Novelas ligeras en español

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Awakening capitulo 65

Cuando Masashi regresó al hotel, ya eran las dos de la tarde.

Al llamar al aeropuerto para preguntar por un momento, el primer vuelo a Tokio era a las 5 de la tarde. Debido a que aún era temprano, Masashi decidió caminar afuera.

Nepal era un lugar hermoso; la mayor parte del país no fue afectada por la contaminación industrial. Estaba lleno de árboles y flores verdes, así como con aire cristalino.

No mucho tiempo después, Masashi comenzó a sentir un poco de hambre, entonces recordó que a excepciona de comer en el avión, desde ayer hasta ahora no había comido nada. Así que no tuvo más remedio que regresar e ir a un restaurante cercano.

A la mitad de su comida, Masashi repentinamente sintió como que estaba siendo observado. Miró detrás de él, y bastante seguro, vio a una pequeña niña de aproximadamente 8-9 años de edad de pie cerca del restaurante mirándolo fijamente.

El rostro de la pequeña era tan blanco como la leche, ojos grandes y redondos, vistiendo una muy buena cachemira, pareciendo al igual que una muñeca bien hecha.

La cara casi parecía la de un asiático, pero también tenía rasgos faciales delicados de una persona de Nepal. Así que la primera idea que Masashi tenía era que ella no era de alrededor de este lugar,

La pequeña niña en realidad no tenía miedo cuando Masashi se acercaba cada vez más hacia ella.

Masashi se divirtió, la miró mientras señalaba un postre sin comer en la mesa, ¿refiriéndose si quería comerlo?

La pequeña niña negó con su cabeza, caminó hacia Masashi, y finalmente habló, hablando en Ingles. Masashi también estuvo un poco sorprendido.

“¿Tú……..quién eres?”

El tono de la niña era muy rígido y parecía que había pasado un largo tiempo desde que había hablado por última vez.

“¿Tus padres no te enseñaron que, antes de preguntar a alguien su nombre, tienes que decirle el tuyo primero?”

Masashi dijo con una sonrisa.

La pequeña niña negó con su cabeza.

“Yo…….no sé, ellos ya están muertos.”

Su expresión era seria.

“Lo siento.”

Masashi suavemente tocó su cabeza.

Respecto a esta acción, la niña parecía como si lo había disfrutado mucho, y como un gatito, cerró suavemente sus ojos.

“Tengo dos nombres, uno nombre chino y un nombre japonés. Puedes llamarme Lei Yin.”

Cuando se trató de su nombre, Masashi sintió que estaba y a la vez no familiarizado con ello.

“Lei, Lei…..”

La pequeña dijo suavemente, y luego sin pestañar lo miró.

“Te he dicho mi nombre, así que deberías también decirme el tuyo.”

“………Ellos me llaman Amy.”

“¿Amy? ¿De dónde eres?”

Aunque ella hablaba en Ingles, Masashi sintió como que ella era asiática, así que sabía que tenía un nombre tan occidental.

La pequeña chica no respondió, y solo lo miró desconcertada.

“¿Quieres comer esto?”

Masashi no preguntó de nuevo, pero señaló a los pasteles sobre la mesa mientras le preguntaba.

“Ahn.”

La pequeña niña no volvió a negarse.

En ese momento, Masashi bebió su té y observó los movimientos encantadores pero torpes mientras ella comía el postre.

“Amy, ¿Por qué estas aquí? ¿Quién eres tú?”

Cuando la pequeña estaba comiendo algo, una voz femenina repentinamente se pudo escuchar.

Masashi se volteó para mirar hacia atrás y vio a una hermosa belleza eurasiática que lo miraba agresivamente.

“¿Eres la que cuida a Amy?”

Masashi gentilmente bajó su taza.

“¿Quién eres tú? ¿Qué quieres?”

La hermosa mujer primero jaló a Amy a su lado, mientras miraba a Masashi con hostilidad.

“Yo solo soy un turista ordinario, pero como puedes ver, solo le pedí a esta niña que comiera.”

Masashi odiaba tratar con una mujer ansiosa, si realmente apreciaba a esta niña, no importa que, ella no debería haber estado corriendo por todo el lugar.

“Amy, ¿Estas bien? ¿Él te hizo algo raro?”

La belleza lo ignoró, se agachó y examinó cuidadosamente a la pequeña niña.

Masashi sonrió amargamente, su tono claramente lo consideraba como un pervertido. No quería preocuparse por ella, así que se levantó y se fue.

Pero antes de que pudiera siquiera dar dos pasos hacia adelante, su pie repentinamente se sintió pesado.

Miró hacia abajo y vio a Amy. En ese momento, ella se sintió como un bebe oso aferrándose a su pierna y no lo dejaría ir no importa que.

“Lei, no te vayas…….no te vayas……”

La pequeña lo miró fijamente con ojos suplicantes.

“Amy, ¡déjalo ir rápidamente!”

La belleza estaba sorprendida y furiosa.

Amy no le prestó atención y continúo aferrándose firmemente sobre el muslo de Masashi.

Al mirar a la pequeña quien no le gustaba hablar, los ojos de Masashi estuvieron llenos con un leve afecto. Se agachó y tocó la pequeña cabeza de Amy y le dijo:

“Hey, niña, eres tan mala, oh.”

“Lei……no te vayas.”

La pequeña lo miró con lastima.

La belleza a su lado estaba sorprendida, ella nunca había visto a Amy como lo era ahora, siendo dependiente de una persona. Ella tenía muy claro que Amy tenía un severo autismo, aparte de su padre, ella nunca fue cercana a nadie. Incluso ellos raramente fueron capaces de hacer que diga algunas palabras. Su padre estaba preocupado sobre su condición, así que buscó a muchos psicólogos famosos tratando de tratarla, pero quizá debido a que su trauma durante su niñez fue demasiado grande, ahora incluso ni siquiera había hecho el menor progreso. En este caso, ella era impotente.

Pero ahora, en frente de este adolescente de escuela secundaria, ¿Amy inesperadamente no quería que se vaya? Pensando en esto, Alice Lynn no pudo evitar mirar al adolescente.

Masashi absolutamente no sabía que Alice lo estaba mirando, ya que estaba ocupado consolando a esta niña. Al final, después de muchas explicaciones, las pequeñas manos de Amy lo soltaron, pero sus ojos todavía lo miraban de cerca.

“Llama a este número y podrás encontrarme. ¿Llamarás?”

Masashi escribió su número en un pedazo de papel y se lo entregó, demostrando una proposición para que le llame.

La pequeña sintió, sosteniendo el pequeño pedazo de papel en su mano fuertemente como si tuviera miedo de que volará lejos.

“Bueno, realmente tengo que irme. Si hay algo, entonces llámame, más adelante deberías ser obediente.”

Amy asintió nuevamente, sus ojos parpadearon mientras lo miraba.

Masashi sonrió, palmeó su cabeza y luego salió del restaurante.

Hasta que él estaba muy lejos del restaurante, Masashi pareció ser capaz de escuchar a la niña llamando su nombre.

Respirando suavemente, Masashi agitó la mano frente a un taxi.

“¿A dónde va?”

El taxista preguntó con un ingles roto/tosco/no fluido.

“Aeropuerto.”

Masashi dijo en Nepal.

Cuando el conductor escucho que Masashi hable en Nepal, repentinamente estuvo muy feliz. Incluso no pudo evitar hacerle algunas preguntas. Por ejemplo, ¿De qué país era? ¿Por qué puede hablar el Nepal tan bien? ¿Vino a visitar a Nepal? Y así sucesivamente. También se esforzó para introducir a Masashi varias atracciones famosas, así como algunas costumbres extrañas. Más tarde también le explicó donde y cuando tomar un taxi más barato, cual hotel era bueno, cual no era muy saludable y así sucesivamente. Su entusiasmo parecía demostrar que ellos dos se conocían desde hace docenas de años.

Al ver a este excesivamente entusiasta hombre de mediana edad, Masashi tuvo sentimientos mixtos. Si hubiera sabido esto antes, no le habría respondido con una fluidez el idioma de Nepal, si lo hubiera hecho, no habría tenido que escucharlo durante mucho tiempo.

Cuando el taxista aún estaba hablando, Masashi miró a través del espejo hacia el restaurante donde Amy estaba con la mujer.

Mirando hacia atrás, Amy tenía una mirada muy aburrida. Por otra parte, en ese momento, la mujer estaba sosteniendo su mano mientras llamaba a un taxi.

No mucho tiempo después, un taxi se les acercó.

Masashi retrajo sus ojos, y cuando ya estaba listo para decirle al conductor hablador que se calle y conduzca, de repente, escucho a una mujer gritar.

Rápidamente miró hacia atrás y vio a dos hombres salir corriendo del taxi hacia Amy, cuando la mujer gritó, uno de los hombres forzó a Amy a entrar al taxi. Mientras la mujer luchaba incesantemente, uno de los hombres cerró la puerta. Luego, el taxi inmediatamente se fue.

El acto entero tomó menos de 5 segundos, y unos pocos en realidad lo vieron, por lo que no atrajo la atención de otras personas. Pero Masashi vio, vio muy claro que esto era un secuestro.

“Atrapa inmediatamente a ese taxi.”

Masashi exclamó al conductor.

“¿Qué ocurre?”

El hombre de mediana edad aún estaba inmerso en la conversación.

“Te dije que te pongas al día con ese coche. ¡Rápido!”

Gritó Masashi.

El taxista no podía creer que un hombre pudiera tener tales ojos, repentinamente estalló en sudor frio. Y en ese momento no se atrevió a decir nada, de inmediato puso en marcha el taxi para perseguir en la dirección en la que Masashi exclamó.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                                      Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha