Novelas ligeras en español

lunes, 28 de agosto de 2017

Lazy Dungeon Master capitulo 152

Cuando su visión regresó después de ser totalmente ocupada por luz brillante, estaba en un gran buffet bajo el cielo azul. Parecía que la asamblea ya había comenzado, ya que había un hombre lobo rojo llenándose la boca con carne, así como un esqueleto dorado que se reía mientras bebía té negro.

Había un dragón negro a la distancia bebiendo alcohol directo de un barril, acompañado por un unicornio que se estaba burlando de él.

A primera vista, había un montón de razas mezclándose, creando una escena bastante pacífica.

Sin embargo, todas y cada una de las personas allí eran dungeon cores.

Aunque había muchos que parecían humanos, la mayoría estaba usando mimetismo para tomar forma humana.

—Bien, entonces…

Rokuko, como todos los años, caminó en silencio hacia una esquina.

…Este año fue al aire libre, así que realmente no tenía ganas de comer. Eso es porque sin paredes, no se sentía como si estuviera en un rincón.

Mientras se movía hacia la esquina, una gran serpiente, una rana grande y una gran babosa, cada uno del tamaño de un ser humano, aparecieron frente a ella.

—Hoooh, si no es 695. ¿Qué has estado haciendo?

—Gue gue gue gue gue, más bien, sigues viva, ¿eh?

—No viniste el año pasado y tú DP fue 0, por lo que pensamos que habías muerto, jaja.

— Se-650, 651, 652… M-mucho, sin vernos.

—¿¡Haaaah!? ¡Agrega el “No.”!

—¿¡Hiii!?

¡Bang! La cola de serpiente de No. 650 hizo un ruido fuerte, haciendo que el cuerpo de Rokuko se estremezca nuevamente.

Por cierto, agregar [No.] era una forma de honorífico entre los dungeon cores. Rokuko no quería usarlo en absoluto con estos tipos.

—¿Q-qué? A-acaso no somos parte de la misma serie 600, ¿cierto?

—¿Huuuuuuuh? No te escucho. Gekokoko… ¿Qué es lo que la peor clasificada 695 está diciendo?

Como si quisiera bloquear el escape de Rokuko, Core 651, la rana grande, se fue por el lado derecho colocándose detrás de ella.

—Sí, sí, ¿no estas siendo muy impertinente?

—Hiuuu…

Core 652, la gran babosa, colocó su mano (¿?) en el hombro de Rokuko.

Esta era la trinidad, un bloqueo de tres vías… Rokuko sintió la piel de gallina por todos lados.

La serpiente grande acercó su rostro a Rokuko, su lengua se deslizó dentro y fuera de su boca.

—Shaaa… Fufufu, ¿qué tal si damos un paseo juntos?

—¡N-no! Déjenme ir-

—Está bien, está bien, digo~. ¡No es como si te fueras a morir, geko geko geko!

—Ahoooora~, ¿qué tal si vienes con nosotros?

El lugar que señalaban era el lugar al que Rokuko originalmente se dirigía, pero su razón era totalmente diferente de la de estos tres que querían llevarla allí. Por eso se dirigía calladamente hacia allí, para evitar ser encontrada por este tipo de personas.

Estaban tratando de llevarse a Rokuko, pero a nadie le importaba… Después de todo, no era más que un forcejeo entre los que estaban en la clasificación inferior.

Como si no se preocuparan por las hormigas que se amontonaban alrededor de un caramelo caído al piso, la mayoría de los dungeon cores no se molestaban en prestar atención a Rokuko y a los otros tres.

—Oh, ¿todo bien aquí?

Justo entonces, una salamandra roja apareció.

Dungeon Core No. 112, Ontentoo.

El Dungeon Core de la dungeon de cincuenta y un pisos que prácticamente llenaba una montaña entera, la [Caverna en llamas].

Disfrutando completamente una vida tranquila con su esposa dragón rojo que era su maestra, incluso si no se le podía llamar de clase alta, él era un dungeon core afirmado en la clasificación media.

También era parte de la serie 100, así que era su superior.

—¿¡D-Dungeon Core No. 112-sama!?  ¿Qué asuntos tiene con nosotros?

—¿Ah?… Ah… Ah. Nada con ustedes. Aquí estás, 695. Ven.

—¿Eh? U-um, ¿esta persona?

—¿Qué? ¿Te estás quejando? Tú, ¿cuál es tu número?

—¡650! ¡D-disculpe, No. 112-sama, soy su fan!

Debido a que la serpiente no tenía una mano para saludar, le tendió su cola.

Sin embargo, Ontentoo lo ignoró y habló con Rokuko.

—Cierto. Bien 695, vamos.

—U-umm… sí.

Llevada por Ontentoo, Rokuko fue liberada del círculo de los tres.

Core 650, todavía tendiendo su cola, estaba totalmente sorprendido.

…Mientras se deshacía del moco de la babosa con [Limpieza], Rokuko se dirigió a Ontentoo, que caminaba silenciosamente delante de ella.

—U-umm, ¿No. 112… sama?

—¿¡Ah!? Tonta, no es necesario algo como [No.] o [-sama]. Más bien, ¿desde cuándo eres tan sumisa?

Girándose casi con un rugido como si estuviera a punto de golpearla en cualquier momento, Ontentoo acercó su rostro al de ella.

Como superior, el nombre de Ontentoo era algo conocido. Es por eso que desde el momento en que se llevó a Rokuko la gente había estado mirando su dirección.

—P-porque, una dungeon de bajo rango como yo… rodeada de tres personas, no les podía contestar.

—¿Haah? Ah, ah. Bien, bien.

Ontentoo picó a Rokuko con su cola con punta de fuego que era característica de las salamandras.

Era obvio que se contuvo, pero aun así todavía era considerablemente doloroso para Rokuko. Y un poco caliente. Pero él acababa de haberla ayudado, así que no era como si pudiera decir algo.

—Kukaka, no deberías decir algo como eso. ¡Tú me derrotaste!

—… Eso fue gracias a Kehma, no a mí.

—¡Kakaka! Eso no es mentira, honestamente no es malo… pero es verdad que tú ganaste. ¿La capacidad de un dungeon core no incluye a su maestro? En otras palabras, tratándose de mí, ¡el poder de mi amada esposa está incluido!

Ontentoo rio.

La gente a su alrededor escucho su conversación.

—… ¿Lo derrotó?

—¿Contra No. 112…?

—695… ¿La del rango más bajo?

Tales expresiones se podían oír a sus alrededores.

En particular, se podía escuchar a las personas preguntarse qué clase de truco sucio utilizó, pero como realmente habían usado un truco sucio, ni siquiera podía decir algo. La dungeon battle en sí misma tenía reglas irregulares en primer lugar.

—… Kehma dijo que fue un empate, ¿sabes?

—Entonces, ¿quieres probar cambiar quien ataca y quien defiende la próxima vez?

—Lo siento, pero tengo que negarme… ah, desde aquí estaré bien. Gracias por la ayuda, No. 112.

Con eso, Rokuko empezó a alejarse. Sin embargo, Ontentoo la detuvo.

—Bueno, espera. La presentación de [Padre] será pronto. ¿Qué tal si comemos algo hasta entonces? La carne aquí es bastante buena, ¿sabes?

—Ah, bueno. También hay comida este año… Aunque los dungeon core no necesitamos comer para vivir.

—Lo de esta mesa no es porquería ni está envenenado, así que no te preocupes. ¿O no confías en mí? ¿Oooh? Soy tu benefactor, ¿sabes?

—…Uu E-entonces voy a comer un poco.

Rokuko tímidamente mordió la carne que Ontentoo le ofreció.

En el instante en que lo mordió, los jugos de la carne se esparcieron en su boca, envolviendo su lengua con un delicioso sabor.

…No sabía qué tipo de carne era, pero estaba increíblemente deliciosa. Rokuko creyó que su sabor le encantaría a Meat.

—Ou, te estás ensuciando. [Limpieza].

—Om, ñom. G-gracias.

—¡Kakaka! De nada.

Después de un rato en que Rokuko comió hasta llenarse, una voz resonó por el área.

—[Hola, mis adorables hijos. ¿Están todos bien?]

Mirando hacia el cielo, había un hombre proyectado en un enorme monitor flotando en el aire.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                         Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Busqueda por fecha

Registrate