Novelas ligeras en español

sábado, 21 de enero de 2017

Maou-sama no capitulo 21

“Rozelitte, ¡juntalos en pelotones y envíalos uno tras otro!”

Emito instrucciones mediante telepatía a mi monstruo más leal, el monstruo angelical, Rozelitte.

Todo es por la conquista de está Mazmorra.

“En seguida, Stolas-sama”

El ataque que asesina al instante a su enemigo en el momento en que el enemigo entra a la Mazmorra ciertamente es increíble.

Pero también es cierto que tal magia de ultra alto poder y ultra alto alcance no puede ser usada frecuentemente.

Después de todo, incluso las Habilidades Únicas de nosotros los Señores Demonio tienen limitaciones.

Una magia de está magnitud probablemente no puede ser usada continuamente y debe tener limite de uso. El consumo de su magia también debe ser grande.

Hablando con pesimismo, lo máximo puede que ser usado de nuevo debe ser solo dos veces más.

Si eso de verdad es así, entonces mi plan sería hacer a mis monstruos cargar contra el enemigo uno tras otro y en el momento en que el ataque se detenga, ¡acortarían la distancia y matarían!

Después de todo, los únicos monstruos enemigos aquí solo son dos Golems de Mithril.

“Stolas-sama, estamos listos. A su orden.”

“Rozelitte, dales encantamientos defensivos tanto como sea posible. Los monstruos que tienen habilidades defensivas, ¡úsalos a todos sin reservas! ¡Todas las tropas, carguen!”

“Claro, Stolas-sama.”

¡Con este plan, deberíamos poder derrumbar está pesadilla!

Estoy segura de eso.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Veinte minutos después, doy una risa seca.

Debido a mis estúpidas suposiciones, perdí casi un centenar de monstruos importantes.

Pensé en detenerme a la mitad pero el pensamiento de dejar que todos mueran en vano hizo imposible hacer eso. Pronto, los ataques pronto alcanzaran su limite. Cuantas más bajas hay, más difícil se vuelve retroceder, y por consiguiente esté caos.

Hay un niño que logro pasar la marca de medio camino, usando los cadáveres de sus aliados caídos como su escudo, pero en el momento en que piso en algo en el suelo, exploto y perdió su vida. Al instante.

Sospecho que habrá más de esas cosas cuando nos acerquemos a los Golems.

Hemos sacrificado 80 monstruos y aún así solo hemos llegado a la mitad del camino.

Los 2Km de distancia de los Golems parecen interminables.

“AHA, AHAhaHAhaHA”

El enemigo nunca detuvo sus ataques.

No, en realidad no. Pausaron pero varios segundos después, reanudaron.

Cada vez que una extraña correa es unida a los tubos de hierro, es capaz de atacar de nuevo.

Enviar más monstruos a atacar solo incrementaría las perdidas.

Cuando lo examine calmadamente, note que el ataque no tiene nada de poder mágico en él. No es un ataque mágico. Pero entonces, ¿qué demonios es?

Es desconcertante.

Pero hay algunas cosas que comprendí después de ver a mis monstruos morir uno tras otro.

Eso es que es un ataque que tiene el mismo poder destructivo que un ataque a máxima potencia de alguien más alto que rango A; eso viaja a tres veces la velocidad del sonido; y es disparado 10 veces en un segundo.

Puede continuar tal ataque violento durante unos diez segundos más o menos… después toma 20 segundos de descanso, solo para reanudar el ataque violento por todas partes de nuevo.

Abrirse camino es imposible. Los Golems están muy lejos. Toda la habitación está dentro de su rango. No hay nada dentro ni para ocultarse ni para usar para cubrir. ¿Qué demonios debemos hacer?

No, en realidad, hay una cosa que podemos hacer.

Pero eso es…

Cuando pienso eso, voces hablan en mi mente.

<Lo haremos, Stolas-sama. No hay forma de que dejemos que las cosas terminen así.>

<Podemos hacerlo.>

<¡Les mostraremos!>

Eran mis [Monstruos del Pacto] con quien tengo una profunda conexión. Mis pensamientos deben haber fluido a ellos debido a esta conexión.

“Deténganse. Sólo pensé que las copias de [Omnipresencia] por si mismas no podrán hacerlo pero ese plan pondrá a sus yo reales en riesgo. No, morir ni siquiera será una probabilidad, será una certeza.”

<Entendemos eso, Stolas-sama>

<Pero tenemos que hacerlo, Stolas-sama. Rozelitte, estaremos pidiendo prestado tu copia. Pero tu yo real debe quedarse atrás. Nuestra defensa se derrumbara sin ti allí>

Y así, dos de mis originales [Monstruos del Pacto] dejan mi Mazmorra y se dirigen aquí.

Mis niños saben que sus oportunidades son extremadamente delgadas, pero por el bien de mi honor, están dispuestos a retar está inexpugnable Mazmorra.

Tales niños de verdad son para ser amados.

Está es la primera de sus tres habitaciones.

Pero no hay error, este es el as bajo la manga de ese hombre.

Debe haber usado todos sus recursos para poder hacer algo como esto.

Si logramos abrirnos paso aquí, la victoria estaría segura.

Entonces, ¿no valdría la pena apostarlo todo en mis amados [Monstruos del Pacto]?

Arriesgaremos todo para despejar está habitación, y entonces, ¡conseguiremos la victoria absoluta!

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sali por un momento para encontrarme con mis preciados [Monstruos del Pacto].

Un Rathgrith el cual es un monstruo tipo Ángel rango A… Rozelitte.

Un Scissor Wind el cual es un monstruo tipo Kamaitachi rango B… Masamune.

Un Pegaso el cual es un monstruo tipo Caballo Volador rango B… Phobos.

Cada uno de ellos es fuerte, fiable, y son niños amables de los que puedo estar orgullosa.

En términos de desempeño en combate puro, hay otro niño que es mejor pero en términos de habilidades totales, esos niños son los mejores.

“Stolas-sama, todos sus [Monstruos del Pacto] están aquí. Solo soy una copia.”

El monstruo tipo ángel Rozelitte sonríe suavemente.

“Vamos a destrozar este lugar rápidamente.”

“Si, mucho de su fuerza de batalla está concentrada en está primera habitación, podremos tomarlo fácilmente después de que lo hayamos despejado.”

Masamune el Kamaitachi expreso eso con confianza mientras Phobos el Pegaso está tranquilo.

Hasta hace un momento, incluso me había rendido, pero ahora, me siento más ligera.

De verdad estoy contenta de crearlos.

Estos niños son tan positivos. ¡¿Como puedo enfrentarlos con tal rostro pesimista?!

“¡Mis [Monstruos del Pacto]! ¡Desde aquí, estaremos abriéndonos camino entre las viles trampas que hay adelante! ¡Creo que pueden hacer esto! ¡Creo en ustedes!”

“““¡Si, Stolas-sama!”””

No hay forma de que no podamos hacerlo.

Y así, los monstruos en los que creo se sumergieron en la Mazmorra.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Las muertes de varios monstruos hasta ahora no fueron en vano.

Gracias a ellos, pudimos notar algunos de los puntos débiles de los enemigos.

Los ataques de esos Golems, una vez giran hacia arriba, su precisión caería considerablemente.

En otras palabras, si volamos cerca del techo y a una muy alta velocidad, el peligro que enfrentemos caería considerablemente.

Estaríamos más seguros pero de ninguna manera estaremos verdaderamente seguros.

Por lo tanto, formamos filas.

Kamaitachi [Omnipresencia], Kamaitachi, Pegaso [Omnipresencia], Pegaso, y Rathgrith forman una linea.

Rathgrith eleva las capacidades generales de todos, y Kamaitachi, sobresaliendo en barreras defensivas de viento, despliega un muro protector. Debemos ser capaces de soportar cualquier ataque enemigo hasta el final.

Y entonces, después de que atravesemos todas las defensas del enemigo, Pegaso, el más rápido, se lanzaría adelante.

Ese es nuestro plan. Solo podemos intentarlo está vez.

Yo, aún en un cuerpo espiritual, me aferro al Pegaso original.

El tiempo de ajustar las cuentas se acerca. Nuestro primera y última misión suicida ahora ha comenzado.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Estamos volando en el aire a una alta velocidad.

Estamos haciendo que los monstruos del exterior carguen hacia el enemigo para servir como carnada para comprarnos algo de tiempo.

Los monstruos hechos por [Omnipresencia] ya están casi aniquilados así que ahora también estamos desplegando los Monstruos que originalmente se suponía que iban a estar como defensa en mi Mazmorra.

Varios segundos después, los monstruos se convierten en pedazos de carne pero hemos progresado solo un cuarto del camino.

Los Golems, terminando con los monstruos en el suelo, apuntan sus tubos de hierro hacia arriba.

A lo mejor de sus habilidades, Kamaitachi erige un muro de viento.

Los proyectiles de viento se acercan más y más rápidamente.

Y entonces, finalmente, asestan.

Con solo uno de esos proyectiles de hierro, el muro de viento es penetrado.

Sin embargo, precisamente debido a ese muro, el impacto es disminuido y gracias al encantamiento de Rathgrith también, no causa ninguna herida fatal.

La copia Kamaitachi resiste dos proyectiles pero en el tercero, se vuelve partículas azules y luego desaparece.

Aún queda la mitad de la distancia.

Cuanto más nos acercamos, más precisos se vuelven los ataques. El Kamaitachi real, más fuerte que su copia, resiste y perdura.

Pero, pronto alcanza sus limites.

Sin nadie manteniendo un muro protector, los otros otros monstruos toman golpes directos y mueren al instante.

¡Pero, ahora solo queda un tercio de la distancia!

¡Dash!

Recobro algo de esperanza.

El Pegaso [Omnipresencia], al frente después de la desaparición de Kamaitachi, está repentina y violentamente dolorido.

¡No! ¿¡Es veneno!?

El aire cerca de los Golems está envuelto en veneno. Que engañoso.

Sin embargo, el Pegaso nacido de [Omnipresencia], incluso cuando está sufriendo por el veneno, sonríe, y, usando lo último de su energía, sopla una ráfaga de viento que dispersa el veneno.

Solo el Pegaso original y el Rathgrith [Omnipresencia] quedan.

Los Golems de Mithril apuntan hacia el Pegaso. Mi experiencia hasta ahora me dijo eso. No seriamos capaces de evadirlo. Para haber llegado tan lejos…

Cuando perdí toda esperanza, Rathgrith sonríe.

Rebasa a Pegaso y se para en frente de él. Entonces abre sus brazos ampliamente y toma varios proyectiles de hierro.

Partículas azules se levantan; la señal de muerte.

“¡Rozelitte!”

“Le estoy dejando todo a ustedes ahora. Ojalá la suerte de la guerra esté sobre usted, Stolas-sama.”

Había decidido su rol en está conquista y por consiguiente se uso como un escudo en sus últimos momentos.

Temiendo que ahora pudiera desaparecer en cualquier momento, empuja la espalda de Pegaso, *pon*, y usa su última fuerza restante para soplar una ráfaga de viento.

Pegaso toma el viento y acelera más. Ahora está sobre las cabezas de los Golems de Mithril.

Miro atrás y veo a Rathgrith sonriendo en un momento y desapareciendo en el siguiente.

Contengo mis lagrimas.

He llegado tan lejos gracias al sacrificio que todos han hecho. No lo voy a desperdiciar, no importa que.

Pegaso siente lo mismo pero aún bate sus alas.

Y entonces, al fin…

“¡Salimos!”

¡Salimos de esa habitación horripilante!

Después de tanto, hemos alcanzado la segunda habitación. Los ataques de esos Golems ya no nos alcanzaran.

“¡Lo hicimos! ¡Lo hicimos, Phobos!”

Dije el nombre del Pegaso y luego abrazo su cabeza.

Pegaso relincha orgullosamente.

El precio que pagamos para eso fue mucho, pero, al final, hemos despejado esa vil trampa.

¡El coraje de mis [Monstruos del Pacto] ha superado la maldad de ese hombre! ¡Mis monstruos son los mejores!

¡Ahora, hacia adelante!

Aunque hemos despejado la parte más difícil, aún no podemos permitirnos bajar nuestra guardia.

Puede haber concentrado su fuerza de batalla aquí, pero el hecho de que aún hay dos habitaciones restantes permanece.

Pegaso es un monstruo del que me siento orgullosa. Llegar a la última habitacion probablemente sería difícil pero estoy segura de que podemos hacerlo.

Pegaso y yo miramos hacia adelante.

Lo que allí hay es…

“… Esto… esto… esto no puede ser. ¡Esto es absolutamente horrible!”

… solo desesperación.

Hay casi dos kilómetros de largo; un camino recto.

Al extremo hay un Golem de Mithril. Y ante él está el tubo de hierro de pesadillas.

Está instalado exactamente igual al que acabamos de despejar.

Solo hemos llegado aquí pisando en los cadáveres de nuestros aliados caídos.

Pensé que lo que había delante de la desesperación era esperanza, pero, la verdad es, que lo que había más allá era solo más desesperación.

Las lagrimas caen sobre mi rostro y una risa seca se ensancha desde dentro.

No me quedan aliados. Por que lo que sucedió antes también sucedió aquí…

“Que demonios. ¿¡Para qué fue el sacrificio de todos!?”

Mi grito no fue escuchado por nadie.

El tubo de hierro instalado en frente del Golem es disparado y en el momento siguiente, Pegaso se convierte en carne picada.

Mientras mis lagrimas caen, escucho el sonido de mi corazón destrozándose.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                              Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha