Novelas ligeras en español

jueves, 5 de enero de 2017

Kamigoroshi no eiyuu capitulo 10

La Diosa declaró.

Que les otorgaría el poder para salvar al mundo.

La Diosa deseaba.

Por favor, salvar el mundo.

La Diosa sonrió.

El mundo será salvado.

¿Que deseas?

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Valiente.

Quiero una voluntad invencible.

Para no perder nunca ante cualquier persona sin importar el momento.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo la Gran Mago.

Quiero el poder semejante a Dios.

Energía mágica que incluso pueda crear milagros.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Brujo.

Quiero un ojo que pueda ver el futuro.

Uno que pueda cambiar para mejor el futuro que llegue a ellos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo la Sabia.

Quiero usar cada magia que existe en el mundo.

Quiero ser la existencia que pueda usar cada tipo de magia.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo la Domadora de Monstruos.

Quiero amigos.

Amigos que nunca me traicionen y siempre crean en mí.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo la Espadachín.

Quiero una espada.

Una espada que pueda cortar cualquier cosa, incluso el propio destino.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Guerrero.

Quiero el poder de luchar.

Poder usar todo tipo de armas, yo quiero ser el guerrero más fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo la Santa.

Quiero el poder de salvarlos a todos.

Un poder para curar cualquier herida, por más grave que sea.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Alquimista.

Quiero conocimientos y Técnicas.

Quiero crear artículos convenientes, objetos mágicos que no existen en el mundo, quiero el conocimiento y las técnicas para crearlos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Cocinero.

Quiero cocinar alimentos que traigan sonrisas a las caras de todos.

No quiero el poder de luchar, quiero cocinar comidas que puedan salvar el corazón de una persona.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Caballero.

Quiero el poder para proteger a mis compañeros.

Un poder que pueda proteger incluso al mundo, quiero convertirme en el escudo más fuerte.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Dijo el Vengador.

Quiero poder.

Simplemente poder puro para derrotar a todos mis enemigos.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mi deseo, el deseo de Yamada Renji era muy simple.

Sin embargo, fue un deseo complicado, cruel e increíble que hizo a la Diosa reír en voz alta. Es por eso que recibió al socio más fuerte, Ermenhilde.

Eso podría haber sido compasión hacia mí.

Yo, que nunca podría convertirme en un Héroe, tener que vivir al lado de muchos héroes, ella podría haber querido darme algo que me escuchara y me entendiera en todo momento.

“¡¡Renji-san!!”

Las llamas negras se acercaron. Negras, oscuras, llamas que fácilmente pueden acabar con un humano.

La voz de Francesca-san resonó, tal ella estaba preocupada por mi o quería hacer algo al respecto. Descartando el cuchillo de hierro de mi mano derecha, puse mi mano izquierda en mi bolsillo. Agarre al socio más fuerte, Ermenhilde.

Mi arma, mi compañera, mi arma confiable solo puede ser esta.

[Tres convenios han sido liberados]

De la mano que sostiene a Ermenhilde, energía mágica de color jade es derramada. Sietes convenios están atados a mi [Poder para matar a Dios]. Siete convenios que lo activan.

El método de la Diosa para cumplir el deseo de Yamada Renji era verdaderamente distorsionado y más allá de la salvación.

Un poder que no se ajusta a un héroe especializado en matar dioses.

Por el contrario, es un poder que no tiene uso alguno, excepto cuando se lucha contra dioses. Contra monstruos normales, no es nada más que un arma más nítida que las demás.

A pesar de que se trata de un poder para derrotar al Dios Demonio, no podía cortar incluso a monstruos de bajo nivel correctamente.

“Eso es más que suficiente” (Renji)

Pero, en contra de un [Dios] no era inferior a cualquiera de los otros Asesinos de Dios. Tres han sido puestos en libertad.

Probablemente son:

[Para proteger a alguien]

[Mi propia voluntad de luchar]

[Luchar contra el Dios Demonio]

Esos deben ser los convenios que han sido despejados.

En contra de un mero orco, es más que suficiente. Elimino las llamas negras simplemente impactándolas con la energía mágica color jade que sale de Ermenhilde.

Por otra parte, la energía magia toma la forma de una espada del mismo color.

No es simplemente una hermosa forma. Es una espada divina que puede incluso cortar un golem de mithril… si está afectado por la energía del Dios Demonio, es decir. Contra un golem de mithril normal, probablemente se rompa.

“Muy bien, han pasado tres meses, ¿verdad?”

[… No lo digas. Me darán ganas de llorar]

Hace tres meses habíamos luchado contra un ogro en un bosque rural para completar una solicitud, mis sentimientos eran igual de excitados que ahora.

La hoja de la espada era de color verde jade. El material del que está hecha es desconocido. Es una espada misteriosa cuya resistencia cambia en función del número de convenios que se hayan puesto en libertad.

Al mango de agarre es de oro. Debajo de la empuñadura hay una gran piedra de Jade. Dentro hay colocadas 7 pequeñas gemas de diferentes colores. De estas 7 gemas, 3 están brillando en este momento.

“¿Renji…san?” (Fran)

“Nn”

Al mirar atrás, vi a Francesca-san que estaba siendo retenida por el orco. Su expresión atónita era verdaderamente divertida y aunque grosero, termine riéndome un poco.

“Lo siento. Hice que enfrentaras algo peligroso” (Renji)

Cuando dije eso, el orco que la estaba restringiendo la soltó y salió corriendo a toda velocidad. Probablemente tenía miedo del ataque que estaba por llegarle a él también. O tal vez, miedo de mí. Termine sonriendo irónicamente. A pesar de que, para mí los orcos normales son más peligrosos que el orco negro.

A su espalda, tire dagas del mismo color jade hechas de la energía mágica de Ermenhilde. Sin perder, las dagas golpearon en la cabeza como si fueran absorbidas por ella.

Doy una disculpa en mi mente. No tenía ninguna razón para dejarlo ir con vida de aquí. Al mismo tiempo, mientras me rascaba la cabeza di la vuelta hacia la chica que había caído de rodillas.

“Va a ser muy útil si usted no se sorprende demasiado” (Renji)

“Ah, eh… si”

[No, eso es imposible. Eres un héroe, eres como un “Idol” que lo gente normal nunca puede alcanzar]

“¿…Donde diablos aprendiste esa palabra?” (Renji)

Debe ser él, el chuunibyou aspirante a brujo.

Suspire. Voy a tener que regañarle uno de estos días. Bueno, ha sido un año desde que nos separamos. Él debe ser enérgico como de costumbre. Pensé esas cosas.

Por la expresión de Francesca-san, ella debe de haberse dado cuenta de mi identidad, así que no trato de ocultar mi conversación con Ermenhilde tampoco. El nombre Renji es poco frecuente, pero no es único.

Sin embargo, el nombre de Ermenhilde es famoso. [El Arma Asesina de Dios]. La espada de la Diosa.

Bueno, en realidad no es una espada, pero no hay necesidad de corregirlos.

Es una espada porque es fácil de usar, la espada de jade frente a mí. Y es cierto que esta es la forma más común que uso.

“No se la razón, pero si puede usar el poder del Dios Demonio entonces incluso yo puedo luchar” (Renji)

¿Por qué es un orco? ¿Por qué en el Continente [Imnesia]? ¿Por qué nace en un lugar tan rural?
¿Qué está pasando? ¿Tiene alguna conexión con la derrota del Dios Demonio?

Hay demasiadas preguntas, pero dudo que mi oponente pueda responderlas. Como esperaba, que un orco comprendiera mis palabras era imposible. Es por eso.

“Muere”

Dudo que entienda lo que dije. Levanto la espada divina de jade. Voy a tener que decirle con mis acciones. Orco negro, voy a matarte.

Mostrando mi voluntad, con mis palabras y acciones, me acerco al orco.

A medida que el poder crece en mi cuerpo, soy más rápido que normalmente. Con todas mis fuerzas soy capaz de cruzar espadas con el Dios Demonio, un mero orco que puede usar magia ni siquiera es capaz de reaccionar a tiempo.

Fue un milagro que incluso pudiera generar las llamas del Dios Demonio en mi dirección.

Pero no podía simplemente ignorarlas tampoco. Con mi espada, corto cuatro de sus dedos. Los dedos que fueron cortados sin ninguna resistencia vuelan en todas direcciones.

Y entonces, grito. Chillidos de cerdo pueden ser escuchados resonando en el bosque que había estado en silencio.

El dolor causa que su concentración para la magia y las llamas del Dios Demonio se disipen. Con el ceño fruncido debido al grito, corto su garganta con la habilidad de retorno de la espada. Eso fue todo. Con solo eso, todo había terminado. Los gritos desaparecieron y el orco negro cae de rodillas. El spray de sangre ensucia mi capa. Oh, demonios.

Y, a continuación, cae en su propio charco de sangre. Un pesado y sombrío sonido *Zuun* marca el final de la batalla.

Después de eso, todo lo que queda es eliminar a los orcos caídos en las trampas. Fuu, exhale. La espada divina se convierte nuevamente en energía mágica color jade y se disipa.

“Estoy cansado. Siento que he trabajado lo suficiente de medio año”

[Apenas hiciste algo en absoluto…]

La sorprendida sonaba realmente cómoda.

Como esperaba, me conviene más cuando no estoy luchando. Tal vez sintiendo mis sentimientos, Ermenhilde en silencio suspiro.

“Ah, um…” (Fran)

“Ah… Ah, claro” (Renji)

Escondo mi rostro con mi mano derecha.

[Ríndete. Tú querías proteger a alguien, ¿verdad? Es por eso que me posees, el Arma Asesina de Dios]

Si.

Esa es mi trampa, el [Poder de Matar a Dios] que deseé.

Quería un arma para matar a Dios.

Quería un arma para proteger a alguien con ella.

Eso es lo que había deseado Yamada Renji de la Diosa Astraera. Para proteger a alguien con el Arma Asesina de Dios.

Esa era una verdad distorsionada, cruel y un deseo son esperanza. Un deseo irracional que era una contradicción en sí.

… ¿Por qué deseé algo así? Si fuera capaz de volver al pasado, me golpearía a mí mismo.
No, eso no es.

Simplemente estaba, afectado por los jóvenes a mi alrededor.

Puedo decirlo ahora, si me dieran la oportunidad. Un poder que me de comodidad, o una autentica fortuna o algo por el estilo. Quiero tal poder.

Por eso, suspire.

Las palabras que había dicho con facilidad, con una extremadamente complicada implicación, por el momento me di cuenta, ya era demasiado tarde para hacer algo.

“¿Vamos a volver?” (Renji)

“¡¿¡Tan de repente!?! Um… ¿los orcos?” (Fran)

“No podemos llevarlos con nosotros incluso como cadáveres. Volvamos y pidámosle ayuda a los aldeanos” (Renji)

El peso de un orco es de 200 kg. Ni siquiera nosotros podemos llevar uno solo.

Vamos a tener que conseguir un transporte del pueblo o será demasiado difícil mover los cuerpos.
Pero, aun así, serán muchas idas y vueltas antes de terminar. Si los dejamos como cadáveres, otras bestias vendrán después y solo dejarán los agujeros vacíos.

“Es un buen botín esta vez. Con esta cantidad va a ser fácil durante un buen tiempo” (Renji)

“U, Um…”

Jajajaja mientras reía en voz alta trataba de alejarme, pero detrás de mí una voz tímida sonó.

[Hubiera sido agradable si ella era engañada por la risa, ¿verdad?]

“No lo digas como si no te involucrara, estúpida” (Renji)

[¿¡Quién es estúpida!?]

Mire hacia el cielo. ¿Cómo debo engañarla? De repente, mi mirada se mueve al cadáver del orco negro.

Como si fuera barro, desaparece en el suelo mientras se funde. Francesca-san también lo ve al seguir mi mirada.

“… ¿Qué era ese orco negro?” (Fran)

“¿Quién sabe? Debe ser una mutación, una nueva especie, o un hibrido o algo así” (Renji)

¿O era el Dios Demonio revivido? ¿O habrá comido carne del Dios Demonio? ¿O era un descendiente del Dios Demonio?

Aunque no tengo idea de cómo el Dios Demonio que había sido derrotado en el continente de los demonios ha llegado al continente Imnesia.

[Parece que va a convertirse en algo problemático]

“No lo digas tan felizmente” (Renji)

[Si Renji trabajara en serio, entonces las cosas molestas son cosas felices para mi]

“¿Eres mi madre? …”

¿Qué tipo de cosas filosóficas trata de decir esta medalla? Además, ¡Estoy trabajando en serio! Está bien si puedo pasar todos los días disfrutando.

Mientras suspiraba, empecé a caminar en dirección al pueblo.  Y, Francesca-san comenzó a seguir después de mi.

“Umm, ¿Renji-sama?” (Fran)

“Te equivocas de persona. Solo soy un aventurero, Francesca-san” (Renji)

Negando en un instante me encogí de hombros.

Es decir, un aventurero que simplemente a matado a un Dios y un gran noble. Ella es quien tiene un estado social más alto, ¿cierto?

[Kuku, Renji-sama, ¿eh? Kukukuku…]

“Si, es gracioso. La risa que tanto te gusta, no me cae bien, ¡Maldita sea!”

No soy un héroe.

Nunca puedo ser un héroe.

Esto se debe a que mi deseo poco razonable y contradictorio.

Mi trampa, [Poder para Matar a Dios] solo funciona cuando alguien está en peligro. Un hombre que no puede luchar sin poner la vida de alguien en peligro nunca puede ser llamado héroe. Y, además, sin cumplir muchas condiciones específicas, un poder que no puede ser usado en absoluto solo puede ser considerado como débil.

Es por eso que soy débil. Más débil que cualquier otro Asesino de Dios. Miro hacia el cielo donde el sol a comenzado a salir.

[Un orco con el poder del Dios Demonio, ¿eh?]

“Las cosas problemáticas son derechos exclusivos dados únicamente a los protagonistas”

[Tú también eres uno de ellos]

“De ninguna manera”

Golpee la medalla, Ermenhilde, con mi pulgar. Cuando cayó en la palma de mi mano era, sello. Aah.

“Realmente odio los problemas”

Un suspiro escapo de mi boca.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

“Por cierto, ¿A quién le estás hablando?” (Fran)

“… … Yo solo estoy murmurándome a mí mismo” (Renji)

“Ya, veo…”

[Como te he dicho, es imposible. Bueno, si Renji está bien con eso, no voy a decir nada]

Como era de esperar, es doloroso cuando se trata de un simple “murmurándome a mí mismo”. Una vez más, solo puedo suspirar.

Por esta razón, no me gusta luchar contra monstruos. Cosas inesperadas suceden siempre.

… Bien, fue mi culpa por usar el [Poder para Matar a Dios], supongo. Realmente es mi mal hábito el depender de Ermenhilde cada vez que soy acorralado a una esquina.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                               Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha