Novelas ligeras en español

miércoles, 17 de enero de 2018

Riaru de Reberu capitulo 49

"Tu dedicaras… tu todo?"

Taiyou se congeló mientras murmuraba estas palabras. Tenía 16 años de edad, y era un joven que se encontraba en plena pubertad. Se podría decir que Taiyou era más maduro que una persona promedio en su grupo de edad, sin embargo, no era como si estuviera al nivel de un monje budista iluminado que podía expulsar todos sus deseos mundanos.

Cuando una muchacha dice algo así como [dedicarlo todo] como un joven varón pubescente, no podía evitar pensar en la connotación sexual que tenían las palabras. En su mente ahora mismo, él estaba fantaseando con Kohaku diciendo exactamente las mismas palabras, excepto que ella estaba completamente desnuda y sonrojada en una tierna pose.

"Es eso… así?"

"Es así nanodesu~"

"Quédate quieta de una vez!"

Cuando Taiyou trató de decirle a Hera que se mantuviera al margen, las tres hermanas empezaron a acorralarlo.

"Taiyou-san, yo también pienso que… estoy de acuerdo con Hera."

"Creo que lo que Hera-chan está diciendo tiene sentido."

"Después de todo, entiendo perfectamente lo que siente Kohaku-san."

Las chicas decían esto mientras miraban hacia Kohaku.

"—Tsu."

Taiyou también se giró para mirar a Kohaku. En el momento en que lo hizo, fue como si un martillo golpeara su corazón. Kohaku, que estaba frente a sus ojos, se sonrojaba tiernamente. Parecía una chica enamorada. Taiyou estaba siendo repudiado no sólo por Hera sino también por las tres hermanas. Todas ellas hablaban como si su forma de pensar fuera la única correcta.

Taiyou se estremeció. Incluso ahora la expresión de Kohaku era una de alguien que estaba a punto de  empezar a llorar en cualquier momento.

"¿Soy una molestia?"

"¡Eso no es así!"

Taiyou lo negó firmemente. Debido a que repentinamente habló con una voz tan fuerte, Kohaku se sorprendió tanto que se levantó. Se calmó después de un tiempo y le preguntó tímidamente a Taiyou.

"Es esa la… verdad?"

La que estaba ante él ahora mismo no era una anciana experimentada en la vida. Era una niña solitaria que hasta ahora había sido herida constantemente y estaba reuniendo su último residuo de valor para preguntar si podía aceptarla. En este momento, esa era la clase de chica que veía delante de él. Sus sentimientos empezaron a brotar. La sensación de que era tan preciosa. Taiyou realmente sintió que la chica conocida como Azumaya Kohaku era tan adorable en este momento. Respiró hondo y después de ordenar los sentimientos en su pecho, intentó expresarlos con sus palabras.

"Sí, es verdad. Para ser franco… me cogieron completamente desprevenido cuando me dijiste que me lo dedicarías todo. Sin embargo, oírte decir algo como eso… me hace realmente feliz."

Cuando dijo esto, Kohaku se echó a llorar. El hecho de que ella se sintiera tan feliz con sólo oír sus palabras… le hizo sentir que ella había sido verdaderamente marginada. Por lo tanto, él quería responder a sus sentimientos aún más, no sólo usando sus palabras.

Sin embargo, había una cosa que le preocupaba. En este país, era la norma que la relación entre un hombre y una mujer era mutuamente excluyente y que era una base de servicio por orden de llegada.

—Orden de llegada.

Por lo tanto Taiyou se giró para enfrentarse a las tres hermanas.

"Ustedes chicas..."

Antes de que Taiyou pudiera terminar su oración, y sin necesidad de mirarse, las tres hermanas respondieron rápidamente.

"Hace un momento, creo que ya hemos mencionado esto a Taiyou-san."

"Nuestro sueño es hacer un harem con la persona de la que nos enamoramos."

"Sabemos lo que preocupa a Taiyou-san, pero estamos del lado de Kohaku-san en este asunto."

Después de escuchar esto, Taiyou recordaba que le dijeron algo así hace un rato. Ciertamente le habían dicho esto, pero en ese momento en particular, pensó que estaban bromeando con él o algo así. Pensó que durante ese tiempo quizás las chicas lo decían en el calor del momento… pensaba que los humanos eran criaturas impulsivas que a veces podían escupir cosas ridículas.

Y en ese momento en particular, también estaba un poco aturdido por las circunstancias y sólo podía entender parte lo que decían. Sin embargo, en este momento, las chicas repitieron claramente las mismas palabras.

¿Quizás realmente lo dicen en serio? Empezó a pensar. Tal vez leyeron sus pensamientos por la expresión que tenía en su cara, pero las chicas tenían una amable sonrisa en sus rostros mientras continuaban aún más lejos.

"Las tres siempre hemos planeado enamorarnos de la misma persona, casarnos y luego formar una familia juntos. Sin embargo, hasta ahora, lejos de que nadie acepte esta parte de nosotras, muchas personas tendrían una mirada extraña en sus rostros sólo por oírnos mencionarlo."

"Para alguien como nosotras, Taiyou-san es la primera persona que nos acepta. Incluso para personas como nosotras, Taiyou-san nos dijo que nos amaba. Estábamos muy contentas de oír eso, muy contentas, e incluso ahora nos sentimos bendecidas."

"Incluso personas raras como nosotras… podrían ser amadas."

Las tres chicas hablaron en coro.

"""Queremos que Kohaku-san también pueda compartir este sentimiento!!!"""

Las chicas decían esto con expresiones muy serias. Ellas lo preguntaban seriamente… No, las caras que tenían parecían como si le estuvieran rogando que las escuchara. Ellas mismas eran realmente felices, y querían compartir esta felicidad con las demás también. Hasta ahora, Taiyou nunca había estado tan sorprendido. Las tres hermanas que pudieron llegar tan lejos, Taiyou no creía que personas como ellas existieran.

"Ustedes chicas…"

Taiyou expandió sus brazos y abrazó a las tres personas.

"""Taiyou-san…"""

Querían compartir su felicidad. Sus fuertes palabras estaban profundamente arraigadas en la mente de Taiyou… y su corazón se conmovió. Eran insoportablemente preciadas para él. Si era capaz de hacerlas felices, sentía que haría cualquier cosa. Incluso si las acciones que toma hicieran que la gente murmurara sobre él a sus espaldas. Taiyou les libero de su abrazo, y después de darle a cada una un beso en la frente, se volvió hacia Kohaku.

"Kohaku-san."

El va delante de ella y se arrodilla para que coincida con su mirada.

"Permíteme confirmar una sola cosa. ¿Estás segura de que estás bien conmigo? Como puedes ver, en mis brazos ya tengo a estas tres chicas. Y no importa lo que pase a partir de ahora, nunca se separarán de mí. Además, no puedo prometer que te amaré tanto como a ellas."

La miró directamente a los ojos. Ella también me miró directamente a los ojos.

"Después de oír todo esto. ¿Crees que estarás bien con alguien como yo?"

"Es posible amar por igual. No creería en un hombre que pudiera decir esas palabras cubriéndola de dulzura."

Contestó inmediatamente Kohaku. Incluso ahora ella respondía a su pregunta de una manera tan rotunda, era tan parecida a ella.

"Las personas tienen tendencia natural a tener favoritos nojya~. No, aunque uno tuviera un favorito, sus opiniones podrían cambiar con el paso de los días. Alguien capaz de amar imparcialmente es teóricamente algo imposible. Por lo tanto, no me fío de un hombre que es capaz de decir tal cosa despreocupadamente."

Al decir esto, tomó la mano de Taiyou. Hacía frío y era pequeña…. pero era sorprendentemente suave.

"Sólo por el hecho de que tú eres… capaz de decirme esto con honestidad, ya estoy dispuesta a seguirte el resto de mi vida…" (Kohaku)

Sus palabras… no, su sentido de los valores era similar a las tres hermanas y a sí mismo, para que él pudiera entender claramente sus palabras. La población general normalmente rechazaría la noción de un [harem] criticando inmediatamente el hecho de que habría una cantidad [desigual] de amor entre las partes, incluso ahora Taiyou no podía entender por qué la gente pensaba así.

No podía entenderlo, pero lo importante era que podía entender claramente lo que las chicas intentaban transmitirle. Y también lo que debería hacer a partir de ahora. No tenía confianza en poder amarlas a todas por igual, sin embargo, tenía confianza en hacer lo que podía para amarlas a todas por el resto de su vida.

Mientras lo amaran y estuvieran dispuestas a aceptarlo, él estaba dispuesto a devolver esos sentimientos. Taiyou pensaba. Y creía firmemente que podía hacer que funcionara.

"Entiendo."

Taiyou asiente, y pone un poco de fuerza en sus manos mientras el pequeño cuerpo de Kohaku era arrastrado a sus brazos. Ella fue abrazada, su pequeña barbilla descansaba sobre sus hombros y era como si la envolviera completamente.

"Por favor, quédate a mi lado durante el mucho tiempo por venir."

"Lo juro. Hasta que… la muerte nos separe.

Como era de esperar, su respuesta fue inmediata. Habiendo abrazado a Kohaku, aunque no podía ver los rostros de las tres hermanas, estaba seguro de que sonreían. Taiyou estaba convencido de que ese era el caso. Porque su dulce atmósfera fue definitivamente transmitida a las tres hermanas.

Después de abrazarse durante bastante tiempo, las dos personas se separaron. Taiyou estaba un poco sorprendido. Esto fue porque la expresión de Kohaku se hizo mucho más suave. Sus ojos, que usualmente sostenían la mirada de alguien que estaba más allá de su edad. se había transformado en un aspecto considerablemente más dulce.

Eso fue real—

Justo cuando estaba pensando en esto, como de costumbre Hera se metió con un tono de voz alegre.

"Panpakapann, felicitaciones desu~ Taiyou-chan ha conseguido su segunda esposa nanodesu~"

"¿La segunda?"

Por un momento, pensó que Hera no podía leer el estado de ánimo, pero pronto sus palabras captaron su interés. ¿Qué quiso decir con la segunda esposa?

"Si, la segunda esposa desuyo~"

Hera acaba de repetir las mismas palabras. Para su sorpresa, las otras chicas respaldaron la declaración de Hera.

"Umu, yo también creo que soy la segunda. Qué, quién más sería apta para una posición así?"

"¿Hay alguien más apta para esa posición, Taiyou-san?"

"Ah, no me digas, esa chica blanca."

"Eso probablemente es verdad, si ella estuviera aquí, Kohaku-san probablemente se convertiría en la tercera esposa."

"Fumu, todavía hay sentido en ser la tercera, incluso si ese fuera el caso no me importaría."

Las mujeres estaban interactuando entre ellas. En este punto, Taiyou también se había dado cuenta de que las tres hermanas se consideraban a sí mismas como una sola persona. Mirándolo así, era obvio que las tres hermanas eran la primera esposa y Kohaku sería la segunda esposa.

Las tres hermanas fueron las primeras y Kohaku fue la segunda, estas cuatro chicas se hablaban entre ellas íntimamente mientras charlaban. Parecía que ya se conocieran desde hace muchos años. Estaban tan unidas entre sí que, Taiyou que era el único hombre aquí presente, ni siquiera podía entrar en su conversación.

Pero entrar en la conversación de estas chicas era imposible, incluso para alguien tan fuerte como Hércules. De repente recordó que solía ver este tipo de espectáculo todo el tiempo en la escuela. Normalmente al ver este tipo de escena, sentía una sensación de incompatibilidad y leve incomodidad.

Sin embargo ahora mismo era totalmente diferente, aunque no podía participar en su conversación, para él esta escena no le molestaba en lo más mínimo, de hecho se sentía tranquilo ante esa escena.

Daba un sensación de alivio saber que las mujeres que amaba se llevaban bien. Cuanto más se llevaban bien, más feliz era Taiyou. Y así, mientras pensaba que podía ver este momento indefinidamente, Hera lo interrumpio de nuevo.

"Taiyou-chan, Taiyou-chan~"

"¿Qué pasa?"

"Taiyou-chan, necesitas subir al nivel 10 rápidamente desuyo~"

¿Qué estaba diciendo tan de repente? Taiyou miró a Hera desconcertado.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate