negocios cuando lo que hay en tu cerebro no es más que moho!

Patada.

— ¡Mira tú entretenimiento, es patético! –otra patada. La violencia irracional estaba tomando lugar públicamente

La atmósfera en la plaza se había enfriado. Sin embargo, no había ni una sola persona que tratara de detener eso. Como si todos aprobaran en silencio alejarse de la violencia que se desarrollaba ante ellos.

El aroma del alcohol se desvaneció rápidamente. El achispado estado en el que yo estaba por beber cerveza gradualmente se enfrió. No era una sensación de calma de la buena, sino una frialdad desagradable.

— ¿Quién es ese chico gracioso?

— Lord Demonio de 72º Rango, Andromalius –susurró Lapis Lazuli.

— ¿Lord Demonio? –enarqué mis cejas.

Ahora que miraba cuidadosamente, pude ver un pequeño cuerno en la frente del hombre.

El cuerno en la parte posterior de mi cabeza era lo suficientemente pequeño como para ser cubierto por mi cabello, pero el cuerno de ese hombre era incluso menor al mío. Si no me hubiese enterado que era un Lord Demonio, lo habría confundido con algún grano enorme.

— Si. Andromalius gasta la mayor parte de su tiempo en el casino Niflheim durante todo el año. Es famoso por usar el título de Lord Demonio para atormentar a la gente.

— Así que es como el acosador del vecindario, ¿eh? –resoplé.

El Lord Demonio Andromalius apareció en el juego, por lo que lo conocía muy bien.

Si Dantalian era el jefe de práctica, entonces él era el jefe del tutorial. Era un bribón que lamentablemente resultaba muerto por el héroe de nivel 1. Una desgracia compartida.

Ya fuese Andromalius o Dantalian, ambos estábamos en un nivel en el que nos podrían tratar como un adrianictíido, por eso, sería buena idea si pudiésemos apoyarnos mutuamente, pero…

Había una gran diferencia entre ese derrochador y yo. El Lord Demonio Andromalius ‘despierta’ al héroe.

En el prólogo, el protagonista es asaltado por demonios.

Excepto el protagonista, la gente del pueblo y toda su familia muere. Si eliges jugar con un personaje masculino, entonces tu hermanita. Si eliges un personaje femenino, entonces tu hermano mayor es sacrificado.

No importa el lado, el protagonista pierde alguien importante para él. Por eso, ardiendo con el deseo de venganza, él jura ‘que matará hasta el último Lord Demonio de este continente…’

— Hmm.

El culpable que daba nacimiento al monstruo conocido como héroe. Ese era el futuro que yacía al frente para el hombre que abusaba del anciano al otro lado de la plaza.

El año actual era 1505 del Calendario Imperial. El año en el que la aldea del héroe es atacada fue en el 1506 del Calendario Imperial.

Lo más apropiado de todo sería hacer algo antes de que este año termine. Si no, significaría que algún mocoso en el valle montañoso despierte de repente como un héroe. Deshacerme de una variable como el héroe con anticipación sería una decisión sensible si quería continuar viviendo el resto de mi vida pacífica y ociosamente.

En eso… un tintineo, una alarma sonó y una ventana apareció. Las elecciones surgieron como estuviesen sacando mis pensamientos más profundos.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
[1. Entablar una amistad con Andromalius.]

[2. Matar a Andromalius.]
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Coloqué mi mano en mi mentón.

Si. La primera opción era favorable.

Luego de hacer amistad con Andromalius, lo induciría a atacar con másmeticulosidad la aldea del héroe. Eliminando la fuente del problema. La táctica de deshacerse del brote peligroso por adelantado siempre era válido. 

Por otro lado, la segunda opción era radical.

Matar a Andromalius y por ende deshacerme de la causa total del problema, la dirección del plan mismo no estaba errada. El problema era el efecto dominó. Un Lord Demonio ha asesinado a otro Lord Demonio.

Debido a ese incidente, la gente llevaría su atención hacia mí. Las miradas de las personas inútilmente se centrarían en mí. Como solución, esto provocaría demasiada conmoción.

Preferí tratar con los problemas de una forma más tranquila. Algo como el asesinato era mi lado de preferencia. Sin embargo, no sabía dónde contratar a un asesino… ¿tenía que elegir la numero 1?

Mirando la fría atmosfera envolviendo la plaza, pude decir que Andromalius no tenía popularidad. Las razas demoníacas aquí parecían despreciar esa lujuria. Era un problema. Si fuese a quedar en términos amistosos con Andromalius, entonces mi propia imagen también decaería. La reputación era la línea vital para los políticos. Si era posible, quería mantenerme tan limpio como fuera posible.
Pero, ¿alguna opción además de la 1 era posible? Asesinar a Andromalius y también evitar recibir la atención. ¿Podría hacer que un resultado tan ideal suceda…? Era imposible evitar la atención por completo. Pero, si fuese capaz de desviar la mirada a alguien más…

— ¿Su Alteza?

La voz de Lapis Lazuli me sacó de mis pensamientos. Volví mi mirada.

— Lala. ¿Aún tienen el anillo en tu poder?

— ¿Si?... esta lo tiene todavía.

— Déjame confirmar algo rápidamente. Sin advertencia alguna, sujeté la mano izquierda de Lapis Lazuli. Pude sentir una pequeña protuberancia sobre su guante blanco.

Había un anillo en su dedo anular.

Públicamente, Lapis Lazuli era conocida como mi concubina.

El Lord Demonio Dantalian se había enamorado muchísimo de esta mestiza, tanto que no lo volvió asuntos políticos. Había rumores así. Claro, eso no era más que un rumor salvaje que hicimos a propósito.

El anillo fue comprado con el fin de avivar ese rumor distorsionado. Hace unos pocos días, gasté 1.600 de oro para comprar dos anillos de lujo.

Eran un par de anillos de compromiso con un diamante de color azul de 5 quilates imbuidos en cada uno. En la parte posterior tenían escritos en francés antiguo ‘no deseo a nadie más que tú’ (AUTRE NE VUEIL). En otras palabras, un voto de compromiso.

Públicamente, el Lord Demonio Dantalian era el estúpido más grande del mundo. Un simplón que había comprado un anillo para su amante tan pronto agarró algo de dinero. Pero miren ahora. Era bueno que hubiese preparado esto de antemano. Un uso para este anillo ya había sido preparado. Sin importar cuando, una onza de prevención tenía el valor de una libra de la cura…

— ¡No creas que serás capaz de volver a hacer negocios en este vecindario, viejo fanfarrón! ¡Pedazo de basura mohosa!

Andromalius seguía abusando del anciano.

Había una sonrisa maligna en su rostro. Parecía que disfrutara bastante golpear a la gente. Esa complexión ingenua era envidiable.

Sin embargo, jugar por tu cuenta se volvería aburrido rápidamente, Andromalius. Por favor, déjame formar parte de tu entretenimiento.

No te preocupes. Tengo una habilidad de hacer las fiestas de coctel muy agradables. Hace unos momentos, con mi elocuencia recargada, fui capaz de petrificar a las brujas. Tú también, pronto estarás revolcándote en el piso convulsionando de la risa. Te convertiré en un sorprendente personaje
secundario para una historia romántica. Finalmente, lo confirmé con Lapis Lazuli.

— Lazuli, ¿Andromalius tiene algún grupo que lo esté protegiendo?

— Hasta donde ésta sabe, no hay nadie.

— ¿Algún Lord Demonio que esté en buenos términos con él?

— Ninguno. Incluso entre los Lores Demonio, Andromalius es tratado como un fracaso lamentable.

— Esplendido.

En otras palabras, no tenía nada de qué preocuparme. Levanté mi tarro de cerveza.

Uno. Dos. Tres.

Luego de contar mentalmente, solté el tarro…
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                                                   Lapis Lazuli, Mestiza.
                                               Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 16.
                                                              Plaza de Hermes, Niflheim.

Crash.

El tarro se quebró.

Por un momento, la mirada de todos se centró aquí.

Había más de 200 personas en esta plaza, pero nadie había dicho nada. Debido al silencio, el sonido del vidrio despedazándose hizo eco fuertemente… era un simple tarro de cristal, pero fue tan fuerte que pudo llegar a los rincones más recónditos de la plaza.

— ¿Ahhhh?

Andromalius miró hacia acá.

Sus ojos inclinados detestables y parecidos a los de un zorro miraron. Eras capaz de ver su personalidad vulgar y su tonto temperamento solo al mirarlo.

— ¿Qué se supone que es eso? ¿No piensas bajar tu mirada? Andromalius habló en dirección a Su Alteza Dantalian.

Su Alteza Dantalian estaba indiferente. ¿Qué estaba pensando? Me volví para estudiar cuidadosamente la complexión de Su Alteza – y mi columna vertebral se tornó fría.

Era ese rostro.

La expresión que hacia cuando descubría a una presa y estaba esperando tranquilamente por ella.

No era ese rostro de derrotado que normalmente tenía. Una débil sonrisa fue dibujada en las comisuras de los labios de Su Alteza. Era el rostro que hacia cuando un esquema ominoso, un plan macabro se formaba en su cabeza.

Parecía que la otra parte no reconocía a Su Alteza Dantalian. No era extraño. El cuerno de Su Alteza estaba enterrado bajo su cabello y apenas era visible. Andromalius escupió el suelo.

— Ohh, miren eso. Él no está bajando su cabeza.

Tras patear al viejo enano una vez más, él se dirigió hacia nosotros. La forma en avanzaba parecía como si él fuese algún gato salvaje que ha encontrado un nuevo juguete con el que jugar.

Las razas demoniacas que estaban sentadas en las cercanías retrocedieron cautelosamente mientras él pasaba. Probablemente no querían meterse en problemas.

Por otro lado, las brujas Barbere se mantuvieron silenciosamente en sus asientos. Ellas habían sido contratadas por Su Alteza Dantalian. Su orgullo no les permitiría hacer algo como dejar a Su Alteza y salir corriendo.

— Vean a algunos campesinos sin ética.

Parecía que él estaba disgustado que las brujas no lo hubiesen saludado a pesar de haberlo visto. Andromalius enarcó las cejas.

— Si se encuentran con un Lord Demonio, entonces al menos deberían saludarlo con una reverencia, pero, ¿qué es esto? ¿Por qué están arrogantes y con sus mentones en alto?

Andromalius agarró fuertemente el cabello de una de las brujas. Y esta dejó escapar un gemido de dolor.

— Ugh…

El nombre de la bruja era Beatrice. Escuché que cierto tiempo había transcurrido desde que ella participó en un viaje de escolta, pues ella se mantuvo oculta durante varias décadas. Las brujas tenían muchas ganas de viajar, por lo que era común que ellas salieran de paseo por más de 100 años; para que ella terminara involucrándose con Andromalius luego de haber tomado una solicitud tras un periodo largo de tiempo, era una suerte terrible.

— Oigan, esclavas. Un Lord Demonio está aquí. Es uno de los honorables Lores Demonio que les dan vida y las alimentan. Deberían saludarme educadamente, pero ni siquiera se levantaron de sus asientos…

— Ugh, uhhh…

Podías escuchar el sonido de parte del cabello siendo arrancado.

A pesar de eso, la bruja mantuvo su boca cerrada.

Era un problema de etiqueta. Si las brujas saludaran a Andromalius allí, entonces estarían admitiendo que Andromalius era superior en clase a Su Alteza Dantalian. Era vital que esas brujas mantuvieran respeto a Su Alteza.

— Ohhh, miren esto –Andromalius sonrió sádicamente–. Todo el grupo de esclavas ha quedado mudo. Si sus lenguas están retrasadas entonces al menos deberían mover sus cabezas. Wow, todos sus cuellos están rígidos. ¿Debería ésta grandeza enderezarlos por ustedes? No se rehúsen y…

— Pero que mierda de hombre.

Fue entonces cuando Su Alteza Dantalian abrió su boca. Andromalius se estremeció.

— ¿Qué?

— Dije que eras una MIERDA de hombre. Había pensado que solo tu cerebro estaba podrido, pero parece que tus oídos también están infestados.

A través del aire, podías sentir la sorpresa de la gente en la plaza. Incluso yo creí por un segundo que había escuchado mal. ¿Mierda? Era una palabra que no era permitido decírsele a un Lord Demonio en un sitio público. El rostro de Andromalius se distorsionó rápidamente.

— ¿Cómo te atreves a decir esas palabras desconsideradas a ésta grandeza…?

— Es por esta razón que los delincuentes con ego excesivo son patéticos. Si no tienes el dinero para pagar por tu bebida, entonces discúlpate y lárgate. Encuentras alguna falla y luego procedes a golpear al anciano. No te fue suficiente que hubieses anunciado desvergonzadamente tu dureza en voz alta,
sino que incluso fuiste y arremetiste con las brujas también –Su Alteza Dantalian se echó a reír–. Y para colmo sigues yendo por todos lados proclamándote como ‘grandeza’. Esto si es una obra maestra, Andromalius. No eres un Lord Demonio. Tú no eres más que un novato que de alguna forma nació con un cuerno en su cabeza.

— M-maldito…

— Los Dioses son realmente crueles. Ellos convierten una basura como tu en un Lord Demonio en este mundo. Incluso las santas sentirían resentimiento de los Dioses si ellas llegasen a ver tu asquerosa cara. Conforme pasan los días, no se puede evitar si la cantidad de creyentes devotos comienza a disminuir…

La complexión de Andromalius alternó entre lo pálido y lo rojo.

Si mirabas cuidadosamente, entonces podrías ver que sus hombros temblaban. Era obvio. Él probablemente nunca había recibido unos insultos tan severos en toda su vida como Lord Demonio.

Andromalius gritó a la gente a nuestro alrededor.

— ¡¿Qué están haciendo?! ¡¿Por qué es que no están llevándose a este descarado lejos de mi vista?!

Su Alteza Dantalian, como si pensara que era sinceramente divertido, resopló:

— ¿Ves, no te dije que era una obra maestra? Él ni siquiera reconoce a una persona de la misma raza frente a sus narices. No son solo sus oídos, sino también sus ojos deben estar infestados, tanto así que no sería suficiente tratarlo como un cadáver…

— ¿M-misma raza?

Su Alteza se encogió de hombros.

— Soy el 71º Lord Demonio Dantalian. Referencialmente, las brujas que has maltratado son escoltas que he contratado hoy.

— El 71º…

— Discúlpate por haber maltratado a mis preciosas guardaespaldas como quisiste –Su Alteza bajó su tarro de cerveza–. ¿Entiendes? Discúlpate sinceramente y lárgate. Esto puede ser difícil por el desafío mental, pero esas son las costumbres básicas en la sociedad. Usa esta oportunidad para aprender.

— Huh. Y yo que me preguntaba qué tipo de aristócrata increíble se suponía que fueras  Andromalius se burló triunfalmente. A pesar de que la otra persona era Su Alteza Dantalian, él solo era mayor que
él por un rango. Él era un bribón que no tenía ningún talento reconocido y ningún grupo de confianza tras su espalda. Eso era lo que probablemente Andromalius estaba pensando.

Eso era estúpido. No había nada más estúpido que ser descuidado cuando se estaba frente a Su Alteza Dantalian.

Su Alteza normalmente podría ser un derrotado de primera, pero eso no era más que una máscara engañosa. El verdadero yo de Su Alteza era en realidad un monstruo diabólico. Él intencionalmente llevaba a las demás personas a ser descuidadas, y luego las consumía en un instante.

Probablemente Andromalius no sabía nada de esto. Aún quedaba una sonrisa cruel en la comisura de sus labios. Él era como un jabalí cargando directamente al borde de un escarpado.

— ¿Ah, sí? Es Dantalian, Ahhhhhh, escuché que estuviste en un lio en estos días. Se dice que algún tonto convirtió a una intocable en su concubina. Si. Si tú eres Dantalian… entonces esta debe ser la famosa mestiza –en eso Andromalius me miró. ¿Acaso el objetivo había cambiado de Su Alteza hacia mí?–. ¡La campesina que ha atraído sin temor a un Lord Demonio con su cuerpo! Oh, sí, es seguro. Ese cabello que tienes se parece al de ese linaje vulgar tuyo.

Tap. Tap.

Andromalius golpeó mi mejilla con su palma.

Su mano picaba bastante. Él podría haber estado tocándome alegremente, pero pude sentir sus verdaderas intenciones.

— Realmente no puedo comprender tu preferencia. ¿Por qué quieres tener este tipo de chica? Su apariencia es decente, pero el linaje actualmente importante es una tontería.

El acto de cambio de objetivo hacia mí fue una buena decisión.

Los Lores Demonio podrían haber sido sagrados e inviolables, pero ellos no eran sagrados ante otros Lores Demonios. Es decir, ellos estaban igualados. Si un Lord Demonio fuese a golpear a otro, entonces las problemáticas leyes comunes intervendrían. Por otro lado, estaba bien golpear libremente a una intocable.

La razón por la que Andromalius había comenzado a apuntarme a mi yacía dentro de esto también. Él había juzgado que sería difícil dominar esto solo con su rango, por lo que rápidamente buscó un objetivo débil.

— ¿O acaso es que, tu vagina es tan impresionante que fuiste capaz de cautivar a Dantalian? –Andromalius comenzó a burlarse–. Ésta grandeza está considerando darte mi gracia real, pero ¿qué piensas? Que una persona nacida como campesina sea capaz de tener 2 Lores Demonios. ¡No hay un honor más grande que este!

—……………

— ¡Yuju! ¡Por un lado está el imbécil del Rango 71! Y por el otro lado está la puta nacida de alguna regalada siendo violada por un humano inferior. ¿Eso no es una obra maestra? ¿Eh? Abruptamente, Andromalius me abofeteó. Ya esta vez no había diversión. Solo contenía el intento más puro de ser
violento. Mi cabeza terminó girando debido al golpe excesivamente fuerte.

Eso dolió bastante.

Sin embargo, era trivial.

Desde muy joven, fui expuesta a la violencia un sinfín de veces, tanto que me aburría. Hubo una vez que, diariamente, los aldeanos me lanzaban piedras. Comparado a esto, el golpe de Andromalius fue como el golpecito de un niño. La gente quizá no pueda estar acostumbrada al dolor, pero si puede ser capaz de acostumbrarse. Así es como era la gente. Y yo soy de esas personas.

—………

Devolví mi mirada al frente. Al hacerlo, la risa en la voz de Andromalius se detuvo.

— ¿AHHH? ¿Qué demonios estás viendo?

Andromalius me volvió a abofetear. Se sentía que había puesto todo su peso en su mano esta vez.

Desafortunadamente, a estas alturas, quedaba demostrado que Andromalius no pasaba su tiempo ejercitándose. Su golpe no fue pesado, en lo absoluto. Volví a mirar al frente.

— ¡…maestro y sirvienta son molestos! –aulló Andromalius. Movió su brazo una y otra vez. Y cada vez, mi cabeza era movida por la fuerza. Pero era inútil. Ya que se devolvía a su posición original.

— ¡Gr…grrrrr…!

Al ver eso, el rostro de Andromalius lentamente comenzó a ceder ante la ira. No ser capaz de contener su rabia infantil, ¡que bajo! Llegó un momento en el que ni siquiera soportaba verlo.

Me preguntaba si Su Alteza Dantalian había pensado lo mismo, él había estado sonriendo a mi lado.

— ¿Pero qué imagen es esta, Andromalius? Siendo un honorable Lord Demonio pero incapaz de lograr que una simple intocable se rinda ante ti. Esto es incomprensible. ¿Estás seguro que no fue un error de los Dioses que te hayas convertido en un Lord Demonio? Originalmente, ¿no se suponía que nacieras como campesino?

El rostro de Andromalius se tornó rojo.

— ¡É-ésta grandeza… ésta grandeza…!

— Está bien. No tienes que excusarte. Incluso los Dioses tienen momentos en los que se duermen durante el trabajo –Su Alteza Dantalian sonrió–. Sin embargo, esta debería ser la última vez que te lo advierto. No vuelvas a ponerle una mano encima a mi amada. Y discúlpate sinceramente por golpearla tanto a ella como a mis escoltas.

— ¡No me hagas reír!

Azote.

Con su puño, Andromalius me golpeó con todas sus fuerzas. Me caí de la silla y rodé al piso. Las brujas dejaron escapar un grito.

—………………

Mi boca me hormigueó por el impacto. Con mi lengua, pude sentir algo como hierro en mi boca. Tomé una servilleta y sequé las comisuras de mi boca. La servilleta se tiño de color carmesí por la sangre.

Levanté mi cabeza lentamente.

— ¡La pena de muerte para ti!

Andromalius estaba sacudiendo un dedo hacia mí.

Había odio en sus ojos. ¿No es sorprendente? ¿Cómo alguien podía despreciar tanto a otra persona poco después de haberse conocido? Ellos estaban ubicando sus emociones a un precio inimaginablemente bajo.

Desafortunadamente, como comerciante, no pude respetar al estúpido que estaba tratando de vender su producto a un precio asquerosamente barato.

— ¡La pena de muerte! ¡Recibirás el castigo capital! ¡A algo como una intocable le podemos dar un veredicto inmediato sin siquiera tener un juicio…! ¡Incluso si fueses a morir a manos de ésta grandeza, no puedes resistirte! ¡¿Sabías eso?!

¡Discúlpate por actuar imprudentemente ante ésta grandeza!

Sentencia de muerte esto, sentencia de muerte lo otro. Que fastidioso era. Solo era capaz de estar gritando las mismas palabras una y otra vez. Eso demostraba el nivel de inteligencia de este tipo. Creo que un goblin de 5 años podría mostrar un vocabulario más variado. Yo, con el mismo rostro inexpresivo, miré a Andromalius.

— ¡Esta puta, así será hasta el final! -Andromalius se dirigió hacia mí–. ¡Bien! ¡Te romperé la boca ahora mismo, perra! ¡Vete al infierno y arrepiéntete de… ¿ughhh ahhhhh?!

Sin embargo, él no fue capaz de dar siquiera 5 pasos.

Toda la gente en la plaza dejó escapar un grito al mismo tiempo. Andromalius había caído en el suelo. Dese su cuello, sangre rojo oscuro comenzó a brotar.

— ¿Uuhhh? ¡¿Ahhhhh?!

Andromalius, por instinto, movió sus manos para bloquear la herida.

El volumen de sangre era grave. No era algo tan lindo como un rasguño que podrías cubrir con la palma de tu mano y detenerlo. Andromalius, mirando la cantidad de sangre en su mano, gritó.

Fue un golpe único apuntado a una zona vital.

Con el fin de darle una muerte segura con un solo golpe. Al ver eso, pensé que eso realmente… realmente encajaba con el método de caza de Su Alteza Dantalian.

— Que lamentable –Su Alteza Dantalian limpió la sangre de su daga–. Tratar mi advertencia como algo trivial. La despreocupación de Su Alteza Dantalian era infinita. Fuera de los cientos de personas en toda la plaza, Su Alteza era el único que estaba relajado. Como si él estuviese completamente alejado de la atmosfera vibrante a nuestro alrededor.

¿Acaso esta persona realmente apuñaló a Andromalius?

Llegó al punto en que la gente dudaría inadvertidamente de ellos mismos y pensara eso.

Sin embargo, su alteza estaba sujetando un arma en su mano, la cual derramaba sangre. El goteo firmemente se deshizo de la duda de la gente.

Me preguntaba si era porque la persona que había causado el incidente estaba demasiado calmada. La plaza que estaba vibrante por el ruido hace un segundo, había comenzado a calmarse. Un silencio sofocante cayó sobre la plaza. En ese aire silencioso, la voz de Su Alteza resonó suavemente.

— Lapis Lazuli.

— Si, Su Alteza.

Inmediatamente bajé mi cabeza.

— Recita la ocasión en la que un Lord Demonio tiene permitido atacar a otro igual.

— Como usted ordene. Para que un Lord Demonio hiera a otro igual, uno debe advertir respetuosamente a la otra parte 2 veces. Cuando la otra parte ignoraclaramente la advertencia, y precede a dañar gravemente el honor del primer Lord Demonio, entonces ese Lord ataca al otro –una ley común.

Como los Lores Demonio eran sagrados, estaban libres de las leyes terrenales. Sin embargo, si fuese a suceder un conflicto entre dos Lores Demonio, entonces ellos tenían que estar confinados a las leyes comunes. La ley común que acaba de recitar era conocida como la ‘Advertencia Cocytus’.

De acuerdo a las leyendas, si una persona fuese a morir, entonces tenía que cruzar los 5 ríos. Acheron, Cocytus, Phlegethon, Lethe y Styx… Cocytus era el segundo río. Si un fallecido iba a cruzar el Río Cocytus, ellos eventualmente alcanzaría el Phlegethon, donde en lugar de agua había era lava. Aquí la gente caería en el río y sus almas de se incendiarían. Por eso era que dar la Advertencia

Cocytus significaba que estabas diciéndole a la otra parte que retrocediera antes de quemarse.

Andromalius graznó.

— ¿A-advertencia Cocytus…? ¡Ugh! ¡Maldito, ¿al menos sabes las estupideces que dices?! –ese tipo de respuesta era natural.

Normalmente, la Advertencia Cocytus solo se usaba en eventos de guerra. Si un Lord Demonio quería atacar la base de otro igual, entonces ellos enviaban una declaración de guerra dos veces. La advertencia era usada en este tipo de situación.

Su propósito original era prevenir la guerra. Declarar ataques repentinos sin haber enviado una declaración de guerra de antemano era algo ilegal, en conclusión, tenía un efecto de limitar el conflicto. Su Alteza Dantalian ingeniosamente estaba abusando de esta ley común.

Andromalius aulló.

— Ugh, ¡es tu fin, maldito! ¡Dantalian! ¡El fin… los demás Lores Demonio no dejarán este desliz tan fácilmente…! ¡Augh! ¡Es demasiado tarde para llorar y pedir perdón! ¡Ésta grandeza nunca te perdonará!

— El que está en su final eres tú.

Su Alteza Dantalian pisó el dorso de la mano de Andromalius. El sonido de los huesos reventándose hizo eco. Andromalius gritó con más pena y se agitaba en el piso.

— 72º Lord Demonio. Los crímenes que has cometido son los siguientes. Primero, sin razón alguna, te burlaste y golpeaste a unas escoltas que contraté. Segundo, irracionalmente asaltaste a mi amada –Su Alteza Dantalian miró alrededor y habló audiblemente–. Solicité respetuosamente a Andromalius que se detuviera, pero me ignoró. Él no solo amenazó mi seguridad, si no que hirió mi honor también. ¡Todos ustedes son testigos!

La gente en la plaza comenzó a murmurar entre sí.

Andromalius probablemente ya no estaba en los pensamientos de Su Alteza. En lugar de eso, Su Alteza Dantalian estaba tratando de atraer a esta gente a presenciar todo.

— ¡Miren acá! –quitándose los guantes y lanzándolos a un lado, él sujetó mi mano izquierda también, seguidamente, quitando el guante que estaba en esa mano. Como si le mostrara todo eso al mundo, Su Alteza levantó mi mano en alto. Ahí estaba el anillo en mi dedo anular. Un diamante azul brilló y destelló fuertemente. Un anillo parecido estaba en el dedo anular de Su Alteza también–.Soy un Lord Demonio. Esta jovencita es una campesina. Nosotros no tenemos permitido casarnos. ¡Sin embargo, jurando ante la Diosa Afrodita, yo, Dantalian, el 71º Lord Demonio, declaro mi amor por esta chica! ¡Este anillo es prueba de ello! ¡Incluso si la sociedad prohibiese nuestro matrimonio, nuestros corazones ya están conectados! –la gente dejó escapar un gemido.

Un Lord Demonio ha confesado su amor por una campesina. Y lo peor de todo, es que fue en una plaza pública en frente de una audiencia de cientos de personas. A partir de mañana, la alta sociedad va a estar molesta. Los chismes del amor apasionado entre un Lord Demonio y una intocable se propagarán por todos lados. Era un fenómeno natural. Independientemente de la generación, la gente estaba atada a emocionarse por el tema de un ‘amor prohibido’.

Ahí es donde recaía el engaño de Su Alteza.

En esta gran historia de amor, el personaje conocido como Andromalius cayó en un simple rol secundario.

Un engaño astuto.

Si Su Alteza Dantalian simplemente fuese a asesinar a Andromalius, ¿qué sucedería? Inevitablemente, no sería más que un caso de asesinato.

Pero si fuese a cometer asesinado por ‘la campesina a la que ama’, entonces la historia era distinta. El monótono juego de asesinato cambiaría a una presentación de amor prohibido.

Su Alteza y yo éramos Romeo y Julieta.

Andromalius era el personaje secundario, Tibaldo, quien fue asesinado por Romeo.

La realidad fue fácilmente distorsionada.

— E-enamorarse de una chusma. Que locura. Insano… ¡Una desgracia de un Lord Demonio! –Andromalius dejó escapar un gemido de dolor. Ese pobre hombre no tenía idea de que iba a enfrentar su fin sin saber de qué tipo de esquema estaba siendo removido. Sentí un poco de lastima por él.

— Bastardo. No mereces el derecho de ser llamado ‘la misma raza’ que ésta grandeza. La jerarquía es una orden sagrada. ¡Para ti, quien te atreves a ir en contra de la orden de la naturaleza…!

— Me pregunto lo siguiente, ¿qué orden de la naturaleza es esa? Su Alteza bajó su mirada hacia Andromalius. Un tranquilo pero horripilante susurró fluyó de los labios de Su Alteza.

— Déjame decirte lo que es la verdadera orden de la naturaleza, novato. Esta es la ley de la jungla. Si un gato fuese contra un tigre, entonces el único resultado sería la muerte. La realidad del mundo algo tan simple y aburrido. ¿No crees? Fue en eso, cuando la complexión de Andromalius palideció.

Él probablemente ahora vagamente estaba comprendiendo que Su Alteza Dantalian realmente iba a matarlo 

Pero era demasiado tarde.

— Por eso es que yo personalmente prefiero las mentiras antes de la verdad. Tal como un rostro desnudo requiere maquillaje, para la vida es esencial tener algo de sazón.

— S-salva…

— Mala elección.

Sin inquirir en lo correcto y lo que no, Su Alteza osciló su daga. La hoja se clavó en la garganta de Andromalius así como si nada.

La sangre inundando la tráquea de Andromalius lo forzó a vomitar sangre.

— ¡Bluaaaargh!

— ¿Sálvame? Esa es una línea terriblemente aburrida. En nuestras vidas aburridas, eso solo nos tortura más en agonía. Veo el aburrimiento como el pecado de la humanidad, y encuentro parecido a eso a un insecto peligroso que merece ser exterminado.

Su Alteza susurró.

Fue una voz tan baja que solo yo, quien estaba sentada a su lado, pude oír.

— La próxima vez, vuelve luego de practicar mejor tus palabras, actor de tercera.

—……………

Andromalius se encogió de hombros. Al igual que una muñeca cuyas cuerdas han sido cortadas, su cabeza cayó floja.

¿Acaso la última emoción que destelló en sus ojos fue miedo, o quizá odio hacia Su Alteza Dantalian? Creí que ambas cosas eran posibles.

Su Alteza enderezó su espalda y miró alrededor de la plaza. Nadie trató de hacer contacto visual con Su Alteza. Instintivamente trataba de evitar los ojos de Su Alteza. Todos habían sido consumidos por la atmosfera compuesta que él emanaba.

Era sorprendente. Su Alteza Dantalian por si solo abrumó toda esta enorme plaza.

Hasta ahora, había creído que la grandiosidad de un rey no era más que un concepto abstracto. Sin embargo, luego de mirar a Su Alteza, lo entendí. Su Alteza tenía algo que podía abrumar a la audiencia.

Él no estaba dominando a los ciudadanos con miedo. Ni atrayendo a la gente con prestigio. Algo diferente estaba oculto…

¿Por qué no mostró su habilidad en el pasado? ¿Cómo fue educado con una enorme cantidad de talento luego de superar una situación de vida o muerte con el aventurero? Mi actual yo no tenía respuesta a eso.

Sin embargo…

— Lo hiciste bien, Lala.

— ¿Perdón?

— Mi vasallo nunca debería rendirse sin pensarlo ante otro individuo. Cuando te reusaste a desviar tu mirada hasta el final, a pesar de ser golpeada por Andromalius, quedé muy impresionado. Eres una mujer brillante –Su Alteza rió osadamente.

Al oír esa ligera risa, pensé: Al final, no fue una mala elección estar a merced de Su Alteza.

Por primera vez en este día estaba segura.
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

                                            Ejecutivo de Keuncuska, Goblin Avaro, Torukel.
                                             Calendario Imperial: Año 1505, Mes 8, Día 16.
                                                Sede de la Firma Keuncuska, Piso Superior

El piso más alto de la sede era un lugar a la que solo una pequeña cantidad de ejecutivos tenía acceso.

Nadie más estaba en esta gran habitación. Solo un montón de ataúdes regados por todos lados… al simple vista, superaban los treinta.

— Cruc.

Sin importar cuantas veces viera esto, me daba una sensación siniestra. Los vampiros actuales declaraban que los ataúdes eran de la vieja escuela y que no se usaban más. Que dormían muy cómodamente en las camas. Sin embargo, comprendí que Ivar Lodbrok era un viejo caballero que se había quedado estancado en el tiempo.

En lo que había vuelto mi cabeza para leer un libro…

—…Sir Torukel.

— ¡Oh, cielos!

Salté con sorpresa y miré a mí alrededor. Una pequeña bruja estaba sonriendo maquiavélicamente.

— Parece que ha visto un fantasma.

— ¡Si estás aquí entonces sí!

— Lo siento, pero no pude evitar asustarle en lo que le vi, Sir Torukel.

— Cruruc, sentí que mi corazón se iba a salir… ¿pero qué pasa con esa forma extraña de hablar?

La bruja dio unas zancadas hacia un féretro negro.

Si recordaba correctamente, su nombre era Beatrice. Ella originalmente era una bruja que era parte de las Hermanas Berbere. Décadas atrás, luego del conflicto con Ivar Lodbrok, ella fue capturada por este lado. Ayer, ella salió diciendo que iría a extraer información de Lapis Lazuli. En otras palabras, actuar como espía

— ¿Mi forma de hablar?

La bruja se sentó encima del sarcófago. Su voz podía ser coqueta, pero su rostro siempre sonreía. Que perversa.

Ella definitivamente estaba disfrutando la situación.

— ¿Qué tiene mi forma de hablar, Sir Torukel el Avaro?

— Es tan perturbador que siento que se me revuelve el estómago… tsk. No hay razón para molestarme ya que de todas formas no escucharás. En fin. Dime los movimientos de Lapis Lazuli. Si estás de vuelta es porque fuiste capaz de tener información reciente, ¿no es así?

— Por favor, no se apresure tanto, Sir Torukel. Los hombres que presionan a las mujeres no son populares. Ya que siempre es así, es por eso que no ha tenido una esposa en cientos de años.

— ¡Estoy soltero a voluntad!

La bruja estalló a carcajadas. Cada risa suya era de bruja. Me estaba volviendo loco.

— Me sorprende. Hay una cosa importante que descubrí. El Lord Demonio Dantalian se ha enamorado profundamente por la súcubo, más de lo que habíamos pensado. Él incluso confesó abiertamente su amor por ella en medio de la Plaza de Hermes.

— ¿Qué?

— ¿Debo decirlo palabra por palabra? ‘Soy un Lord Demonio. Esta joven es una campesina. Nosotros no tenemos permitido casarnos. Sin embargo, jurando ante la Diosa Afrodita, yo, Dantalian el 71º Lord Demonio, declaro mi amor por esta chica’.

Fruncí el ceño.

Decir esas líneas en un lugar público no tenía sentido alguno. Había un límite para lo estúpido que podía ser una persona. Incluso si Dantalian eran un zoquete que no conocía la pena, ¿realmente haría tal cosa?

— Es cierto. Incluso asesinó a Andromalius declarando que fue por la súcubo.

— ¿Andromalius? No me digas, ¿te refieres al 72º Lord Demonio? La bruja sonrió amargamente.

Esta mujer me lo había dicho todo. Acerca de cómo Andromalius estuvo causando un alboroto. Cómo había insultado a las brujas y asaltado a Lapis Lazuli. Y cómo Dantalian lo había matado…

— Dios santo.

Mientras escuchaba la historia, mi boca se abrió más y más. La bruja, como si comprendiera mis sentimientos, asintió.

— Las calles de Niflheim están llenas de clamor. Sin importar adonde vayas, la gente habla de la verdadera historia de amor entre el Lord Demonio Dantalian y la campesina Lapis Lazuli. La gente está rendida a los pies del amor prohibido.

— Eso no tiene sentido. Incluso si Andromalius fue el peor Lord Demonio, él seguía siendo un Lord Demonio por nombre. ¡No es posible que lo matara así como así!

— Lamentablemente, el público de Niflheim está favoreciendo a Dantalian –la bruja habló rotundamente–. Andromalius pasó su tiempo de casino en casino comportándose como un vándalo, ya debería saberlo. Si excluye su posición, entonces no quedaba nada bueno de él. Obviamente, su reputación fue la peor. La mayoría de los ciudadanos está diciendo que están encantados e incluso
brindaron por ello.

—…………

No era difícil de imaginar.

Las quejas sobre las despreciables payasadas sobre Andromalius llegaban con regularidad. Incluso si él era un Lord Demonio ¿no es algo demasiado grave? ¿No necesita ser controlado?; este tipo de ideas pasaron por el consejo de la ciudad de vez en cuando. Resumiéndolo, él era un dolor de cabeza para todos. Incluso había una considerable cantidad de gente que había muerto por ser irracionalmente golpeado por Andromalius. Las familias de los fallecidos probablemente estaban alabando a Dantalian.

—…el momento es demasiado bueno.

— Sip…

La bruja asintió con el mentón.

Pronto, una gran reunión de Lores Demonio se iba a llevar a cabo. Estábamos planeando atacar a Dantalian políticamente en dicha reunión. Durante el tiempecito restante antes de la conferencia, es decir ahora, Dantalian abruptamente fue capaz de ganar popularidad con la gente.

— ¿Acaso es una verdadera coincidencia?

Era difícil borrar esa duda en mi cabeza. No podíamos estar seguros que deshacerse de Andromalius no estuviese planeado. Miré lleno de dudas a la bruja:

— No fui capaz de investigar mucho esa parte. Sin embargo…

— Sin embargo, las probabilidades son elevadas. ¿Eso es lo que quieres decir?

— Sip.

El rostro de la bruja se mostró serio.

— En lo que Andromalius atacó a su amante, Dantalian usó la Advertencia Cocytus como pretexto. Como si estuviese esperando por ello. Esta es una idea de la que es difícil de pensar en el acto.

— Ugh.

Entonces eso no fue un asesinato por casualidad.

Todos sabía que Andromalius viajaba por aquí y por allá en Niflheim. Los lugares que frecuentaba eran limitados. El casino, el Barrio Rojo, y el bar. Eso nada más. Las oportunidades de cruzarse con Andromalius eran considerablemente altas. Planear asesinarlo no era muy difícil que digamos…

— ¿No crees que es divertido?

— ¿Cruc? ¿Qué?

— Durante los años anteriores, nadie había intentado detener a Andromalius de sus alborotos. Solo porque él era un Lord Demonio. A pesar de eso, Dantalian acabó con esa amenaza a tan solo 30 minutos de haberlo conocido… –la bruja sonrió irónicamente–. Andromalius me agarró por el cabello y me zarandeó como le plació. Me hizo sentir como una especie de ganado en lugar de una persona. Al igual que un cerdo al que puedes golpear y con el que juegas como te dé la gana.

—…………

— Fue notablemente impertinente.

Las pupilas de la bruja brillaron peculiarmente.

Esta tipa albergaba una clara hostilidad a la existencia conocida como Lores Demonio.

— Él solo tuvo un estatus alto. Cuando ese hombre incompetente sin ningún talento conocido me tomó por el pelo, se sintió tan desagradable que quise romperle la garganta y…

— Oye, oye. No es que me disguste tu opinión. Para nada, pero… -hablé cuidadosamente–. Hablando desde un punto de vista lógico, los Lores Demonio no carecen completamente de talentos. Para empezar, ellos dominan el lenguaje Babylon. Y ¿no son capaces de usar y comprender cada lenguaje demoniaco desde nacimiento? Además de eso, el simbolismo político…

— He comandado sobre 36 lenguajes de diferentes razas.

—…reconozco eso. En fin, los Lores Demonio tienen una mística religiosa. Par la mayoría, los Lores Demonio son los agentes de los Dioses y también son los más grandes de los sacerdotes.

— Entonces, si alguien fuese a ordenarle a un Lord Demonio que muera, ¿entonces el que ordenó la tarea morirá en su lugar? –la brujas se rió burlonamente-. Ay, por favor, Sir Torukel. No piense mucho en la perspectiva de una persona.

El tono de la bruja se volvió solemne, y una profunda sonrisa se formó en sus labios.

— El público no es más que un grupo de idiotas y personas sin imaginación.

— Lo siento, pero tengo que objetar ante eso. Un grupo es superior a un individuo. Incluso un héroe no puede conquistar un continente por su cuenta.

— ¿Asi que está diciendo que debemos seguir la lógica de la mayoría y usar eso para determinar lo que es correcto y lo que no lo es? Torukel. Nuestro aristócrata goblin avaro. Esa no es una táctica muy buena en esta situación.

Taack.

La mujer había golpeado con su dedo, y en ese instante, el sonido de un ataúd abriéndose en alguna parte de la habitación resonó. Con una atmósfera monótona, alguien levantó la parte superior de su cuerpo desde un ataúd negro.

Era una chica llevando un traje de sirvienta.

Ella lentamente abrió sus ojos y miró en esta dirección. La chica sonrió fríamente y movió sus labios.

— Cómo somos mayor en número.

—…la opinión de un individuo puede ser respetada incluso en la sociedad donde la lógica mayoritaria es un uso común. Eso es posible, siempre y cuando uno tenga la más mínima de las consideraciones y la sofisticación.

— Oh, ¿realmente piensas así?

La sirvienta ligeramente tocó el dorso de su mano. Al instante, otro féretro negro se abrió y una figura salió.

Esta vez era un hombre con la cabeza de un lobo. Un hombre logo. El hombre aulló profundamente.

— Eso es posible cuando la minoría tiene una cantidad de fuerza decente. Sin embargo, en el mundo demoniaco en el que vivimos, hay al menos unas 470 tribus orcas mientras solo quedan 2 tribus de hombres lobo. Si la tensión fuese a producirse entre esas dos razas, ¿crees que los millones de orcos mostrarían consideración a unos escasos cientos de hombres lobos? Uno solo podría rogar que los orcos tuviesen una cantidad decente de consideración y sofisticación.

—………………

El hombre lobo silbó.

Al hacerlo, todos los demás ataúdes se abrieron al mismo tiempo

Cada féretro tenía una persona. Un total de 33 personajes levantaron sus cuerpos.

Entre ellos, un viejo caballero se acercó.

— La minoría requiere fuerza, Torukel. Especialmente alguien como yo, quien pertenece a una raza que tiene solo dos vampiros restantes, tiene que ser más cuidadoso con lo que le rodea.

—…Ivar Lodbrok.

Un suspiro vino de mi boca. Ese era su poder como verdadero vampiro y titiritero.

La habilidad de mover su consciencia a sus esclavos cuando quisiera.

Ivar Lodbrok tenía 32 muñecas esclavizadas. Por eso, era posible para él, poseer 32 tareas distintas cuando quisiera. Era un secreto cercanamente guardado que solo yo, entre los ejecutivos, sabia.

El mundo demoniaco actualmente era controlado por los Lores Demonio. Sin importar cuán rico fueres, siempre existía el peligro de ser purgado por la verdadera gente poderosa. Por eso es que una persona tenía que establecer medidas de seguridad. Para eso es que existían las 32 marionetas de Ivar
Lodbrok.

Incluso si un Lord Demonio fuese a amenazarnos, Ivar Lodbrok podría mover su consciencia entre sus esclavos y mantenerse vivo hasta el final. Por eso es que Ivar Lodbrok mantenía a sus marionetas en completo silencio. Un secreto que los lores Demonio no debían conocer.

Aunque viendo cómo se comportaba, se siente como si parte de la razón por la que lo hacía es por pasatiempo.

— Hmm. Parece que todo está bien -Ivar, con un aire satisfecho a su alrededor, sacudió el polvo de su cuerpo–. Me preocupaba que problema podría estar ocurriendo porque ha pasado tiempo desde que moví mi consciencia. No puedo estar más relajado.

— Eso es un alivio. Después que fui forzado a presenciar como un viejo actuaba como una chiquilla, las cuencas de mis ojos y orificios auditivos terminaron pudriéndose. Quiero decir, ¿por qué eres tan adepto a copiar la forma en la que hablan las chicas?

Ivar Lodbrok levantó sus hombros.

— ¿Qué se supone que haga cuando el cuerpo está afectándome la mente? – Ivar se encogió de hombros–. Te pido que lo comprendas, Torukel. Con el fin de engañar a las Hermanas Torukel, la actuación es esencial. Ellas aún no saben que Beatrice fue tomada por mí.

— De acuerdo, está bien por las brujas. Pero ¿por qué tuviste que comportarte como una chica y usar honoríficos cuando estabas frente a mí?

— Claro está, para divertirme viendo tu expresión facial distorsionarse cada vez que uso los honoríficos.

— ¡Entonces ese fue tu pasatiempo! –Ivar dejó escapar una risa. Luego de reírse por un momento, él se tornó serio.

—…Torukel. Piensa con cuidado. Incluso si ellos fueron a matar a Andromalius, el Lord Demonio Dantalian no obtiene ganancias.

— ¿Qué?

— Por un corto, corto periodo de tiempo, él recibirá popularidad por parte de los ciudadanos. Pero si miras a largo plazo, entonces la pérdida será enorme. El hecho de que él haya tomado a una intocable como su amante permanecerá como una mancha y seguirá ensuciando su reputación. En conclusión, su vida política será acortada. Él mismo terminará estrangulándose.

Enarqué las cejas y dije:

— Entonces, ¿por qué Dantalian mató a Andromalius? Ivar sacudió su cabeza de lado a lado.

— Piensa en grande, Torukel.

— ¿En grande?

— En este incidente, hay una persona que obtendría una ganancia absoluta. No se trata de Andromalius, y mucho menos de Dantalian.

— ¿……?

Era una declaración enigmática.

Andromalius y Dantalian habían colisionado. Ambos lados no ganaban nada. ¿Quién podría…? ¡Ahh! ¡Eso era, eso era, eso era!

— ¡Lapis Lazuli!

Mi voz se incrementó por si sola.

— ¡Gracias a este asunto, esto no sería distinto de Lapis Lazuli siendo aceptada oficialmente como la amante de un Lord Demonio! 

— Así es. Esa súcubo es la única que se lleva las ganancias –Ivar asintió–. Esa chica probablemente instruyó a Dantalian de antemano, que si Andromalius trataba e iniciaba una discusión con ellos, entonces que usara la Advertencia Cocytus como pretexto para luego matarlo. Ya que Dantalian se enamoró profundamente de esa súcubo, él haría eso más que complacido. Y mientras lo hubiesen planeado, ellos encontrarían a Andromalius…

No podía creerlo.

— Entonces, ¿Lapis Lazuli hizo eso simplemente para incrementar su propio estatus…?

— Así es. Ella jugó con dos Lores Demonio. Dantalian, claro está, y Andromalius probablemente fue removido ingenuamente de sus planes.

— Que mujer tan ridícula… Pude sentí como mi propia voz temblaba. 

En contraste, Ivar murmuró como si se divirtiese.

— ¿No es magnífico? Hace poco, esa súcubo no era nada más que una comerciante. Sin embargo, ella fue capaz de obtener un préstamo enorme de nuestra firma al engañarnos, fue capaz de poner a Dantalian de su lado, y ahora fue capaz de deshacerse de Andromalius…

—……

— Estoy completamente conmovido. Ésta súcubo es como la personificación del deseo de poder. Para que una chica así haya nacido, entonces este mundo realmente vale la pena –Ivar me miró fijamente–. Torukel. Nuestro oponente es formidable. Esa súcubo es lo suficientemente competente como para superar nuestro muro de estatus social. Ella es despiadada y de corazón frio

—………………

— Pero aún no ha pasado de ser más que una conspiradora débil. La posición de Lapis Lazuli viene de Dantalian. Si acabamos con Dantalian, entonces ella ya no sería la amante de un Lord Demonio y lo que sea. Ella solo sería una INTOCABLE arrogante –esa era un llamado preciso. Si querías ir por un almirante, entonces lo primero es dispararle al caballo. Lapis Lazuli actualmente estaba en el caballo conocido como Dantalian y estaba corriendo hacia adelante como un espíritu. Si atabas los pies de Dantalian, naturalmente su espirito seria cortado también.

— Sin error alguno, tienes que acabarlos… ¿puedes hacerlo?

— Esta bien tener mi voto. Su Alteza Paimon también acepta por completo nuestro plan. Si se produce una situación entre diez mil, entonces tomaré toda la responsabilidad.

Volví a mirar a Ivar Lodbrok. Al hacerlo, Ivar asintió. Sin preguntar quién comenzaría primero, recité el compromiso.

— Oh, gran Keuncuska…

— Deberás pagar sangre con sangre.

Ese era un dicho de nuestra firma que llevaba 400 años de historia. En otras palabras, estábamos cargando 400 años de orgullo en esta gran reunión. Perder era imperdonable.

Lapis Lazuli. Podrás ser una heroína impresionante, pero aun eres un brote joven. Debemos pisotearte por completo
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                                            Capitulo siguiente

1 comentario:

  1. ivar novato dantalian va 1 paso por delante siempre. no me sorprenderia que lapis lazuli ahora tenga afecto + 100 en dantalian

    ResponderEliminar

Busqueda por fecha

Registrate