Novelas ligeras en español

lunes, 2 de enero de 2017

Takarakuji de 40-Oku Atattandakedo Isekai ni Ijuu Suru capitulo 20

Mientras emitía un sonido cada vez que sus botas pisaban el suelo de piedra, Isaac caminó por un corredor en la residencia de Nelson.

Como siempre, Isaac usaba la misma armadura ligera de cuero pero en lugar de la espada que siempre llevaba, ahora sostenía un ramo brillante de color amarilo en ambas manos como si fuera algo importante.

Después de caminar un rato llegó a su destino frente a una determinada puerta, Isaac, quien se puso nervioso, respiró profundo.

La luz del sol que entraba por la ventana abierta era brillante y a veces, podía sentír un agradable viento acariciándole.

Mientras era golpeado por el expléndido viento, Isaac quien llevaba un ramo cerró sus ojos.

– Ormasior-sama, por favor dame valor…

Hizo una oración al Dios de la guerra en quien creía con una leve voz, y luego abrió los ojos.

– Ugh, ¿por que estoy tan nervioso? Quizás es porque esta es la primera vez que nos reuniremos después de 4 años.

Isaac puso su mano en su pecho y comenzó a golpear su pecho intencionalmente y respiró otra vez.

Se peino su cabello corto y dorado con la mano, después de 10 segundos, ajustó su aliento, y con una leve voz se dijo así mismo “¡Puedo hacerlo!”. Entonces, lentamente abrió la puerta delante de él.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

– Ahhh, realmente, ¡ese bufón es muy insistente! Esta bien si me acaba de dar un regalo, ¿pero por qué necesito escuchar su molesto discurso? No quiero, ni siquiera por un segundo, casarme con ese comerciante. Realmente no lo entiendo.

Debajo de la sombra de un árbol en el patio de la residencia de Nelson, una chica de unos 15 años podía verse descansando con su cabeza en la mesa de madera.

Junto a la joven había una chica, una joven doncella cuyo rostro tenía pequeñas marcas de pecas que la hacían destacar. La joven gimió y se quejó con una expresión irritada.

La ubicación donde se encontraba la chica estaba completamente rodeada de árboles de jardín hasta más o menos la altura de su cabeza, por lo que en la postura en que se encontraba actualmente no podía ser vista por otros.

La chica llevaba un vestido de alta calidad con un tono blanco y volantes, su largo cabello castaño oscuro que llegaba hasta su cintura fluía suavemente y tenía un brillo hermoso.

Ella tenía un buen rostro; Sus ojos largos y cortados eran increíbles. Sin duda se convertirá en una espléndida y bella dama que será la envidia de muchos.

Sin embargo, ese hermoso rostro ahora estaba distorsionado por la irritación, los zapatos de cuero de alta calidad que llevaba puestos, pateaban la mesa donde se encontraba actualmente y producía un intenso sonido.

Debido a que ella le dio una patada a le mesa, las copas de cobre que estaban encima de la mesa hicieron un estrepitoso sonido.

– Pero, Lieze-sama, si realmente es tan desagrable para ti, por qué no rechazó los regalos y luego le hubiera dicho a los demás que no tenía ninguna intención de casarse…

La sirvienta, que ahora tenía una expresión de cansancio, comenzó a hablarle a la chica que continuaba pateando la mesa – Lieze. Ella giró su cabeza y miró severamente a la sirvienta.

– Te diré algo, Ayla. Si realmente dijera eso, ya no recibiría regalos, ¿cierto? Tomaré los expléndidos regalos que esos estupidos comerciantes y demás hombres traen con gran placer, y luego evitaré vagamente cualquier conversación matrimonial con conversaciones vacías y sonrisas alegres, mientras los adulo un poco. Después de eso, serán más constantes en traerme regalos. Si rechazo cualquier preposición de matrimonio, entonces pueden haber chismes con que me interesa Isaac. Mi padre desea que me case con Isaac, si hay algún chance, realmente lo haría realidad.

La sirvienta, Ayla, estaba suspirando dentro de su corazón, mientras hacía una leve reverencia para disculparse.

Lieze y Ayla estaban acostumbradas a conversar de esa manera, como era Ayla, ella esperaba que no tuviera la necesidad de decir algo, como si fuera un mueble.

Pero si no decía ninguna palabra entonces Lieze se enojaría con ella, así que ella se quedó así y escuchó su historia.

Despues de eso, Lieze se quejaba y murmuraba, entonces a lo lejos, se escuchó el sonido de la puerta que conducía al patio. Ella reaccionó con sensibilidad a ese sonido y rápidamente arregló su postura y corrigió su ropa desarreglada. Ella entonces tomó una taza de la mesa y bebió de ella de una manera elegante.

– Buenos días, Lieze-sama. ¿Interfiero en su momento de beber té?

Su anterior aspecto irritado desapareció por completo, Isaac vino en una dirección de 45 grados de Lieze, quien ya estaba en espera y preparó su actitud. Ella puso la taza sobre la mesa cuando Isaac salió de detrás de los arbustos del jardín y le sonrió alegremente.

– Ah sí. Los árboles verdes son tran hermosos que me hicieron querer tomar un poco de té mientras miraba el paisaje, así que le pedí a Ayla que preparara algunos. ¿Isaac-san quieres unirte?

Invitado por Lieze, Isaac parecía estar lamentándolo desde el fondo de su corazón.

– Me siento honrado de ser invitado, sin embargo, estaré viajando para inspeccionar la nueva fortaleza que está en construcción junto a la frontera de Balveil. Aunque es una invitación preciosa y alegre.

Lieze ya sabía de su padre que Isaac iría a inspeccionar la fortaleza hoy.

– Sí, lo sé.

Ella murmuró suavemente, mientras miraba a Isaac y llevaba su mano a su boca, hizo una expresión deliberadamente de sorpresa.

– Oh mi, eso está muy lejos… ¿El otro día fuiste a inspeccionar en una aldea lejana y hoy irás a inspeccionar la fortaleza? Padre es muy duro con sus hombres…

– Fufu, creo que tienes razón, sin embargo, aunque soy una persona inexperta, para que se me confíe el importante deber de inspeccionar la fortaleza, estoy muy feliz. Aunque será una tarea difícil, el pensar que esto ayudará a Nelson-sama, preservaré ante cualquier dificultad.

Isaac dijo eso mientras mostraba una expresión de felicidad, Lieze inmediatamente lo miró con una expresión sin emociones.

– Gracias.

Ella le respondió a Isaac con una sonrisa floreciente.

Hasta entonces Isaac estaba atrapado por el nerviosismo, sin embago podía mantener una conversación normal, pero después de recibir esa sonrisa, inmdiatamente su rostro se ruborizó y apartó la mirada hacia los alrededores para calmarse.

– ¡N-Noo! ¡Umm, creo que estarías feliz de recibir esto así que lo traje conmigo!

Él dijo mientras le mostraba un ramo amarillo que le había traido a Lieze.

– Oh mi, ¡qué ramo tan hermoso! Muchas gracias, Isaac-sama.

Lieze recibió el ramo y lo sostuvo en su pecho como si fuera algo importante, y entonces respondió con una sonrisa encantadora a Isaac.

El rostro de Isaac, que una vez más recibió la sonrisa de Lieze, se volvió aún más rojo que antes.

– No, ¡es un honor verla tan feliz! ¡Bueno entonces, si me disculpa!

Después de dar una reverencia, salió rápidamente del patio.

Lieze observaba la espalda de Isaac que se alejaba, y cuando Isaac desapareció de su vista, le entregó el ramo a Ayla.

– Ayla, usa la mitad de esto para decorar mi habitación. Te daré la otra mitad a ti… Espera un momento, ¿por qué tus ojos parece que vieron algo lamentable?

Después de entregarle el ramo a Ayla, quien miraba la puerta donde Isaac se había ido con la mirada llena de simpatia. Lieze se levantó de su silla y se estiró.

– Ah, que cansancio. No hay más reuniones con personas hoy.

Lieze suspiró aliviada, luego sacó de su bolso tres gemas azules que tenían la misma forma junta.

– Bueno entonces, voy a vender dos de estas en la ciudad, entonces utilizaré ese dinero para ir de compras. Ayla, si hay algo que quieras, puedes decirlo, te lo compraré.

– Lieze-sama, creo que Isaac-sama es realmente una persona maravillosa. ¿Está insatisfecha con él como su pareja matrimonial?

Ayla preguntó mientras movía los ojos entre el ramo y Lieze. Ella hizo un pequeño humph, y después de mirar la puerta por donde Isaac había salido, comenzó a hablar.

– Ah, es cierto, creo que es una maravillosa persona. Su rostro es lindo, es amable, y hace bien su trabajo… Creo que si nos casamos me apreciará mucho. Sin embargo, perderé mi libertad…

– ¿Por qué?

– Ya que tiene el mismo pensamiento que mi padre. Si me caso voy a tener exito en la casa de Istelle, así que ya no podré vivir con lujos, ¿verdad? Aunque no voy a declarar que quiero gastar el dinero como el agua, vivir una vida modesta como Padre o Madre para el resto de mi vida, lo siento pero no quiero.

– …

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Mientras tanto, después de salir del distrito de negocio de la ciudad por el bien de vender los Arcadian Bugs con un precio más alto, el grupo de Kazura llegó al distrito de negocios de clase alta en el centro de la ciudad.

Como estaban caminando hacia el centro de la ciudad, los edificios se hacían más impresionantes. Había muchos edificios de 3 pisos; Incluso hay grandes edificios parecidos a los templos.

Las personas que iban y venían en la calle también vestían magníficos vestidos justo como los edificios; Aquí y allá se podían ver guardias.

El grupo de Kazura miró a los alrededores para encontrar la tienda, y cuando la encontraron, entraron a la tienda.

El interior de la tienda, al igual que las tiendas de los distritos anteriores, se exhibían pocos alimentos. No sólo había inflación por los precios, sino que también había un aumento de precios que corresponde a la naturaleza de la clase alta de la tienda.

– Bienvenido. ¿Necesitan algo, señor y señora?

Cuando ellos entraron, fueron rápidamente recibidos por el comerciante de mediana que edad.

La ropa que llevaba era bastante cara, al parecer.

– No, sólo nos detuvimos para vender Arcadian Bugs, sin embargo, ¿le gustaría comprar algo?

– Oh… Arcadian Bug, ¿cierto? Recientemente es difícil conseguirlos.

Valletta sacó una bolsa con Arcadian Bugs y el comerciante confirmó el interior de la misma.

Después de confirmar el contenido, el comerciante sacó un Arcadian Bug y lo golpeó en su espalda. Parece que quería medir el tamaño y la complexión.

– Hmm. Comparé 8 de estos por 15 Ar cada uno, ¿te parece?

Como se esperaba de una tienda que maneja ingredientes de alta calidad.

En comparación con la tienda anterior que sólo podía comprar por 12 Ar, esta tienda los está comprando por 15 Ar, 3 Ar más.

– Hmmm bueno, 15 Ar es… ¿Podría comprar a un precio más alto?

– Hmmm… Lo siento, pero nuestro límite de tienda es de 15 Ar, ya ves.

Valletta pensó que sería un desperdicio venderlo en la primera tienda después de haber tenido problemas para venir al distrito de clase alta. Ella no tenía nada que perder, pero parece que esta tienda no puede comprarlos por más de 15 Ar.

Valletta le dijo que vería lo que otra tienda le puede ofrecer y después de guardar el Arcadian Bug, salió de la tienda.

– Entonces, ¿vamos a las otras tiendas? (Valletta)

– Um, tengo una petición. Mientras que Valletta-san está vendiendo los Arcadian Bug, ¿qué tal si voy a comprar los clavos? Creo que podemos salvar algo de tiempo. (Kazura)

– Eh… ¿Kazura-san irá solo? (Valletta)

Desde que Kazura comprendió que los Arcadian Bugs pueden venderse a un precio más alto, habló con entusiasmo acerca de ir a otra tienda a Valletta, pero ella miró a Kazura con una expresión incomoda.

– Todo estará bien. Dado que las otras tiendas muestran el precio en el tablero, creo que no se venderán a un precio irrazonable. (Kazura)

– ¡Yo también iré, así que estará bien! (Myura)

Valletta sonrió después de ver a Kazura y Myura que también estaban sonriendo y haciendo contacto visual como diciendo “por favor~”.

– ¿Es así? Entonces, por favor compra los clavos. En cuanto al dinero…

– Ah, no tienes que preocuparte por el dinero. Dado que, he traído algunas mercancías de mi país para vender.

Valletta trató de sacar la bolsa con el dinero de cuando se vendió la leña, pero Kazura le mostró la mercancía que llevaba dentro de la bolsa.

Valletta miró a Kazura y la bolsa que llevaba, y entonces se sintió incomoda sobre el tipo de mercancía que Kazura iba a vender. Le preocupaba que Kazura vendiera algo escandaloso.

– Entiendo. Pero, por favor toma el dinero si no es suficiente. Creo que el precio es de unos 40 Ar para un paquete de 100 clavos.

– Entiendo.

Después de que Kazura dijo eso, él vio a Valletta mientas entraba en otra tienda. Examinó la plaza en busca de una tienda que tuviera la apariencia de una tienda general y después de encontrarla, fue a la tienda mientras llevaba de la mano a Myura.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

– Buenos días~, disculpe, tengo algo que quiero vender~.

Kazura, que ahora estaba dentro de la tienda, llamó al comerciante.

Dentro de la tienda había varios accesorios de madera en forma de animales, brillantes espejos de mano de cobre bien pulidos, y otros artículos.

Lo que encontraron en el interior parecía tener un precio muy alto, como el collar de gemas de turquesas verdes y otros productos.

Cuando Myura se encontró con el espejo de mano ella corrió hacia él y levantó la voz como un “Wah”. Ella tuvo cuidado de no tocarlo, mientras miraba curiosamente su reflejo que rara vez veía.

– Sí, sí, ¿qué tipo de cosas quieres vender?

El comerciante era una anciana que llevaba ropa elegante y estaba sentada en una silla dentro de la tienda. En sus manos, había un libro de cuentas. Cuando Kazura la llamó, su mano se detuvo. Una sonrisa amable flotaba en su cara mientras se frotaba la mano y se acercaba a Kazura.

Dentro de la bolsa que Kazura había traido había 10 ocarinas de manera, sacó dos de ellas y le mostró una de ellas a la anciana.

Esas eran ocarinas hechas a mano que él compró personalmente en una tienda en japón por unos 2980 Yenes cada una. La superficie estaba revestida de barniz por lo que tenía un brillo hermoso.

– ¿Qué le parece? ¿Me pregunto si quisiera comprarlo?

La anciana, que había recibido la ocarina, la miró atentamente mientas su mano acariciaba la superficie para comprarbarla.

– Uumm, ¿cómo se llama esto? Quizás debido a mi edad no lo puedo recordar… Uumm.

– Es una ocarina, ¿pero sabe sobre ella?

Kazura le preguntó que le parecía mientras estaba perpleja ante la ocarina que tenía en su mano.

– Ah… tiene razón, es una ocarina. Olvidar las cosas es muy malo cuando te haces viejo. Hehehehe.

La anciana dijo eso mientras se reía.

(Así que, la ocarina también existe en este mundo. Con esto no tengo que preocuparme por venderla.)

Kazura pensaba eso. Él había comprobado en Internet que la ocarina es un instrumento musical que había existido desde la antigüedad. Así que estaba encantado de que su decisión de haberla comprado fuera sido útil.

– Y así, quiero vender dos de estas ocarinas. ¿Por cuánto esta dispuesta a comprarla?

Cuando Kazura le preguntó, el rostro de la anciana se puso serio. Frotó la ocarina mientras decía “ummm” por un tiempo, después de eso, con una cara amarga finalmente habló.

– La ocarina que estás vendiendo recientemente tiene una demanda muy pobre. No importa como la brillante madera se hizo, un pequeño ornamento como este no es muy popular.

La anciana le dijo eso mientas acariciaba la ocarina. Kazura pensó que la anciana malinterpretó la ocarina por otra cosa.

– La ocarina no es un adorno, sino un instrumento musical.

Él dijo eso mientras se reía y entonces puso la ocarina en su boca, era para mostrarle el sonido que la ocarina producía.

Al escuchar el tono, Myura quien estaba viendo el espejo de mano volvió corriendo a donde estaba Kazura.

– Waa, que sonido tan hermoso… es agradable.

Ella dijo eso mientras miraba a Kazura.

La anciana que escuchó el sonido de la ocarina abrió los ojos y se quedó sorprendida, pero Kazura no se dio cuenta cuando dejó de soplar la ocarina y le sonrió a Myura.

– Sí, también puedes intentarlo.

Y entonces, él le entregó la ocarina a Myura.

Myura rápidamente puso la ocarina en su boca, y deliciosamente produjo silbidos.

Una vez más miró a la anciana quien tenía una expresión complacida. Ella había arreglado su expresión de sorpresa rápidamente y sonrió agradablemente, justo como antes, mientras frotaba sus manos.

– ¿E-Es así? ¿Es así? La ocarina es un instrumento musical, ¿cierto? Pero, al igual como lo dije antes, será difícil venderlo ya que no es muy popular… ¿En primer lugar en cuánto quieres venderlo?

– ¿Eh?… Ummm, dejame ver.

Escuchando las palabras de la anciana, Kazura cruzó los brazos y empezó a pensar.

Debido a que la leña que había llevado a la aldea con todas sus fuerzas se vendió por 62 Ar, no creía que pudiera vender la ocarina por un alto precio.

De cualquier modo, de lo que la anciaba había hablando antes, la ocarina también existía en este mundo. Además a juzgar por su historia, no es algo caro. Kazura pensó en ese momento, “será bueno bueno si se vende a este precio” y puso todas sus esperanzas cuando habló.

– ¿Qué la parece una pieza por 20 Ar?

– ¡¿*shock*?!

Cuando Kazura sugirió el precio y pensó que era demasiado alto, la anciana se sorprendió y comenzó a toser.

Viendo la reacción de la anciana, Kazura se preguntaba si el precio era demasiado alto e hizo una corección inmediata.

– Ah, eso es mentira, ¡sólo estoy bromeando! Venderé las dos por 20 Ar, ¿qué le parece?

– ¡Fu, ¿dos piezas por 20 Ar?! Entiendo, sacaré el dinero, ¡por favor espera un momento!

Para la correción del precio de Kazura, la anciana se puso nerviosa y volvió al interior de la tienda. Rápidamente regresó con dos monedas de cobre.

– Sí, son 20 Ar… Ummm, pero esto no cubre el costo de los clavos…

Él recibió dos monedas de 10 Ar y también le dio la ocarina a Myura que estaba soplando a la anciana. Kazura reviso el contenido de su bolsa.

En cuanto al otro lado, la anciana que recibió dos ocarinas la acariciaba con un rostro encantador.

Viendo a la anciana así, Kazura pensó.

(¿Me pregunto si realmente le gusta la ocarina?)

Kazura tuvo un pensamiento incorrecto. Una vez más miró el interior de la tienda.

Allí, varias gemas de colores se mostraron en el interior y sus ojos se mostaron interesados.

Miró la pequeña gema de zafiro. La transparecia era mala y el trabajo era duro.

Después de ver eso, Kazura miró dentro de su bolsa y sacó una bola de cristral de color rojo de unos 2 cm de diámetro.

Ese crital rojo era algo que había comprado en la sección de la tienda de regalos en el Home Center en Japón. En el Power Stone Corner se vendieron varias gemas en grandes cantidades. Podía venderla en el otro mundo así que lo pensó un poco y la compró.

Ese crital rojo (creía que se llamaba cuarzo rosa) fue cortado por una máquina en una esfera perfecta. Tenía un color rosado transparente y era hermoso. Sin embargo, quizás porque se produjo en masa, el precio era muy bajo. Sólo 250 Yenes por una joya.

– Ummm, también quiero vender esto, ¿qué le parece?

Kazura dijo eso mientras le mostraba el crital rojo (250 yenes con impuestos) a la anciana que puso la ocarina que estaba acariciando en el estante. Pero por alguna razón su mano estaba temblando cuando recibió el cristal.

– ¡E-Ehhhhhh! ¡La compraré!

La anciana miraba el cristal rojo con una mirada tan fuerte que en cualquier momento podrían salirse sus ojos y con una amplia sonrisa en su rostro. Kazura se sorprendió al mirarla.

Pero, Kazura vio a la anciana mostrar una sonrisa agradable, así que pensó que sus ojos habían cometido un error.

– ¿Es eso cierto? Entonces es bueno. ¿En cuánto lo comprará?

– Déjame ver… esto es, bueno… pienso que unos 200 Ar.

– ¡¿200 Ar?! ¡¿Por 200 Ar?!

200 Ar era un precio increíble; Kazura levantó su voz inconscientemente y tomó el cristal rojo de la anciana.

Entonces la anciana, que estaba mirando el cristal rojo con ojos saltones, entró en pánico y comenzó a hablar.

– Aaaa, ¡c-cometí un error! ¡2000 Ar! ¡¡La compraré por 2000 Ar!!

– …¿Qu-? ¿2000 Ar?

– ¡Sí! La compraré por 2000 Ar.

La anciana de repente gritó y tomó el cristal rojo; Ella habló en una condición de exitación después de ver la hermosa gema que nunca había visto antes. Ella entendió mal la exasperación de Kazura, pensando que el precio que ofrecía era demasiado bajo.

Y sin embargo, fue su culpa que el precio aumentara, porque ella se ofreció a comprarlo por 2000 Ar. En una estimación rápida de parte de ella, creía que podría venderse por más de 3000 Ar. Es por eso que de inmediato soltó el precio de 2000 Ar.

Sin embago, vio que Kazura estaba boquiabierto. Entonces notó que había cometido un impensable error, y inmediatamente su rostro se puso pálido.

– Kazura-sama, esta piedra, tiene escrito 1200 Ar. Es caro, ¿cierto?

La anciana, en pánico quiso hablar para corregir el precio, pero era para obstruirlo. Myura miró la gema en un estante en el interior de la tienda mientras hablaba. Ahora era demasiado tarde para que ella corrigiera el precio.

Kazura se dio cuenta que había sido engañado.

Si pensaba en la conversación que habían tenido hasta ahora, no había duda de que ella bajó el precio de la ocarina cuando él se la vendió.

Sin embargo, esa negociación ya había terminado. Ella también quería comprar el crital rojo por un precio más barato, aunque el precio es aún mayor.

Kazura soltó un suspiro. Él necesitaba reflexinar sobre su ingenuidad. Dejó las ocarina y pensó en ellas como una cuota de la matrícula.

– Aaaah, entonces 2000 Ar… No, ¿lo compraría por 2500 Ar? Si no quiere entonces iré a otra tienda.

La anciana haría un buen beneficio, pero desgraciadamente, ella cometió un error al tratar de engañar a Kazura. Pero incluso si ella lo compra a 2500 Ar, aún podría sacar un beneficio decente.

La anciana, mientras maldecía su propia negligencia, dijo en voz baja:

– Por favor vuelva pronto.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Capitulo anterior                                                                             Capitulo siguiente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Busqueda por fecha