Novelas ligeras en español

miércoles, 17 de enero de 2018

Riaru de Reberu capitulo 47

En un rincón de la zona residencial durante el día.

Las máquinas expendedoras estaban alineadas juntas. Pienso que las cosas dentro de ellas eran los artículos más vendidos por famosas marcas, y era una alineación que vendería sin mucho problema incluso si no se hace ningún anuncio.

Aunque la alineación era bastante estándar, el precio que tenía no era en absoluto los precios normales. El precio que se adjuntaba a los botones era de 100 yenes. Desde las bebidas carbonatadas de al menos 500 ml hasta la sopa de maíz e incluso las sopas dulces de grano rojo, todos los productos básicos tenían un rango de precios tan pequeño como 100 yenes por unidad.

No sólo los precios eran inusualmente bajos, sino que las máquinas expendedoras estaban en un lugar bastante popular. En este lugar, se encontraban una persona llamada Natsuno Taiyou y el hada Hera.

Taiyou puso una moneda de 100 yenes en la máquina expendedora. A pesar de que todos los botones se iluminaron, Taiyou no presiona los botones, sino que más bien tira de la palanca para recuperar su moneda. Y entonces la moneda de 100 yenes que le fue devuelta fue insertada de nuevo en la máquina expendedora! En el momento en que se encienden los botones, tira de la palanca para recuperar el dinero.

Las monedas fueron introducidas y el cambio es retirado.

Este conjunto de movimientos repetitivos aparentemente inútiles fueron repetidas constantemente mientras él realizaba aquello silenciosamente.

"¿Que estás haciendo?"

"Ack."

Taioyu es llamado por alguien y muy lentamente se giró. La persona que estaba detrás de él tenía la apariencia familiar de un hombre uniformado, o más comúnmente conocido como oficial de policía.

El joven policía parecía estar lleno de justicia y sentido del deber, miraba a Taiyou como si fuera una persona sospechosa.

"Siento como si te hubiera visto antes. ¿Nos hemos visto antes en un lugar diferente?"

"No no, nunca he sido bendecido con tu estimada presencia en mi vida, si si."

"Taiyou-chan tu japonés se está volviendo realmente gracioso desuyo~"

Hera, que estaba flotando a su lado, señaló este hecho. Naturalmente, el policía no pudo verla, así que siguió interrogando a Taiyou.

"Bueno, lo que sea. Y lo que es más importante, ¿Qué estás haciendo? ¿Intentas buscar obtener monedas en las máquinas?"

"Por favor, no voy a hacer eso. Todo lo que estoy haciendo es poner mi propio dinero, sacarlo y volver a ponerlo…"

"…"

El joven policía miró a Taiyou con ojos increíblemente sospechosos, mientras lentamente movía su mano hacia su radio inalámbrica y empezaba a usarla para comunicarse.

“Reportando, estoy al pie de la montaña Seikasono, he detectado a una persona sospechosa.”

“Te digo que lo has malentendido todo.”

Taiyou se opone y golpea involuntariamente la máquina expendedora debido a la frustración. Si hubiera sido hace un tiempo atrás, habría llegado al punto en que la máquina expendedora experimentara una pequeña sacudida, pero el él de ahora era un luchador de nivel 7.

De un solo golpe, la máquina expendedora se averió y empezó a humear.

"¿Tu Intentas resistirte?"

"Ah… no es eso…"

Taiyou estaba tratando de dar una explicación, pero los policías ya estaban empezando a reunirse a su alrededor. La velocidad en la que se reunían era tan rápida, parecida a cuando los gángsters llamaban a sus miembros. Si lo atrapaban aquí mismo, sin duda le iban a dar un largo sermón.

No, esta vez dañó la máquina expendedora y la rompió, así que no se saldrá con la suya con una simple advertencia. Pensando en la posibilidad de que algo así ocurriera, agarró la mochila en sus pies e inmediatamente huyó tan rápido como pudo.

Detrás de él, podía oír los gritos furiosos y pasos de los policías. Para quitárselos de encima, corrió a toda velocidad por la zona residencial a plena luz del día.

Aunque escuchó los gritos de los policías y varios silbatos sonaban, el sonido fue disminuyendo gradualmente y poco a poco desaparecieron por completo. Se las arregló para escapar a salvo de los policías que lo perseguían.

Taiyou llego a un cierto edificio que no era su apartamento… Era un edificio con un muro cercando todos sus lados hasta la altura de la cintura de una persona, y el edificio de madera que era aproximadamente de dos pisos de altura, tenía un jardín que era inusual para este día y época.

Era el tipo de lugar que él imaginaba que pertenecería a una viuda de 20 años, que llevaría un delantal y barrería las hojas con una escoba, pero la que estaba allí no era una joven viuda sino un lolibaba.

"Oh, finalmente regresaste."

Mientras estaba en la entrada del edificio, Azumaya Kohaku sonreía radiantemente mientras le daba la bienvenida a Taiyou. Aunque sus extremidades estaban poco desarrolladas y eran las de una niña, su intelecto y su forma de caminar eran las de un adulto.

"Tardaste tanto tiempo en ir de compras, ¿Te perdiste en el camino de vuelta?"

Kohaku le estaba haciendo una pregunta, y Hera —que volaba a su lado— salió y contestó en su lugar.

"Lo siento mucho nanodesu~, fue todo culpa mía nanodesu~"

"Hou, ¿Tuvieron alguna clase de cita secreta o algo así?"

"No es eso desuyo~ yo estaba entrenando junto con Taiyou-chan para elevar su nivel desu~ Pero en medio de ello nos interrumpieron los policías por lo que no pudimos subirlo."

"Ya veo, no importa en qué época estemos, los funcionarios del país son siempre perros que hacen cosas innecesarias, así que no puede ser evitado."

Kohaku asiente con la cabeza mientras se ríe.

"Bueno, no estoy muy preocupado, estoy seguro que tendré la oportunidad de nivelarme tarde o temprano. Ya sé cómo hacerlo, puedo volver y hacerlo cuando quiera. Más importante aún, toma esto."

Mientras lo dice, entrega la bolsa de plástico en sus manos a Kohaku. Aunque las tres hermanas y Kohaku le pidieron a Taiyou que hiciera algunas compras, Hera le enseñó el camino para llegar al nivel 8 en el camino, y terminaron tratando de ganar experiencia.

Estaba acumulando su experiencia realizando el tedioso trabajo repetitivo. La mayoría de la gente normal se desanimaría en hacer un acto tan repetitivo que no produce nada más que frustración, sin embargo, para Taiyou —quien fue capaz de nivelarse en la vida real al realizar estos actos— no era en absoluto una molestia para él. Por lo tanto, estaba pensando en subir su nivel directamente al nivel 8 pero fue obstruido por los policías que pasaban por casualidad y tuvo que retroceder a regañadientes.

Kohaku estaba mirando hacia la bolsa de plástico que le dio. Después de tomar la mercancía, ella le hizo una pregunta.

"Ahora que lo pienso, nunca me has explicado cómo funciona tu nivelación, ¿Cierto?"

"Supongo que no lo he hecho."

"Está relacionado con la existencia de esta chica aquí, ¿Cierto?"

"Eso es correcto nanodesu."

"En ese caso, ciertamente me gustaría saber más sobre ello."

Kohaku miraba directamente a Taiyou mientras requería su consentimiento.

"¿Está eso bien?"

"Vamos adentro primero."

Taiyou se volvió hacia el edificio.

"También debería explicarle a Kotone y las otras."

Kohaku asintió con la cabeza comprendiendo.

Las tres personas se dirigen juntas hacia el edificio, la puerta de la entrada principal fue abierta y entraron al interior. Tan pronto como se abrió la puerta entraron en una habitación parecida a una especie de vestíbulo y también había una especie de terraza. Además, había ocho habitaciones conectadas al vestíbulo. Aún no estaba acostumbrado a estar en este lugar, y Taiyou comenzó a recordar los acontecimientos de ayer.

Ayer: Tarde en la noche. Kohaku lo llevó a este lugar. Después de que Taiyou había explicado completamente quién era Kohaku a las tres hermanas, y luego explicó las circunstancias en las que se conocieron y se familiarizaron entre sí, Kohaku propuso cambiar de lugar.

En cualquier caso, había cinco personas en su pequeño apartamento de una habitación y no había forma de que todos pudieran caber allí. Después de enterarse de esto, Kohaku le dijo que conocía un [Amplio y espacioso lugar]. El lugar al que lo llevó era un edificio viejo pero espacioso. Y así es como llegaron aquí…

"Ah, Taiyou-san, bienvenido a casa."

Taiyou que había entrado en el edificio fue recibido por la más pequeña de las tres hermanas. Kazane tenía un trapo en la mano y parecía que acababa de terminar de limpiar la terraza.

"Qué sorprendente."

Taiyou dice esto mientras miraba a su alrededor, su cara tenía una expresión asombrada.

"Está mucho más limpio que antes de que saliera. ¿Qué ha pasado?"

"Limpié un poco."

"¿Un poco?"

Taiyou todavía tenía su expresión estupefacta mientras daba vueltas por la terraza y miraba bien. Desde que llegó anoche y justo antes de salir hace un rato…

El edificio estaba cubierto de polvo y telarañas, sin embargo, ahora el área estaba completamente limpia de cualquier tipo de polvo y era extremadamente impecable. Recordando haber visto esto en algún lugar del televisor, Taiyou paso su dedo a lo largo del marco de la ventana, el corredor de las cortinas y la abertura de ventilación del aire acondicionado. Incluso una cuñada pesada que siempre se quejaba de la situación de una casa no podría decir ni una sola palabra contra lo limpio que estaba el lugar.

"¿No es un trabajo espectacular? Acabo de mirarla de principio a fin y siento como si estuviera viendo algún tipo de magia o algún truco de algún tipo de nojya~. Parece que estas tres hermanas son realmente buenas en las tareas del hogar jya~"

"No no, esto ya no está al nivel de las tareas domésticas, es más bien como si fueran expertas en renovación."

"Estoy completamente de acuerdo jya~ esta es sin duda la mano de obra de un artista de nivel maestro."

Taiyou estaba haciendo una réplica a su modestia y Kohaku estaba de acuerdo con él con una mirada seria. Así de asombrosas eran las habilidades de limpieza de la chica. Al ser elogiada por las dos personas que tenía delante, se sentía realmente tímida. Kazane y Kohaku tenían casi la misma altura. Kazane le hizo una pregunta a Kohaku.

"Umm, Kohaku-san. ¿Realmente está bien que usemos este lugar?"

Kazane parecía disculparse. Cuando llegaron aquí anoche, Kohaku les dijo a las tres chicas: “Puedes quedarse el tiempo que quieran”. Ellas estaban indirectamente conectadas con el plan [Alma de Sangre] y también eran mujeres que tenían relaciones con Taiyou. Y esa es la razón por la que Kohaku propuso esta idea a Taiyou, pero Kazane parecía estar un poco incómoda por entrometerse en el hogar de Kohaku. A tal Kazane, Kohaku le contestó con una cara seria.

"Cuando una casa no está habitada por personas, se deteriora a un ritmo sorprendentemente rápido."

"Este lugar no ha sido usado en mucho tiempo, ¿verdad?"

"Sí. Si la gente viviera en él, en realidad se vería más alegre tal y como se ve hoy en día nojya~"

"Pero…"

"No hay necesidad de que te sientas incómoda, ¿De acuerdo?"

Kohaku corta sus palabras allí y Hera, que miraba alrededor, repentinamente fue sujetada fuertemente.

"Después de todo somos compañeras que somos capaces de ver a esta chica Jya~ ¿Sería esa una razón insuficiente?"

Kohaku sonreía ampliamente mientras decía esto y hablaba como si estuviera contenta con la idea de ser compañeras. Aunque por un momento Kazane abrió los ojos y mostro una expresión sorprendida, inmediatamente cambió su expresión a una de comprensión.

Poder ver a Hera... que significa que eran personas que han besado a Taiyou.

"Ah…"

"¿Estas infeliz?"

"No, para nada! ¡Estoy perfectamente contenta!"

"En ese caso, por favor cuida de mí desde ahora en adelante."

Kohaku estaba sonriendo. Tal vez escucharon la conversación bajando las escaleras, en el siguiente momento la puerta se abre desde el segundo piso y Kotone y Suzune aparecen. Las dos personas descienden por las escaleras que tenía una ligera curva en ella mientras se unían al grupo de personas reunidas abajo. Kotone se paró frente a Kohaku mientras empezaba a hablar.

"Kohaku-san, creo que lo he visto antes, pero creo que había un letrero alrededor en alguna tabla. ¿Este lugar tiene un nombre o algo así?"

"Sí lo tiene, no recuerdo todos los detalles, pero si no me equivoco se llamaba rokumei-kan (mansión) o era un importante castillo."

"Ohh, es una mansión única desune~"

"No creo que sea ninguna de las dos! Aunque podría parecerse a este último, sería malo si ese es el caso!"

Hera sólo respondía a los delicados nombres icónicos de los edificios con una reacción alegre, mientras que Taiyou respondía con una rápida réplica a sus palabras.

"Pero en serio, ¿Qué es esto?"

"No seas así, no recuerdo exactamente cómo se llamaba no jya~"

"Eh?"

"No use mucho este lugar, y además dejé que alguien más lo manejara Jya~. Como has visto, es un lugar muy antiguo y bastante trivial."

"Ya veo."

"Si ustedes insisten en que tenga un nombre entonces, creo que será bueno si podemos darle un nuevo nombre."

"¿Eso está bien?"

"Umu, si quieres entonces esta vez podemos llamarlo el castillo único."

"Todavía continuas con eso cha! Pero en serio, si dices eso me enfadaré, ¿De acuerdo?"

"¿Es así? Pensé que era una obra maestra que merecía respeto, y puedo dejarla con orgullo a la futura generación con tal nombre…"

"De todos modos, consigamos uno diferente."

Mientras Taiyou decía esto, todos inclinaban la cabeza al pensar en un nombre. Al poco tiempo, Hera abre la boca.

"Creo que será realmente bueno llamarlo Castillo Taiyou!"

Toda la cara de Hera sonreía mientras daba esta sugerencia, y todos los demás simplemente la miraban fijamente con una mirada desconcertada.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate